Adblocker, la pesadilla de las publicaciones

Santos Pérez | El Diario | Sábado 09 Abril 2016
How Adblock Plus works
Aún recuerdo aquellos tiempos en el que al visitar un sitio web aparecía la publicidad en ‘pop-ups’, ventanas que se abrían de manera repentina y que eran difíciles de cerrar, en ocasiones con video o sonido.

En aquellos tiempos no había extensiones para los navegadores… Chrome ni si quiera existía. Firefox no tardó en implementar un bloqueador de ‘pop-ups’ por defecto, y así, poco a poco, este tipo de publicidad fue desapareciendo.

La publicidad digital tuvo que buscar otro tipo de enfoque, y fue de esta manera como se incorporó la publicidad ‘display’, la publicidad que se utiliza hoy en día, banners que se insertan en las páginas y permiten monetizar el contenido. La mayoría de ellos son imágenes, otros gifs, y hasta hace poco había algunos en Flash que no tardaron en convertirse a HTML5.

Algunos no afectan para nada al usuario, sin embargo, otros abusaron de este formato tanto que comenzó a generar molestias. Fue así como surgieron diversas soluciones para terminar con ellos, siendo hasta el día de hoy la más popular, extensiones para bloquear publicidad como Adblock o Adblock Plus.

Su funcionamiento es muy sencillo: bloquear cualquier banner que se encuentre en la página. Permiten configurar ciertos filtros reportando publicidad que a veces se disfraza de contenido. Asimismo desactiva su funcionamiento en ciertas webs, pero el objetivo es claro: bloquear la publicidad.

Cada vez hay más personas con estas extensiones, así lo indica un estudio llevado a cabo por PageFair y Adobe, en el que las cifras deberían de asustar a aquellos que ganan dinero con publicidad en Internet; 144 millones de usuarios mensuales, casi un 5 por ciento de todos los usuarios de Internet.

Asimismo, 30 por ciento de los usuarios con bloqueadores de anuncios indican que están abiertos a la publicidad no intrusiva, evitando solamente los anuncios molestos, destacando los que incluyen sonido, los pop-over, pre-roll y mid-roll que no se pueden saltar.

Cómo afectan los bloqueadores a publicaciones

El usuario se encuentra satisfecho por esta solución tan sencilla, pero hay otro sector, la otra mitad del mercado, que no lo está: las publicaciones de Internet.

Ya que la publicidad tradicional display es una de las principales fuentes de ingreso, hace que algunas páginas opten por una solución drástica: “desactiva Adblock o no puedes ver nuestro contenido”.

Unlock this site
Incluso algunas empresas ya están estudiando demandar a Adblock por “amenazar su supervivencia”.

Adblock no sólo afecta a las páginas web, también daña a Youtubers o Streamers. Tyler Bronson, un famoso youtuber habló con The Comunicator y se refirió al problema con la siguiente cita: “si el 50 por ciento de las personas que ven mis videos usa Adblock, los ingresos se reducen a la mitad, haciendo que el hundimiento sea casi catastrófico para los youtubers, streamers y anunciantes”.

Anuncios “aceptables”

Todos los anuncios, por defecto, son bloqueados, y esto afecta también a la publicidad que no es molesta. Desde hace tiempo, Adblock Plus activó el programa “Anuncios Aceptables”, su funcionamiento permite mostrar la publicidad que no es molesta y que cumple con algunos requisitos.

Lamentablemente para Adblock Plus es imposible reconocer cuándo un banner cumple con los requisitos y cuándo no, Adblock Plus ha firmado varios acuerdos con páginas web y anunciantes, inclusive se puede solicitar ser incluido en “la lista blanca” desde este formulario, aunque conseguir aprobar los requerimientos no es nada fácil.

Y ahí es donde nace la polémica más grande, ya que Adblock Plus presuntamente ha desbloqueado algunos anuncios de Microsoft y Google, solicitando una suma importante de dinero para hacerlo.

Según el Financial Times, Adblock Plus estaría pidiendo una cuota a las multinacionales. No es la primera vez que surge el rumor.

Según AdBlock Plus todos pueden figurar en la lista de excepciones sin tener que pagar, haciendo de éste un servicio gratuito para pequeñas páginas web.

¿Una solución con final feliz para todos?

please
Hablamos de una solución radical: bloquear las visitas que tengan Adblock, pero el futuro de esta solución no va por buen camino. Otra de las soluciones, a la que recurre esta casa editora, por ejemplo, es explicar a sus usuarios los motivos de porqué es preciso desactivar Adblock, y solicitarles que así procedan.

A finales del año pasado, Google lanzaba una nueva iniciativa totalmente diferente: Google Contributor. El usuario que no quiera ver anuncios pero que quiera ayudar a sus sitios web favoritos, puede escoger pagar entre 1 a 3 dólares mensuales que se repartirán entre los sitios del programa que visite, por ahora sólo se encuentra disponible para Estados Unidos y para pocas páginas web, aún así no parece tener popularidad.

¿Estamos ante el fin de la publicidad tradicional en Internet?

“La publicidad está muerta, la publicidad la ha matado” titulan en un interesante artículo en Fast Co, y Salon ya pronosticaba el final de la publicidad online en 2013.

El tráfico móvil avanza rápidamente y parece que la gran compañía Google no puede hacer nada para evitar que los bloqueadores de anuncios se encuentren en Google Play. El año pasado Google eliminó la app de Adblock Plus para Android, pero ésta aún se puede instalar desde la web oficial.

¿Qué es lo que le espera a la publicidad en Internet? Esa es una pregunta aún sin respuesta.  

Comentarios