• Miércoles 29 Marzo 2017
  • 15:47:48
  • Tipo de Cambio $18.50 - $19.30
  • 22°C - 72°F
  1. Miércoles 29 Marzo 2017
  2. 15:47:48
  3. Tipo de Cambio $18.50 - $19.30
  4. 22°C - 72°F

Delicias

MENSAJE DOMINICAL

El Diario | Domingo 19 Marzo 2017 | 19:14 hrs

 


A mi unicornio Azul, el que alguna vez se nos perdió a todos

Se encuentra lo que se ama,

se pierde lo que se olvida y cuando te pierden y te olvidan

esmomento de encontrarte y amarte.

 




Esta reflexión surge de una gran inquietud que causó en mi corazón la canción siguiente de Silvio Rodríguez, me tiene despierto a las



11:30pm, me hirió realmente de amor y me tiene aquí escribiendo. Así es el arte, impacta. No por nada dijo Heidegger que era el más noble de los oficios, y también cuando te hiere es tan noble que te hereda creatividad.  La canción versa así:

 

Mi unicornio azul ayer se me perdió,

pastando lo dejé y desapareció.

cualquier información bien la voy a pagar.

las flores que dejó

no me han querido hablar.



Mi unicornio azulayer se me perdió,

no sé si se me fue,no sé si extravió,

y yo no tengo másque un unicornio azul.

si alguien sabe de él,le ruego información,

cien mil o un millónyo pagaré.

mi unicornio azulse me ha perdido ayer,

se fue.



Mi unicornio y yohicimos amistad,

un poco con amor,un poco con verdad.

con su cuerno de añilpescaba una canción,

saberla compartirera su vocación.



Mi unicornio azulayer se me perdió,

y puede pareceracaso una obsesión,

pero no tengo másque un unicornio azul

y aunque tuviera dosyo solo quiero aquel.

cualquier informaciónla pagaré.

mi unicornio azulse me ha perdido ayer,

se fue.

 

Las fotografías de los desaparecidos siempre me han quebrado el corazón, detrás de ellos está la historia de los corazones añorando su llegada: la familia; los hijos muriendo de ternura, los hermanos esperando el alegre abrazo fraterno, las madres sollozando por quien amamantaron, los ojos que tanto aman y lloran al amante. Perder no es humano.

Pienso luego en todos aquellos que se han perdido en mi historia de vida, pero no en mi memoria, todos han pasado por mi corazón y representan algo importante, han dejado una secuela, soy ellos porque han estado en mí, por eso soy capaz de hablar en tantas lenguas, aunque no sepa una sola después del español. Porque hablo la lengua de las lágrimas, de las sonrisas, de las luchas, de los trabajos, de los anhelos y esperanzas de los que he conocido. En cada mirar tengo un hogar y en mi corazón tiene un reposo. Porque cada uno es mi unicornio, diría Silvio Rodríguez, ese unicornio que se perdió es cada uno de los que han quedado atrás en el tiempo e historia, pero cada uno es único, porque cada uno tiene su color especial y ese color impregnado en mi corazón hace que cuando el amor de Dios penetre como luz a través de mi corazón para iluminar la oscuridad, se ilumine de múltiples colores.

El unicornio, tiene un rostro: el que hice llorar, el que hice reír, mis hermanas, mis sobrinos, mis padres, mis amigos, mis enemigos, mis compañeros del jardín de niños, y de cualquier nivel escolar, el unicornio no es anónimo, es real; es cada persona con la cual he cruzado palabra, he compartido un lugar de camión pasajero mientras que solo cruzamos de una ciudad a otra, el unicornio es todos y es, tú. Es rostro.

A todos los llevo en cada discurso, algunos habitan en las tumbas, otros en los cielos, otros tantos cerca y lejos de mí, son mis unicornios muertos y vivos, pero como no creo en la muerte; en realidad nunca se han ido, su presencia es más fuerte, la muerte no existe para los que creen en Dios, el tiempo tampoco y el espacio solo es una barda que se salta con dedicación y esmero, a veces con un poco de dinero.

En lo personal, soy de esas personas que van con el corazón roto de ausencia, recuerdo aun cuando mi padre viajaba cada semana para proveer alimento, sé que a él también le rompía el corazón. En lo personal, creo que cada que conozco a alguien que amo hasta unirme con una intimidad de amistad profunda, el Señor se encarga de movernos del espacio y el tiempo compartido. Para mí no es ninguna condena, a veces pienso que Dios está celoso del espacio que quiere para Él… y si solo es un pensamiento de piedad sin fundamento, de algo sí estoy seguro razonablemente: “que esas ausencias le han abierto siempre campo a mi relación con Él, para poder guardarlos siempre entre las manos de mi amistad con Dios, ahí donde las cosas y personas se guardan para siempre y para la eternidad, una oración de amor autentico y genuino”.  A veces quisiera estar en todos los lugares, con todas las personas, y cuando el deseo es más fuerte, oro con más fuerza.

Unicornio, me podrán arrebatar tu presencia, como si Dios buscará esconderte de mí. Pero Dios mismo me ha dado la memoria, para guardarte y que vivas siempre en mí. Dios me ha dado la oración creativa de mi voluntad e intelecto. Cuando te pierdas, aunque no te encuentre, siempre encontrare la forma de encontrarte. Unicornio… donde quiera que estés, siempre te alcanzaré con una oración de eternidad, porque la oración la escucha Dios, Dios es eterno y Dios todo lo ve, todo lo puede, todo lo recuerda, todo está en su presencia, todo lo alcanza.

Pbro. Luis Ramón Mendoza López

In hoc signo vinces

 

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo