• Domingo 28 Mayo 2017
  • 0:43:41
  • Tipo de Cambio $18.70 - $18.73
  • 29°C - 84°F
  1. Domingo 28 Mayo 2017
  2. 0:43:41
  3. Tipo de Cambio $18.70 - $18.73
  4. 29°C - 84°F

Delicias

A una voz: Justicia y Paz

Por: América Victoria Aguilar Gil | Jueves 18 Mayo 2017 | 20:48 hrs

 

 

¡NO SALIR DE NOCHE!, Fueron las recomendaciones de los diputados de Acción Nacional ante la ola de violencia que se ha desatado en el estado, específicamente en Cd.  Cuauhtémoc. Tras leer estas declaraciones, un escalofrío me remontó al 2007 cuando comenzábamos a escuchar día tras día acerca de las ejecuciones que se estaban llevando a cabo. Después las extorsiones, los robos a casa habitación y los vehículos. Los secuestros exprés, donde las víctimas eran mujeres, que antes de despojarlas de sus vehículos y abandonarlas eran agredidas físicamente, incluso, sexualmente. Posteriormente toque de queda, a las 8:00 de la noche no se podía ya salir a ningún lado porque todo estaba cerrado. Se quemaron restaurantes y bares. Ejecutaron a empresarios que no querían pagar cuota, hasta a los eloteros se les pedía su aportación para poder seguir trabajando.

A ese grado nos llevó la violencia y la impunidad.  

Hoy, no puedo dejar de pensar con miedo, que tal vez estamos caminando nuevamente por ese sendero. La violencia en el Estado se ha recrudecido considerablemente. Si las cifras estaban maquilladas o no es lo que menos interesa, lo que consterna es que en el presente hay balaceras hoy sí y mañana también. Que dejan víctimas inocentes, que estamos envueltos en un sinfín de hechos trágicos. Y nos duelen. 

No es una ocurrencia el volver a escuchar, a leer y a declarar que en Chihuahua queremos Paz. Es resultado de una serie de eventos sumamente desafortunados que hemos presenciado los últimos meses, es el exigir a nuestros gobernantes la garantía de seguridad y justicia en la cual deberíamos de vivir. Definitivamente no es ocurrencia, quienes nos gobiernan, cuando nos pidieron el voto nos lo prometieron, en derecho son quienes tienen el uso legítimo de la fuerza para darnos esa garantía, como ciudadanos, como Chihuahuenses. Vivir en paz es una exigencia genuina.

No es sólo el hecho de decir que se han incrementado los homicidios en más de 160% en los últimos meses, eso sería perder nuestra humanidad. Es decir, Miroslava, Matilde, Andrea, Lucía, Adrián, Francisco, Luis y cientos de nombres de mujeres y hombres que han perdido todo; perdimos a personas con una historia, con sueños y proyectos. Vidas interrumpidas, sueños arrebatados. 

Perdimos la justicia en gestos, que incluso parecen permisivos, con un actuar por parte del gobierno que deja mucho que desear. Pareciera que niegan la justicia, aunque figurativamente debe ser ciega para garantizar la igualdad, ahora da la idea no de ser ciega, sino que no quiere ver, nos está dando la espalda. Está culpando de los homicidios al crimen organizado, culpa a las mismas victimas. Es aquí donde la exigencia se hace más fuerte, la justicia no es voluntad ni arbitrariedad, es necesidad.

No se puede y no se debe echar todo en un mismo costal, las causas de la violencia son sumamente diversas. Cada lamentable acontecimiento tiene características que deben ser investigadas. Dar por hecho situaciones, deslegitimar a las víctimas y hacer ver como si ellas tuvieran la culpa de haber sido asesinadas  forma también parte del crimen.

Las autoridades no deben olvidar igualmente que la omisión es un pecado, es irresponsabilidad, incompetencia. La omisión es cómplice del crimen. 

Hay algo que no se le puede negar al actual gobierno y es el avance en su promesa de campaña sobre meter a la cárcel a la red de corrupción que existía en el gobierno de César Duarte. Sin embargo, hay que decir que eso no es todo, se aplaude, pero el hecho que Garfio, Tarín, Yáñez y Villegas estén en la cárcel no me garantiza salir a la calle con seguridad. No me garantiza que no vuelva a vivir como en el 2008.

 Tal vez los miembros del actual gobierno no saben de lo que hablo, porque la mayoría de ellos no vivían aquí, pero lo que yo quiero, y lo que Chihuahua quiere es poder caminar por las calles con seguridad, en un ambiente de sana convivencia. Que las buenas personas sepamos que nuestros derechos están garantizados, y no es necesario esconderse, y aquellos, cuyas acciones desafían la vida y el bienestar tendrán la consecuencia y el castigo merecido. Que las autoridades hagan lo necesario para detener el huracán de homicidios. Trabajar para que la justicia llegue a las víctimas y a sus familiares y se castigue a los culpables. 

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






..

Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo