• Martes 18 Septiembre 2018
  • 6:42:31
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 6:42:31
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

Pelea otro round… por su salud

El Diario de Juárez | Viernes 01 Abril 2016 | 08:41 hrs

Tomada de video |

José Ángel Mantequilla Nápoles a los 75 años from El Diario de Juárez on Vimeo.



Ciudad Juárez.- El excampeón mundial de peso welter  José Ángel ‘Mantequilla’ Nápoles luce, hoy con casi 76 años encima, la barba y el cabello encanecidos y cinco enfermedades severas que amenazan su salud.



Bertha Navarro, su esposa, dice que a partir de que contrajo Alzhei-mer, su marido de origen cubano dejó de dar entrenamiento en el gimnasio de los Baños Roma, pues “se perdía mucho en la ciudad”.



Aparte padece diabetes, Parkinson, enfisema pulmonar y será intervenido de la próstata el 8 de abril próximo, revela.



Nápoles Colombat vive con su mujer en una vivienda prestada en la calle República de Chile 174 sur de la colonia Partido Romero.



Nápoles nació el 13 de abril de 1940 en Santiago de Cuba, de donde salió cuando tenía unos 21 años.



Se naturalizó mexicano y en 1969 llegó a tener el título de campeón mundial de peso wélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).



Ahora habla poco, pero sonríe a todo el que se detiene a saludarlo y le da un buen trato. Desde hace cinco años ya no instruye a nadie en el deporte de los puñetazos.



“Estaba muy chavalo cuando yo peleaba aquí y allá y en todos lados”, expresa.



“Ella siempre me ha querido ella, siempre”, dice de su esposa.



En Cuba, a él le decían “Minino” y a su hermano Pedro lo llamaban “Mantequilla”, pero cuando se vino a México los confundieron y a él se le quedó el mote de “Mantequilla”, narra su esposa Bertha Navarro.



Informa que Nápoles actualmente recibe atención médica en el ISSSTE y generalmente ella lo transporta en silla de ruedas, pues “es poco lo que puede caminar y tiembla mucho, sí está enfermito”.



“Ya no distingue las fechas, ni el año, ni el día, duerme muy mal, sus días transcurren en la recámara donde juega baraja y luego sale a la calle a fumar un puro”, expresa.



“Le compro los más bajitos, no porque no pueda comprarle uno bueno, sino porque ya se marea mucho, luego se mete a la casa todo destanteado y a tiemble y tiemble”, añade.



Bertha Navarro dice que ella y José Ángel tienen 26 años juntos, “desde que él llegó a Ciudad Juárez” aproximadamente en 1990, pero no procrearon hijos en común aunque tanto ella como él tienen descendencia con matrimonios anteriores.



“Mantequilla” necesita atención, pero no médica porque cuenta con buenos doctores, sino algo de reconocimiento, agrega.



“Me gustaría que se le hiciera un homenaje, ahorita que aún de vez en cuando tiene algún recuerdo, porque su enfermedad va progresando y rápidamente va avanzando”, expresa.



Informa que planea vender todo el equipo que tiene en el gimnasio de boxeo en los Baños Roma, que se ubica en las calles Ignacio Mejía y Justo Sierra de la colonia Partido Romero, y con ese dinero quiere llevarlo a la Ciudad de México donde hay un médico que retrasa el Alzheimer.



Dice que ella comenzó a sospechar que tenía esa enfermedad porque se perdía mucho en la ciudad, a veces iba a comprar una hamburguesa y duraba horas para retornar.



Hace unos dos años, ella salió al ISSSTE y cuando regresó encontró que su marido tenía una pintura de él, en posición de boxeo, pero no recuerda quién se la regaló, refiere.



La única pista que tienen y que no han podido descifrar es la firma del pintor: “RED”. Otras veces le pedía a él que la esperara en algún lugar mientras ella iba a pagar algún recibo, y cuando regresaba ya no lo encontraba, entonces duraba horas para volver, agrega.



Una vez el excampeón salió a ver a reunirse con unas personas de la Comisión de Box y ya no regresó, y resultó que había chocado y estaba detenido, informa.



Fue cuando el padecimiento se le agravó, entonces lo llevó al IMSS y los médicos le diagnosticaron Alzheimer, expresa. “Es muy importante impedir que pierda sus recuerdos”, dice.

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo