• Viernes 21 Septiembre 2018
  • 11:37:56
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 21°C - 70°F
  1. Viernes 21 Septiembre 2018
  2. 11:37:56
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 21°C - 70°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

Se aleja Cruz Azul de la Liguilla

Reforma | Viernes 22 Abril 2016 | 23:44 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Tomás Boy ya no tiene motivos para bailar...





Cruz Azul está al borde de la eliminación tras encajar su tercera derrota en la Liga, su cuarto partido sin ganar, al caer 2-1 contra Veracruz en el Luis "Pirata" de la Fuente.



Los cruzazulinos apenas hace un mes estaban entre los punteros y aseguraban que éste era el torneo para lograr el campeonato, pero ahora cruzan los dedos porque con 19 puntos, y sólo seis en disputa, ven de lejos la Liguilla.



"Que baile, que baile...", coreó la afición del Veracruz, en respuesta al festejo que Boy se atrevió a realizar cuando su equipo empató.



Tomás se quedó frío. Cruz Azul se mató solo. Francisco Rodríguez, aquel al que ubicó como delantero la jornada anterior, ahora careció de fundamentos defensivos en un tiro libre al 30' en el que dejó pasar el balón y fue mero testigo de cómo los victimó Julio Furch.



La escena fue peor cuando Carlos Calvo, al 78', hizo ese saque de banda largo que los Tiburones Rojos se han cansado de realizar con Carlos Reinoso al mando, pero los cementeros se durmieron, permitieron que Horacio Cervantes peinara el esférico y que Juan Albín anotara mediante un remate de cabeza.



Fue otra vez la versión del Cruz Azul sin sangre, del equipo al que le pesan los 18 años sin título.



Ya no quedaba nada de la euforia de Boy tras el gol de Jorge Benítez, uno de los mejores del partido y quien al 55' empató con una jugada en la que le hizo una faena a Cervantes.



Minutos antes, al 41', el "Conejo" remató de chilena desde fuera del área y el esférico pegó en el travesaño.



Quizá la euforia del técnico cruzazulino estaba basada en que su conjunto tuvo criterio en la circulación de balón durante el complemento, así como una intensa presión que borró al Veracruz, cuadro que ganó con dos jugadas de táctica fija.         



Boy confió en el criterio de Christian Giménez, quien jugó pese a usar una mascarilla tras las cuatro fracturas en el rostro, y ya en plena desesperación hasta metió a Matías Vuoso, aquel de la polémica en el partido pasado.



Sólo que Cruz Azul jugó más con ímpetu que con idea futbolística, la cual perdió desde la Semifinal de la Copa MX, cuando en La Noria todos aseguraban que este era el torneo en el que el equipo podía lograr el campeonato y poner a bailar a Boy y a toda la afición cementera.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo