• Martes 18 Septiembre 2018
  • 4:11:09
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 4:11:09
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

La fatal amistad entre Malcolm X y Ali

Excélsior | Lunes 30 Mayo 2016 | 10:22 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- En mayo de 1964, Malcolm X y Muhammad Ali se encontraron en Ghana. Para ese momento, la amistad que habían forjado en los últimos dos años ya estaba completamente quebrada. Ni siquiera importaba que apenas dos meses antes el boxeador había jugado con las hijas de Malcolm como un tío amoroso mientras se preparaba para su primer enfrentamiento ante Sonny Liston.



Malcolm planeaba su regreso a Estados Unidos y caminaba por la calle en el país africano cuando escuchó la voz de Ali, según relataron los investigadores Randy Roberts y Johnny Smith en el libro Blood Brothers: The fatal friend-ship between Muhammad Ali and Malcolm X (Hermanos de Sangre: La fatal amistad entre Muhammad Ali y Malcolm X) publicado en febrero de 2016.

“Se dio vuelta y vio a Muhammad Ali. Malcolm se alegró al verlo. ‘¡Hermano Muhammad! ¡Hermano Muhammad!’, gritó con una leve sonrisa. En ese instante, Ali tuvo sólo un segundo para decidir. Sabía que no podía abrazarlo”. El campeón de los pesos pesados intentó evadir a su excamarada, pero al verse acorralado se detuvo frente a Malcolm para reprocharle: “Dejaste al honorable Elijah Mohammad. Esa fue una mala decisión, hermano”.

Malcolm no pudo explicarle que no había querido dejar la congregación, que había sido expulsado. Tampoco se atrevió a decirle todo lo que había aprendido en su viaje a África, el peregrinaje a la Meca sobre las mentiras de Elijah.

Nueve meses después, el 21 de febrero de 1965, el-Hajj Malik el-Shabazz, mejor conocido como Malcolm X, falleció en un hospital de Nueva York tras recibir varios disparos en el pecho durante un mitín en Harlem.

El ministro sabía que su muerte era inminente, desde que Muhammad Ali anunció su suspensión, entendió que había perdido el apoyo de la Nación del Islam, grupo religioso al que se había unido 13 años antes.

Seis días después, mientras el funeral del antes conocido como Malcolm Little se realizaba en Harlem, Ali pasó el día en una exhibición de boxeo en Chicago. “Maten a Clay también. ¿Por qué no? ¿Por qué no matarlo a él? Aquí, en el ring enfrente de toda su gente, se escuchó decir desde las gradas”, según la crónica del New York Times.

La primera vez que Malcolm supo del potencial del boxeador fue durante una reunión de la Nación del Islam en Filadelfia. Ali, que en aquel entonces aún utilizaba el nombre que le había dado su padre: Cassius Clay, asistió a escuchar al profeta Elijah Muhammad, pero fue la recepción que le dio la gente a Ali lo que le hizo entender que era alguien a quien debía mantener cerca.

“En ese momento, antes siquiera de que ganara el campeonato del peso completo, Clay se convirtió en una herramienta de propaganda de la secta”, escribieron Roberts y Smith.

Cassius había mostrado interés en la Nación del Islam desde antes de que ganara el oro en los Juegos Olímpicos de 1960. Era la primera vez que escuchaba a alguien predicar sobre la superioridad de la raza negra y la necesidad de reclamar lo que les habían negado desde la esclavitud a sus antepasados, incluyendo su propio nombre.

Desde pequeño su padre le había inculcado la creencia de que todos los hombres blancos buscaban hacerle daño o aprovecharse de él. Aunque siempre trató con cautela a quienes se intentaban acercar a él, la gente se aprovechó de su talento y carisma. Primero fue el Louisville Sponsoring Group, un conjunto de 11 empresarios blancos que financió sus primeros años de carrera. Luego aparecieron Malcolm y Elijah.

Malcolm también creció escuchando cómo los blancos eran la causa de todos los males de su comunidad. Pero su desprecio se intensificó tras la muerte de su padre, en lo que fue oficialmente denominado un accidente de auto, pero que él siempre supo que Earl Little había sido asesinado.

Tras seguir una adolescencia en la delincuencia y terminar en prisión, Malcolm Little descubrió a la Nación del Islam y al igual que Cassius, encontró su nueva fe. Su devoción lo llevó a dirigir a la congregación del Harlem y se ganó el cariño del profeta.

Pero sus aspiraciones cívicas comenzaron a opacar sus actividades en la secta. En programas de televisión y debates públicos comenzó a hacer alusión a los derechos de los negros, enfureciendo a Elijah Muhammad, quien en un inicio suspendió al ministro y lo condenó al silencio. Malcolm no cedió y continuó con sus actividades políticas. Convencido de que el distanciamiento era temporal siguió frecuentando a Cassius Clay .

Elijah prohibió a Ali acercarse a su amigo. Ordenó a su hijo Herbert estar cerca, aconsejarlo y proteger sus intereses personales y económicos. Construyó una burbuja alrededor del boxeador y sentenció a muerte a Malcolm.

“Elijah le dijo a Ali que podía confiar en su hijo y que Herbert lo trataría como a un hermano. Con el tiempo Herbert se convertiría en su asesor financiero, mentor y confidente. Pero más importante, fue los ojos y oídos de Elijah, siguiendo a Ali a todos lados”.

Muhammad Ali tardó años en conocer toda la verdad. En su autobiografía publicada en 2003 reconoció su arrepentimiento por no haberle ofrecido disculpas a Malcolm X.

Después de que se negara a ir a la Guerra de Vietnam por consejo de Elijah Muhammad, Ali lo perdió todo, sus títulos, su modo de vida y sus amistades. Estaba perdido, sin saber qué sería de su vida y en un momento de desesperación aseguró en una entrevista que estaba dispuesto a regresar al ring a cualquier costo. La Nación del Islam no toleró su insubordinación y le dio la espalda.

El boxeador entonces supo lo que vivió Malcolm X, el único que siempre le otorgó su amistad incondicional.

              

La Nación del Islam

La Nación del Islam nació como alternativa religiosa para los negros en Estados Unidos en 1930. Wallace Fard Muhammad aseguraba ser un enviado de Dios. Desapareció en 1934, por lo que su discípulo Elijah Muhammad se autoproclamó líder de la secta. Comenzó a predicar sobre la superioridad de la raza negra y la creencia de que una nave espacial llegaría a salvar a todos los negros que siguieran sus enseñanzas. Elijah decía que debían desprenderse de sus nombres de esclavos, los cuales representaban la identidad del patrón durante la esclavitud. Malcolm Little, quien cambió su nombre a el-Hajj Malik el-Shabazz y Cassius Clay, conocido posteriormente como Muhammad Ali, fueron los discípulos más reconocidos, aunque ambos terminaron rechazando las enseñanzas y se convirtieron al Islam Suní. Tras la muerte de Elijah en 1975, su hijo Wallace reformuló las prácticas, pero los cambios no fueron bien recibidos. Dos años después, Louis Farrakhan reconstruyó a la Nación del Islam con los fundamentos que estableció Elijah Muhammad.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo