• Martes 21 Febrero 2017
  • 9:43:03
  • Tipo de Cambio $19.90 - $20.70
  • 10°C - 50°F
  1. Martes 21 Febrero 2017
  2. 9:43:03
  3. Tipo de Cambio $19.90 - $20.70
  4. 10°C - 50°F

Deportes

Confiarse sería fatal; Dallas y Nueva Inglaterra los mejor sembrados

Agencias | Miércoles 11 Enero 2017 | 10:00 hrs

Agencias |

Dallas.- Jordy Nelson, el mejor blanco del quarterback Aaron Rodgers, tiene costillas fracturadas y lo más probable es que se pierda el playoff divisional de la NFC entre los Empacadores y los Vaqueros.

Si Nelson no juega, Green Bay perdería al líder en recepciones de TD en 2016 (14), registrando también 97 recepciones y 1,257 yardas. “Es una gran parte de nuestro ataque”, dijo su colega Davante Adams. Una gran parte, pero no toda, y de ello deberán cuidarse los Boys.

Nelson salió del cotejo de comodines ante Nueva York a inicios del segundo cuarto. En ese momento, los Gigantes ganaban 3-0 y Rodgers estaba con 4 de 10  y 32 yardas. Pero luego Aaron se encendió y terminó con cuentas de 21 de 30 envíos para 330 yardas y cuatro TD ante una defensiva élite.

Adams y Randall Cobb, quien volvía de una lesión, llenaron el hueco: luego de la salida de Nelson, se combinaron para atrapar 12 de 17 para 228 yardas y cuatro TD.

La defensa contra el pase de Dallas fue la número 26 de la liga en yardas por juego (260.4), con 25 TD. La gran campaña de gente como el linebacker Sean Lee (145 tacleadas), llamado al Pro Bowl, se reflejó más en frenar la carrera: los Boys fueron los mejores en esto con 83.5 yardas por duelo.

Rodgers también tiene un ala cerrada confiable en Jared Cook, quien se perdió el juego de temporada regular ante Dallas por una lesión (derrota de Green Bay 30-16).

Pero ahora ha sido el factor X:  los Empacadores se fueron con marca de 2-4 con Cook fuera de combate, pero marchan con 9-2 con él. La racha de siete victorias que trae Green Bay inició una semana después del regreso de Cook, quien tuvo cuatro recepciones luego de la salida de Nelson ante NY.

La clave para que Pats evite una sorpresa como la de 2011 será ganar la batalla de los balones perdidos y proteger a Brady

Cada uno de los seis primeros sembrados desde 2013 han llegado al Super Bowl, por lo que los Pats en la AFC y los Vaqueros en la NFC deben considerarse amplios favoritos.

En lo que va del siglo, 17 de 32 equipos (53%) que han pasado a playoffs como los mejores han llegado al juego grande.

Sin embargo, llega a haber sorpresas. Los propios Pats experimentaron una en enero de 2011 cuando los Jets fueron al Gillette Stadium y los derrotaron 28-21. Ahora, cuando este sábado enfrenten a los Texanos, deberán estar alertas, pese a que en la semana 3 de la campaña, con Tom Brady suspendido por el Deflategate, los blanquearon 27-0.

Cuando el primer sembrado enfrenta a su oponente de playoffs por primera vez en el año, el récord es de 13-3 (.816); cuando lo encara por segunda vez: 22-8 (.733), que será el caso de los Texans, y cuando es la tercera, como fue ante aquellos Jets de Rex Ryan, es de 4-4 (.500).

De los 15 equipos que han dado la campanada, 13 (87%) ganaron la batalla de los balones perdidos. Los Patriotas de 2006 técnicamente perdieron este duelo (3-2) cuando sorprendieron 24-21 a los Cargadores (primeros sembrados), pero uno de ellos fue cuando Troy Brown forzó un balón suelto de Marlon McCree, luego de que éste había interceptado a Brady.

Sólo una sorpresa contra un primer sembrado ha venido pese a que el desfavorecido perdió  esta batalla: los Acereros de 2005 doblaron a los Potros 21-18 en el divisional: perdieron dos balones e Indy ninguno.

Otro factor clave si se quiere dar una sorpresa es presionar al quarterback: nueve de los 15 equipos de campanadas han tenido más capturas de QB que el derrotado. Aquellos Jets de 2011 capturaron cinco veces a Brady, mientras que Nueva Inglaterra no tuvo un solo derribo contra Mark Sánchez. Los Gigantes de 2011 doblaron en la final de la NFC 37-20 a Green Bay, ganando este duelo 4-1.

En la derrota de Houston el pasado 22 de septiembre en Foxboro, tuvieron un pick y dos balones perdidos, por ninguno de los Pats; a Brock Osweiler lo capturaron dos veces y la defensiva de Houston, la mejor en yardas por juego (301.3), no pudo derribar a Jacoby Brissett.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo