• Martes 18 Septiembre 2018
  • 7:29:17
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 7:29:17
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

Atlético de Madrid a cuartos de Champions entre milagros de Oblak

Agencias | Miércoles 15 Marzo 2017 | 14:47 hrs

Agencias |

 

Madrid.- El Atlético de Madrid estará el viernes en el bombo del sorteo de los cuartos de final tras un 0-0 ante Bayer Leverkusen (4-2 global). Será la cuarta temporada consecutiva, todas bajo el mando de Diego Pablo Simeone. Una circunstancia que ahora se mueve en la normalidad, casi en la rutina del equipo colchonero, pero que es inédita en la historia de la entidad del Manzanares. Ah, por cierto. En dos de esas tres veces, el equipo del Cholo llegó a la final de la Champions. Sí, a la final.

Lo recordamos porque ahora que algunos no pasan de los octavos nunca cuando ya les han colgado el cartel de alternativa y otros tiran a la basura un 4-0 de la ida al Barça. Porque sí, el Atlético es el único más allá de los que ustedes ya saben en ser un fijo en estas lides de la Liga de Campeones. Y sí, el equipo de Simeone es el único que ha echado al Barça, dos veces, antes de las semis en los últimos años.

Tayfun Korkut, técnico del Bayer Leverkusen, lo advirtió antes de viajar a Madrid para enfrentarse con el Atlético. “No vamos a Madrid de turismo, en el fútbol existen los milagros pero hay que creer”. Aquellos que pensaban que el cuadro renano poco menos que venía a ver pasar el tiempo se equivocaron, pero no tanto. No Simeone, que sabe de qué va esto y que en la previa había adelantado que las competiciones a doble partido “son peligrosas”. Con todo, el equipo renano, como mucho, quiso cumplir el expediente, no salir machacado del Calderón y a pensar en la Bundesliga que es su verdadero quebradero de cabeza. Claro, que conforme avanzaron los minutos y vio que el Atlético no terminaba de cerrar el asunto, los de Tayfun fueron llenando la saca de la confianza, que para eso habían venido a Madrid.

Volland ya había tenido la primera clara, un balón cruzado pegado al palo de Oblak, a los tres minutos. Justo antes de que el Atlético se diese cuenta de que, contando con el balón en su poder, se reducía enormemente la veleidad germana. Los de Tayfun querían pero obviamente, la sombra del 2-4 de la ida era alargada y pesaba en el ánimo de todos. En el caso de los colchoneros para medir las salidas, para no volverse locos. En el caso de los alemanes para tener cierto freno a la hora de lanzarse al ataque no fuese que la velocidad de los de arriba del Atlético le volviese a reventar como sucedió en la ida.

Con eso y con todo, la primera mitad dejó varias ocasiones claras. Como la mencionada de Volland o el disparo de Chicharito en el 21’ que se marchó alto. Como la de Correa, que la tuvo en el minuto 12 cuando disparó y su balón, que se iba de cabeza a la red, impactó en Hilbert. Pero sobre todo en el 38, cuando se plantó en el área y la pegó pegada al palo, a media altura, un gol casi cantado hasta que Leno, que es un porterazo, voló para evitarlo. Si el Atlético no se marchó al descanso por delante en el marcador fue sobre todo por el meta germano, que acto seguido le sacó otra mano milagrosa a un disparo cruzado de Koke que también iba para dentro.

JUGADA DE ESTRATEGIA, SAQUE INICIAL

El Atlético salió en la segunda mitad con la intención de finiquitar el asunto rápido. A punto estuvo de lograrlo en esa jugada de estrategia que en el equipo de Simeone es el saque inicial. Pase largo, Saúl prolongaba y Griezmann la pegaba algo desviada.

El partido se movía en la indefinición un tanto ficticia de aquello de no tener que depender del resultado porque la conclusión final estaba ya decida. Lo que sucediese era un poco más estético que práctico. Correa finalizó en el 54 una contra con un maravilloso doble regate en el área para disparar desviado cuando todo apuntaba a golazo.

El Atlético quería ganar y hacerlo de golazo. Griezmann hacía una vaselina que habría sido el gol de la jornada pero el balón se marchó fuera tras saludar de cerca a la escuadra. En estas, también había algo de vida en el Bayer, con un par de contras en las que le faltó un casi para dar un susto, primero a Chicharito a pase de Volland; luego al propio alemán en un disparo con muy mala leche que tapó Vrsaljko.

Simeone metió en el campo a Gaitán por un Correa que estaba siendo de lo mejor, acto seguido Giménez sentía el brazo de Hilbert en la espalda y cayó en el área.

SAN OBLAK

Y lo mejor de un partido en el que faltaba ese último detalle, fue el triple milagro de Jan Oblak, que ya es marca de la casa. Giménez erraba un pase y dejaba a Brandt solo ante el esloveno, que paraba a bocajarro un primer disparo. El balón caía en los pies de Volland que disparaba y el esloveno volvía a volar desde el suelo para pararlo sólo instantes después de que el atacante lo volviese a intentar y, de nuevo Oblak, volase desde el suelo para volver loco al Calderón que tiene en el balcánico un nuevo miembro de su santoral. Y no sería la última porque poco después volvería a desviar otro balón de Bellarabi que iba dentro. Y minutos más tarde un disparo lejanísimo de Bailey y una más de Kampl.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo