• Domingo 24 Septiembre 2017
  • 8:08:56
  • Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  • 19°C - 66°F
  1. Domingo 24 Septiembre 2017
  2. 8:08:56
  3. Tipo de Cambio $17.25 - $18.05
  4. 19°C - 66°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

México exhibe carencias en victoria ante Curazao

Tomada de Milenio | Domingo 16 Julio 2017 | 20:59 hrs

(Mexsport) |

Ciudad de México.- Este cuadro mexicano se muestra en el campo camaleónico y discontinuo, extremista e irregular por momentos en la parte baja, con mucha llega, pero sin saber qué hacer en el área. Contra Curazao en la Copa Oro apareció con ganas de mostrarse, dinámico, aunque sin el poder goleador suficiente que le diera más de un gol en 90 minutos y otro más en tiempo de compensación. El 2-0 lo clasificó a la siguiente ronda como primero del Grupo (se enfrentará a Honduras), en un certamen en el que en papel, se asumiría sin problemas como rey en la fase inicial.

El rival le mostró que tenía con que inquietarlo. Lo hizo en varias, pero como mencionó su mismo entrenador, no tiene el colmillo suficiente en torneos internacionales para dar ese último paso que les faltó en los tres partidos que disputaron en la Copa Oro. Y esos duelos los jugaron bien.

Del otro lado, también a algunos elementos mexicanos se les notaba lo novatos en torneos internacionales con selección mayor. Tal es el caso de Martín Barragán, quien cuando le llegaba la bola parecía que no entendía que hacer con ella. Cuando quería tocar no levantaba la cabeza y echaba por la borda la oportunidad, o de plano es sus remates estaba muy errado. El otro fue César Montes, quien en un par de ocasiones perdió el esférico con Van Kessel que por poco y cuestan caro.

Ya lo advertía Juan Carlos Osorio un día antes del encuentro, Curazao no tenía un solo punto en esta Copa Oro, estaba ya eliminado, pero en los partidos anteriores ante Jamaica y El Salvador, hiló jugadas de veneno que por una u otra cosa no se incrustaban en la red. En ciertos pasajes le jugó con ímpetu al Tricolor, y encontró algunas vías para que la defensa y Jesús Corona se esforzaran. Sin embargo, no consiguió su objetivo.

Y lo peor es que también tenía desatenciones en la zona baja. Como la de César Montes, quien al intentó salir con un pase corto que interceptó Antonia, y éste, para su mala fortuna, disparó sin éxito.

Como la anterior, Curazao volvió a aprovecharse de las ventajas que daba la escuadra de Juan Carlos Osorio. Como ejemplo hay que mencionar su jugada de mayor peligro, en la que Jarchino Antonia pasó para Van Kessel, éste sacó tiro que, para su buena fortuna salió desviado, pero fue de tal peligro que los aficionados en el Alamodome se tomaron la cabeza en señal de sorpresa.

Con el andar de los minutos, como en lapsos de otros partidos, el Tricolor tomó el control del esférico, pero no lograba sacarle ventaja de tres cuartos del campo para adelante.

Erick Gutiérrez le ponía empeño al duelo, buscó constantemente a Orbelín Pineda, quien siempre buscó recursos para hacer daño. Primero lo intentó con dribles, tratando de llegar directo a la portería, y al ver la dificultad que representaba el muro de Curazao se atrevió a los disparos de larga distancia. Dos de ellos fueron directo a las manos de portero.

Fue al minuto 22 que los mexicanos descansaron, que pudieron sacar la angustia que se atoraba en la garganta con cada falla de sus futbolistas. La escena arrancó por la banda derecha con Raúl López, quien mandó centro al otro lado, a donde apareció Sepúlveda con un cabezazo.

Entonces, México tomó valor de medio campo para adelante. Lo malo es que había una que otra distracción, como cuando otra vez perdieron el balón con Van Kessel, aunque la zaga le arrebató la intensión de disparar.

En otra jugada a balón parado, López cobró con servicio al centro del área. Martín Barragán no alcanzó a proyectar la bola, así que se quedó en otro intento por parte de los mexicanos.

Con el marcador a favor, el tradicional “ole, ole”, se escuchaba en la tribuna. Además, el conjunto azteca ya agobiaba en portería enemiga.  Eso sí, el Tri no atinaba, y Juan Carlos Osorio desde su palco cerraba los ojos antes las fallas. Se le vio lamentar el disparo suave que sacó Erick Gutiérrez, quien había quedado solo de frente al arquero contrario.

Curazao mantenía la esperanza y lo reflejaba en algunas llegadas. Fue Leandro Bacuna quien se levantó en el área para cabecear ante la débil marca de Ángel Sepúlveda, la bola pegó en el travesaño.

Jesús Corona desató la euforia del público al rechazar un tiro con la pierna. Enseguida, Bacuna estremeció el travesaño. Dos llamadas de atención para los pupilos de Osorio.

Barragán, quien no conseguía ser el centro delantero que rematara el esfuerzo de sus compañeros, tampoco logró ampliar la ventaja, al igual que Elías Hernández, quien ingresó para la segunda parte, y sí, consiguió entusiasmas a lo Elías le ponía velocidad desde la banda y se metía al centro cuando buscaba el marco.

Con el ingreso de Elías, el Dedos López se ubicó como lateral derecho y Sepúlveda (otro más que entró) como centro delantero. Además Jesús Gallardo también tuvo minutos por el sector izquierdo. Osorio trató de tener más llegada por las banda, con estas modificaciones, por momentos lo consiguió, pero hubo otros instantes en el que no se conectaba, en el que dividieron la bola en el medio campo.

Después volvieron a encenderse, como en un contragolpe en el que Elías Hernández quedó en buena posición de frente al portero y su tiro lo mandó directo a donde estaba Room.

Fue en tiempo de compensación que Edson Álvarez encontró el segundo gol que le pusiera calma al inquietante duelo, porque Curazao ya había tenido otra opción. Los minutos restantes se jugaron con mucha más tranquilidad. No se movieron los cartones, pese a que la afición mexicana pedía “otro, otro”.

DIEZ CAMBIOS

El entrenador de la selección mexicana, Juan Carlos Osorio ha sido muy cuestionado por los cambios que hace de un partido a otro. No ha modificado la formula, pese a que muchas veces no le ha funcionado. Ahora, para el duelo contra Curazao, el tercero del conjunto azteca en la Copa Oro,  el timonel hará diez cambios respecto al cuadro que alineó frente a Jamaica, duelo que por cierto, empataron sin goles.

El único que repite para este choque es Orbelín Pineda.  El resto del once inicial lo completan: Corona, Rodríguez, Pereira, Montes, Reyes, Hernández, Gutiérrez, López, Barragán y Sepúlveda.

Del primer encuentro frente a El Salvador al segundo fueron solo cuatro cambios nominales.

Hay que recordar que el timonel tiene claro que debe dosificar el desgaste de sus futbolistas, ya que estos duelos tienen poco margen para descansar.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo