• Jueves 19 Abril 2018
  • 15:31:30
  • Tipo de Cambio $17.80 - $18.60
  • 27°C - 81°F
  1. Jueves 19 Abril 2018
  2. 15:31:30
  3. Tipo de Cambio $17.80 - $18.60
  4. 27°C - 81°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Deportes

Una pasión Tricolor que viaja por el Mundo

Agencias | Lunes 04 Diciembre 2017 | 07:28 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- De una peculiar Matruhska futbolera se asoma el Chicharito Hernández, luego Giovani dos Santos, Carlos Vela, Héctor Herrera hasta llegar a un diminuto Memo Ochoa. Es el más reciente preciado trofeo del aficionado mexicano Gabriel Galván y la mejor señal de que Rusia 2018 está a la vista. Alemania, Corea del Sur y Suecia serán los rivales, llegó el momento de preparar el uniforme colorido de Jorge Campos, planear la concentración, y al más puro estilo de la Tota Carbajal, sumar una nueva Copa Mundial a su cuenta.

 



 

Galván pertenece a la Ola Verde, un grupo de animación el cual acompaña a la Selección Nacional en todos los partidos eliminatorios así como en torneos oficiales. El apoyo es incondicional, por lo que hay indiferencia ante las rotaciones de Osorio, ignora las críticas de los aficionados y no escucha a los analistas futboleros que advierten un fracaso. Tras superar con éxito las eliminatorias, presenciar dos Copas América, una Confederaciones y unos Juegos Olímpicos está listo para completar un nuevo ciclo mundialista.

"Vamos a seguir apoyando mientras podamos. El futbol es un juego, un negocio, y mucha gente pierde esa perspectiva. Si pierde México no pasa nada, la vida sigue y la Selección no nos debe nada”, asegura el ferviente aficionado, quien tuvo su primera experiencia mundialista en Estados Unidos 1994. "Si México es campeón del mundo ni voy a ganar más en mi trabajo, ni voy a tener más salud. Hay que ser congruentes, el nivel de México francamente no es para ser campeón del mundo y a veces se pierde esa perspectiva con la realidad. Nosotros somos realistas y no nos lo tomamos a pecho”.

El uniforme completo de Jorge Campos, el cual incluye hasta guantes, es lo que identifica a Gabriel Galván entre el grupo en el que también destacan Caramelo, de los fundadores del grupo, y otro personaje que destaca en las tribunas porque siempre acude con una máscara del Santo.

Galván se ha hecho famoso en los diferentes estadios en el extranjero con esa vestimenta de portero, la cual también le ha ayudado para atajar botellazos e insultos en terrenos hostiles, pero al final logra salir entre aplausos entre los rivales.

"Ese uniforme lo conseguí con un contacto en Europa, la verdad me costó mucho trabajo y hasta un día que se lo mostré a Campos para que me lo firmara, me preguntó dónde lo había conseguido. En el extranjero me buscan mucho los medios locales porque les llama la atención. Todos los de la Ola Verde buscamos tener algo que nos identifique”.

Cada boleto de entrada a los diferentes escenarios en los que ha jugado el Tri, trae inevitablemente un recuerdo. Mientras recorre el álbum que su esposa le regaló para guardar todos esos tesoros acumulados en un proceso mundialista, hay una reacción diferente. Desde el simple cartoncillo para ingresar al estadio de Trinidad y Tobago hasta la modernidad del inmueble de Nueva Zelanda, todos esos recuerdos guardan celosamente una historia.

"Para comprar el boleto del partido contra Estados Unidos en Columbus, nos tuvimos que inscribir como socios del equipo que ahí juega, porque era la única forma de que te los pudieran vender.

"Algunos otros los compramos directamente en las diferentes federaciones, porque muchos ya nos conocen que siempre vamos a los partidos.

"En Honduras, a pesar de que es una sede complicada para la Selección, la gente de allá nos trata muy bien en los hoteles y en las calles. En El Salvador sí es muy complicado, hasta para ir al baño le tuvieron que prestar una playera de El Salvador a mi esposa, además nos tuvimos que esperar unas horas después de terminado el partido para poder salir e incluso nos tuvieron en la cancha, pero bien, aprovechamos para tomarnos fotografías”, relata con emoción.

De las aventuras mundialistas con la Selección Nacional hay una experiencia que más ha disfrutado.

"Cuando fuimos a Nueva Zelanda fue muy emocionante porque tuvimos menos de un mes para preparar el viaje ya que fue en repechaje. Hicimos dos días para llegar y fue una gran experiencia. Un país hermoso con mucho orden. De hecho en el boleto venía perfectamente explicado cómo debías doblarlo para pasarlo por el scanner uno mismo, porque no había gente en las entradas a menos que fuera muy necesario”, explica mientras desdobla el innovador boleto del 20 noviembre de 2013.

La gente fue muy amable, recuerdo que en el aeropuerto nos encontramos a Rory Fallon, quien era como el Cuauhtémoc Blanco de allá. Yo le regalé una bufanda de México y él me dio los zapatos con los que jugó y me los firmó”, expresa mientras señala el par de tachones que sobresalen de su museo particular en el que se ha convertido una zona de su hogar.

Durante los primeros mundiales a los que acudió Galván, se encontró que había más personas con las que compartía esa pasión de apoyar a la Selección Mexicana y de ahí nació la idea de acudir en grupo.

"Nos empezamos a juntar sin ponernos de acuerdo porque íbamos en los mismos vuelos; ya acabando el Mundial de Alemania empezamos a hacer algo juntos rumbo al Hexagonal a Sudáfrica. En la eliminatoria hacia Brasil, que fue muy complicada, fuimos ya como Ola verde.

"Lo consideramos como un compromiso al que nadie nos obliga. Nos vamos juntos a los estadios, entre nosotros nos cuidamos, no generamos problemas y no dejamos de apoyar. Hemos llegado a juntar hasta 200 personas del grupo en un estadio, pero sólo somos seis personas que viajamos a todos los partidos desde los eliminatorios, Copa América, Confederaciones y Juegos Olímpicos”.

Así como los goleadores buscan los reflectores para protagonizar algún festejo, en la tribuna también intentan llamar la atención.

"Siempre tratamos de sentarnos cerca de las porterías o de un tiro de esquina. A veces no tenemos la mejor visión del estadio, pero buscamos la exposición del grupo, dónde están las cámaras y si meten gol, felices de haber salido en la televisión”.

Así como la Selección Nacional prepara la logística para lo que será su participación en Mundial, también este grupo se prepara con el debido tiempo, incluso mucho antes de conocer el sorteo y los rivales.

"La Copa Confederaciones siempre nos sirve para conocer cómo va a estar la situación. Decidimos que nuestra sede será en Moscú, ahí ya tenemos nuestra estancia segura por un mes, esperando que México llegue lo más lejos. De ahí de Moscú hay todo tipo de vuelos para las diferentes ciudades. El recorrido más largo será en el tercer partido contra Suecia en Ekaterimburgo, que son más de dos mil kilómetros; es como ir de Acapulco a Chihuahua.

"Para nuestra sorpresa la gente es muy amable en Rusia y las ciudades modernas, lejos del concepto soviético que creíamos. La gente no se mete de lleno a los juegos, pero creemos que en el Mundial puede mejorar”.

Tras el sorteo el destino puso a Alemania como primer rival, luego seguirá Corea del Sur y finalmente Suecia.

"Creo que es buen grupo, no sé por qué la gente habla tanto de Suecia si apenas pasó en repechaje sobre una Italia que venía muy mal. El primer juego se puede perder, pero luego podrían darse dos victorias. En la siguiente fase sí está complicado porque podría ser Brasil, pero nosotros estamos listos para apoyar”.

Con su experiencia en la pasada Copa Confederaciones, descubrió que el Fan ID, el documento de identidad obligatorio que requieren las autoridades rusas, les otorga ciertos beneficios.

"El Fan ID sirve también como visa y muchos no lo saben. Además ofrece muchos descuentos en los transportes y eso es un gran ahorro. El trámite sí puede tardar hasta un mes porque te lo envían por correo. Con él puedes estar desde diez días antes y hasta diez días después de terminar el Mundial”.

Los rivales ya se conocen para el Tri y es tiempo que los analistas ocupan para ver las posibilidades de un quinto partido, pero el apoyo de la Ola Verde seguirá hasta donde el equipo llegue; por lo pronto ya cuentan con su reservación hasta la final programada para el 15 de julio.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo