• Lunes 15 Octubre 2018
  • 20:58:59
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 11°C - 53°F
  1. Lunes 15 Octubre 2018
  2. 20:58:59
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 11°C - 53°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Economia

El calentamiento global está afectando a la corriente de chorro

Agencias | Sábado 01 Abril 2017 | 21:59 hrs

Agencias |

Desde el 2012, los científicos han estado debatiendo una idea compleja y francamente explosiva acerca de cómo un planeta que se calienta alterará el clima. Uno que, si es correcto, tendría profundas implicaciones en el hemisferio norte y, especialmente, en sus latitudes medias, donde viven cientos de millones de personas.



La idea es que el cambio climático no sólo aumenta la probabilidad general de olas de calor o el volumen de lluvias, sino que también cambia el flujo temporal de las mismas.

Alterando los patrones masivos de aire a escala planetaria como la corriente de chorro, que fluye en ondas de oeste a este en el hemisferio norte, cuando el planeta se calienta hace que nuestro clima se vuelva más extremo. Esto significa que un determinado patrón climático, cualquiera que sea, puede persistir por más tiempo, lo que provoca sequías extremas, olas de calor, aguaceros y más.

Esta idea básica ha suscitado media década de críticas y debates, y a la vanguardia de la investigación, los científicos siguen luchando contra ella. Ahora, un nuevo estudio refuerza una vez más uno de sus aspectos centrales.

Michael Mann, científico de la Universidad Estatal de Pensilvania, junto con un grupo de colegas de institutos de investigación de Estados Unidos, Alemania y los Países Bajos encontraron que, al menos en la primavera y el verano, el flujo a gran escala de la atmósfera en efecto está cambiando, de tal manera que provoca que el clima se atasque con más frecuencia.

El estudio, según sus autores, “se suma al peso de la evidencia de una influencia humana en la ocurrencia de eventos devastadores como la ola de calor europea del 2003, la inundación en Pakistán y la ola de calor en Rusia en el 2010, la ola de calor de Texas en el 2011 y las recientes inundaciones en Europa”.

Pero, ¿qué significa que el calentamiento global altere la corriente de chorro? Las ideas básicas en juego aquí se complican rápidamente. El estudio en sí, por ejemplo, se refiere a la “Amplificación Cuasi-Resonante (QRA, por sus siglas en inglés) de las ondas de escala sinóptica”, mecanismo clave de cómo los investigadores creen que esto está sucediendo, terminología que asegura impartir terror entre los no científicos en todo el mundo.

Por otro lado, algo de esto no es tan complicado. La corriente de chorro del hemisferio norte fluye en un patrón ondulado de oeste a este, impulsada por la rotación de la Tierra y la diferencia de temperaturas entre el Ecuador y el Polo Norte. El flujo es más fuerte cuando esa diferencia de temperatura es mayor.

Pero cuando el Ártico se calienta más rápido que el ecuador —que forma parte de la definición fundamental del calentamiento global y que ya está ocurriendo— el flujo de la corriente de chorro puede debilitarse y alargarse. Ahí es cuando se pueden obtener los extremos resultantes.

“Es como si confinas una onda electromagnética a un cable coaxial, no estás perdiendo energía, está siendo fuertemente contenida en ese cable y enviada a tu televisor”, dijo Mann.

“Estas ondas no están perdiendo energía, por lo que crecen y se hacen más grandes y se quedan atascadas en el lugar también”.

Lo que el nuevo estudio está diciendo es que esto puede ocurrir particularmente en verano. Además, se encuentra que un determinado patrón de temperatura está vinculado a ese comportamiento y este patrón de temperatura, con un ártico extra cálido, se está haciendo más frecuente a lo largo del tiempo, basándose en las observaciones y también en las producciones de modelos de alto poder de cambio climático que los investigadores realizaron.

“Creemos que la señal ha surgido del ruido que se ha generado durante la última década”, dijo Mann.

Un investigador que coescribió un influyente estudio del 2012 sugiriendo que los cambios en el Ártico podrían estar conduciendo a climas extremos en las latitudes medias, Stephen Vavrus de la Universidad de Wisconsin, elogió la nueva investigación en un comentario por correo electrónico el lunes pasado.

“Este estudio va más allá de las correlaciones estadísticas y explora un proceso específico que puede explicar de manera plausible cómo las tendencias mejoradas del calentamiento de alta latitud pueden desencadenar impactos climáticos a distancia”, dijo.

Pero otros autores han expresado un considerable escepticismo de este tipo de ideas en el pasado. Un estudio reciente en Nature ­Geoscience, por ejemplo, puso en duda si el derretimiento del Ártico, y en particular su pérdida de hielo marino, ha estado causando el enfriamiento del invierno sobre Eurasia, otra idea que ha sido arrastrada por el debate sobre la corriente de chorro y el clima extremo.

Un autor de ese estudio, John Fyfe, del Centro Canadiense de Modelación y Análisis del Clima en Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, comentó del documento de Mann por correo electrónico: “Está bien establecido que ha habido una influencia humana en la gran presión atmosférica, la circulación y la temperatura del hemisferio norte.

Mann y otros avanzaron sobre una teoría que intenta vincular esos cambios con las variaciones en el espectro de las ondas de menor escala en la atmósfera, que son nuestros meteorólogos. No creo que esta teoría esté plenamente desarrollada o que las implicaciones se hayan explorado completamente, pero creo que el estudio de Mann es un muy buen comienzo”.

El estudio actual sólo cubre los climas extremos en la primavera y el verano. Para los cambios extremos que ocurren en invierno, Mann dijo que necesitamos mirar a otros mecanismos para comportamiento atmosférico extraño.

Sin embargo, el trabajo representa otra sugerencia de que un clima cambiante está llevando a un patrón cambiante de flujo atmosférico, con importantes implicaciones para el clima que siente en una enorme franja de la población mundial.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo