• Miércoles 26 Septiembre 2018
  • 9:55:58
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Miércoles 26 Septiembre 2018
  2. 9:55:58
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Economia

¿Qué pasa con una tarjeta de crédito que llegó a mi casa, que no pedí y nunca usé?

Agencias | Sábado 03 Junio 2017 | 23:04 hrs

Agencias |

Si te llega a tu domicilio una tarjeta de crédito en sustitución de la que tienes porque caducó o porque pediste algún cambio en el plástico (por ejemplo de domicilio o categoría), actívala para seguir haciendo uso de tu crédito.



Pero si recibes una tarjeta de crédito, ya sea del mismo banco donde tienes tu cuenta o bien de otra institución, y tú NO la solicitaste, atención, puedes meterte en una situación muy desfavorable para tu bolsillo, de acuerdo con expertos de Compara Gurú.

Quizá más de una vez te ha llegado un sobre que contiene una tarjeta con la siguiente leyenda:

  • “¡Activa tu tarjeta y fírmala de inmediato!” Llama sin costo al…
  • “Disfruta gratis de los beneficios de esta tarjeta actívala y fírmala”
  • “Para gozar de los beneficios de esta tarjeta, es necesario que la actives llamando al teléfono…”
  • ¡Esta tarjeta se encuentra inactiva! Para activarla comunícate al…”


Pero ¿por qué tiene tu nombre y tu dirección si tú jamás solicitaste ese plástico? Si eres cliente del banco, quizá ellos mismos te hayan incluido en alguna promoción de este tipo, por considerarte un buen candidato. Pero tampoco es raro que las instituciones financieras intercambien cierta información, y por consecuencia las personas reciban en su domicilio tarjetas de crédito y promociones crediticias que nunca pidieron.

En todo caso, lo “mejor” que puede ocurrirte es que la tarjeta de crédito llegue al destinatario, de lo contrario, podría comenzar a generar cargos por cuotas anuales, intereses, comisiones o gastos de cobranza y tú sin enterarte. O más grave, puede suceder que algún extraño reciba la tarjeta de crédito y haga mal uso de ella, dañando el historial crediticio del titular entre otros problemas serios.

¿Qué pasa con una tarjeta de crédito que llegó a tu casa y tú nunca solicitaste?

Estará inactiva hasta que tú la uses, pero NO estará cancelada, así que hay algunos casos que podrían resultar engañosos y perjudiciales si no tomas tus precauciones.

CONSEJO:  Abre el sobre (eso no significa que activarás la tarjeta) y revisa si en algún lado no aparece además una leyenda que diga “si la tarjeta de crédito no se activa antes de los 3 o 4 días siguientes a la fecha de recepción de la tarjeta, la misma se activará en forma automática”.

Cuando recibes una tarjeta de crédito que no pediste, lo más aconsejable es llamar de inmediato al banco, para comunicar el hecho y tu decisión.

¿Qué debo hacer si llegó a mi domicilio una tarjeta de crédito que no solicité?

Como hemos dicho, lo primero es recibir la tarjeta (para que nadie más la tenga en su poder y haga mal uso de ella), pero NO la actives.

Por disposición oficial, el Banco de México obliga a las instituciones bancarias a requerir la autorización de los usuarios para activar cualquier tarjeta de crédito y NUNCA puede ser activada si el titular no da el consentimiento y no existe una solicitud o contrato firmado con la institución que otorga la tarjeta de crédito.

Una vez que el sobre está en tus manos, procede de la siguiente manera:

No la actives. Llama a la institución bancaria y anota los datos de las personas que te atienden, así como la fecha y hora.

Aclara explícitamente que tú NO solicitaste la tarjeta y por esa razón NO quieres activarla. Di con claridad que quieres cancelarla.

Si son demasiado insistentes para tratar de convencerte o no quieren cancelarla, tampoco la actives. Cuelga y reintenta la llamada un poco más tarde. Siempre anota el número de reporte que te den en cada llamada.

Si no logras cancelarla por teléfono, acude directamente a la sucursal del banco con una carta dirigida a la institución donde expones la situación (que tú no solicitaste la tarjeta y por ese motivo no la activarás y deseas cancelarla). En sucursal deberán cancelarla.

Si después de haber hecho ambos procesos el banco aún se niega a cancelarla o te llegan estados de cuenta de esta tarjeta, acude a la Condusef para proceder con una queja contra la institución. Recuerda que para que la tarjeta de crédito sea válida hay dos requisitos indispensables: que haya un contrato o solicitud, y que exista una autorización del titular para activar la tarjeta.

¿Me conviene usar una tarjeta de crédito que llegó a mi domicilio?

Eso depende. Quizá se trate de alguna promoción de tu mismo banco de siempre o de algún otro que te considera un buen candidato para un plástico. Pero al tratarse de un producto que tú no pediste, lo más probable es que no tengas necesidad de él y tampoco tengas parámetros para comparar si es lo que más te conviene.

Antes de activar la tarjeta analiza algunos aspectos básicos:

  • ¿Necesito realmente otra (o esa) tarjeta de crédito?
  • ¿Qué beneficios te brinda esta tarjeta en específico?
  • ¿Cuáles son las comisiones que te cobra?, ¿se paga anualidad?
  • ¿Tienes la capacidad de pago para tener otra tarjeta de crédito?

     
Recuerda que, en caso de recibir una tarjeta y no haberla solicitado, la Condusef recomienda comunicarse de inmediato con la institución a fin de cancelarla y así evitar la posibilidad de generar un adeudo. Dejar un trámite como éste sin concluir equivale a tener malas sorpresas en el futuro.

En caso de que por tu propia decisión quieras usarla, fírmala y llama al número telefónico que aparece en la etiqueta para saber a qué sucursal pasar por tu contrato y te expliquen la fecha límite de pago, de corte y características.

Si llega una tarjeta de crédito que no pediste ¿te afecta al Buró de Crédito?

Probablemente. Si no te interesa usar la tarjeta de crédito, pero la recibiste sin pedirla, debes cancelarla, pues dejar el trámite inconcluso podría terminar endeudándote y manchando tu historial crediticio sin que tú hayas hecho nada.

¿Cómo? Si por alguna razón el plástico se activa, por ejemplo, si pasan más de 4 días y se activa de forma automática, comenzará a generar comisiones para el titular. Quizá la persona ignora siquiera que existe esta tarjeta de crédito a su nombre, no paga, no cancela el plástico y pasa el tiempo. ¿Lo grave? Que las comisiones de la tarjeta que no se pagan, se convierten en registros negativos en el Buró de Crédito del titular, y eso podría dañar la solicitud de futuros créditos.

CONSEJO: También puedes verificar si una tarjeta de crédito a tu nombre fue activada sin tu consentimiento, solicitando gratis un Reporte de Crédito Especial. Si allí detectas una deuda por una tarjeta que no conoces, también puedes presentar una reclamación ante el Buró de Crédito, con el argumento principal de que desconoces el adeudo, ya que nunca firmaste un contrato con el banco para obtener una tarjeta.

Ya sea que decidas cancelarla o conservarla, nunca dejes de informar tu decisión al banco emisor, para evitar cualquier contratiempo, como un cargo improcedente y solicitar aclaraciones. En cualquier caso, es necesario que te den un número de folio, así como un documento donde indique que dicho crédito quedo cancelado, o bien un contrato de adhesión si aceptaste conservar la tarjeta de crédito.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo