• Jueves 20 Septiembre 2018
  • 22:42:59
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 19°C - 67°F
  1. Jueves 20 Septiembre 2018
  2. 22:42:59
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 19°C - 67°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Economia

4 claves para tener menos estrés (y ser mucho más feliz)

Entrepreneur | Martes 20 Marzo 2018 | 21:57 hrs

|

Dicta la teoría que el camino del emprendimiento es el pase directo a la felicidad, asegurando que deshacerte de horarios de oficina, jefes y demás obligaciones convertirán cualquier negocio que sea puesto en un completo Jardín del Edén.



Sin embargo, en la práctica nos encontramos con un camino que, si bien tiene mucha mas libertad, es retador en todos los sentidos. Un camino en el que todo eso que creíamos “Edén” se convierte en una bola de aprendizaje, incertidumbre, prueba y error que va creciendo como la nieve, lo cual eleva nuestros niveles de estrés mermando en buena medida la felicidad prometida.

Y para muestra, un botón: un reciente estudio hecho en España por el Coaching Club asegura que el 90% de los emprendedores sufre mas estrés que la media de la sociedad normal. Si a eso le sumamos que el año pasado por segunda ocasión la Organización Mundial de la Salud catalogó a México como el país con el más alto nivel de estrés laboral, parecería que estamos fritos.

No obstante, hay una clave simple que puede cambiar todo este escenario catastrófico: manejo emocional. Si bien no podemos controlar todas las circunstancias del mercado y del negocio, sí podemos gestionar las emociones que estas circunstancias nos causan, de manera que podamos convertir al estrés en nuestro aliado en lugar de tenerlo como un enemigo. Con esto viene un principio matemático básico: a mayor estrés menor felicidad y a menor estrés, mayor felicidad y mayor productividad. ¿Quieres saber por qué?

+ A nivel químico-cerebral, el estrés genera cortisol, el cual en exceso reduce la materia gris en la zona del hipocampo, y esto tiene como consecuencia pérdida de memoria. En cambio, la felicidad genera químicos como dopamina, serotonina y oxitocina, los cuales aumentan la capacidad cerebral en un 100% y esto impacta en la productividad.

+ A nivel físico, el estrés genera insomnio, inflamación celular, hipertensión y problemas digestivos (como colitis y gastritis) entre otros problemas. La felicidad reporta fortalecimiento del sistema inmune, equilibrio del sistema nervioso, reduce la inflamación y acelera la cicatrización de heridas. Todo esto se traduce en personas mucho mas saludables y llenas de energía (lo que también impacta en la productividad).

+A nivel emocional, el estrés ocasiona depresión, miedo, ansiedad, confusión y cambios bruscos del estado de ánimo. La felicidad en cambio nos da una visión mucho más positiva de la vida, mejora nuestra autoestima, incrementa la autoconfianza, nos mantiene abiertos al cambio y nos permite tomar las mejores decisiones, pues mantiene en equilibrio nuestro estado de ánimo.  Esto, (¡adivinaste!) genera mayor productividad

Como ves, la relación entre la productividad y la felicidad son directas. Es por eso que muchos corporativos están cada vez más, capacitando a sus empleados y preocupándose por su bienestar, pues el trabajo personal (físico y emocional) de sus colaboradores,  es la mejor manera de responder generando progreso en la empresa.  Entonces tú como emprendedor, ¿por qué no harías lo mismo? Lo mejor en lo que puedes invertir en este momento es en tu felicidad y la salud que va de la mano con ella, pues de pronto y sin darnos cuenta nos enfocamos tanto en “sacar el negocio a flote” que olvidamos lo importante que es estar bien con nosotros mismos. Al final, podrías ser muy exitoso, pero sin salud no disfrutarías de los beneficios que el arduo trabajo trae como resultado. 

Aquí te dejo cuatro intervenciones positivas poderosas y fáciles de incrementar en tu rutina diaria que te ayudarán de manera automática a manejar tus emociones y generar así mayor felicidad.

1. Ejercítate

El ejercicio es básico para sacar todas las emociones que se quedan impregnadas en el cuerpo. Utilizar tu cuerpo y moverlo (como sea que más te guste) produce endorfinas, las cuales mejoran tu estado de ánimo de manera instantánea, mejora la calidad de sueño, baja la ansiedad, promueve el enfoque, lo cual se traduce en mayor claridad y calma y además, reduce el atrofio de las articulaciones, permitiéndote (si lo haces de manera regular y correcta) tener un cuerpo mucho más fuerte y saludable.

2. Medita

Más que una moda, la meditación se ha convertido en un aliado emocional, científicamente comprobable. Son minutos de calma que consisten en quedarte quieto y cerrar los ojos.  Meditar es parar, ver pasar tus pensamientos y no juzgar. Estos minutos aumentan el cociente intelectual, alivian la ansiedad, mejoran la memoria e incrementan la felicidad, por eso es también llamada “la pausa del guerrero”.

3. Come saludablemente

Sería imposible hablar de felicidad sin relacionarla con lo que comemos. La calidad de la alimentación influye de manera directa en la emoción, tal como asegura Barbara Fredrickson, la cual ha demostrado que entre la alimentación y las emociones hay una conexión compleja y que la comida definitivamente afecta el estado de ánimo. Lo ideal es buscar alimentos nutritivos y saludables: evitando los procesados, enlatados, envasados y  encurtidos, mientras incrementamos las verduras, frutas, granos integrales, grasas saludables y disminuimos el consumo de proteína animal. La comida es la gasolina del cuerpo y en medida que la usemos a nuestro favor, lograremos incrementar nuestros niveles de energía y aseguraremos una salud óptima.

4. Date el tiempo para hacer las cosas que te gustan

Vivimos en constante carrera contra el tiempo y aunque antes una persona ocupada era considerada sexy, ahora alguien que no tiene tiempo para si mismo, es alguien que carece inteligencia emocional. Aprende a gestionar tu tiempo (hay muchísimas herramientas de la cuales echar mano para hacerlo) e incluye en tu agenda, al menos 2 momentos a la semana para hacer algo que te guste: salir con tus amigos, leer un buen libro, ver una serie en la televisión, caminar por el parque,  ir al cine, jugar con tus hijos… lo que sea que disfrutes, hazlo. Esto genera emociones positivas de manera instantánea y estas recargan las pilas, preparándonos para el día a día. Es parte básica de disfrutar la vida y la libertad que elegiste al volverte emprendedor.

Aquí la prueba de que la felicidad esta completamente relacionada con la productividad y ya tienes cuatro claves para generarla de manera diaria. Una persona feliz es sin duda mucho más productiva pero lo que es más importante: es alguien pleno, que puede disfrutar del día a día, mientras da lo mejor de sí mismo a quienes lo rodean.

Felicidades por ser emprendedor, ¡escogiste el camino correcto! Solo se trata de enfocarse en lo importante y dejar atrás sentimientos innecesarios pateando así cualquier piedra del camino. Y recuerda: a menor estrés, mayor felicidad y mayor productividad. Emprende de manera acertada.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo