• Martes 19 Junio 2018
  • 0:32:34
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 26°C - 80°F
  1. Martes 19 Junio 2018
  2. 0:32:34
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 26°C - 80°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Economia

Cosas que hacemos por WhatsApp pero no nos atrevemos a hacerlo en persona

ABC | Miércoles 06 Junio 2018 | 20:16 hrs

Tomada de internet |

WhatsApp es, para muchas personas, el hecho de mandar un mensaje por una aplicación de mensajería móvil. Es, de lejos, el servicio de chat más utilizado del mundo. Ha cambiado, en sus ocho años de existencia, la comunicación verbal. La hemos asimilado en su interior hasta tal punto que, según un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de British Columbia, si nos insultan a través de ella lo encajamos peor y nos afecta más que hacerlo en persona. Una muestra más de cosas que hacemos a través de aplicaciones y que, por diversos factores, no nos atrevemos a hacerlo a la cara.

Insultar y desbarrar a tutiplén

Los códigos de conducta y la buena educación deberían ser la constante en cualquier ambiente, ya sea en un entorno online como en uno offline. Sin embargo, dado que este tipo de aplicaciones dan una falsa sensación de anonimato y privacidad es posible que muchos usuarios saquen su peor parte para soltar cualquier comentario fuera de lugar, provocar a los demás o, sencillamente, hacer un dispendio de insultos, en el que el más bruto gana.

Pero solo hay que echar un vistazo a nuestro móvil para darnos cuenta que estamos dentro de muchos grupos de WhatsApp en los que esta actitud está normalizada. Una conducta que en otro ambiente, en una relación interpersonal en la que se miren a la cara, tal vez no haríamos. En la vida real, por así decirlo, somos mucho más políticamente correctos, mientras que en la conversación digital nos dejamos llevar o, sencillamente, sacamos nuestro verdadero rostro, aquel que uno quiere ocultar bajo una máscara impuesta por la sociedad.

Criticar y criticar

Y criticar, sin lugar a dudas, es también una conducta habitual. Son pocas las personas que se atreverían a criticar duramente una acción o a alguien en público. La cosa cambia si nos encontramos en una esfera privada rodeado de gente conocida con la que tenemos una relación personal, ya sea familia o amigos. Ahí se produce un cierta transparencia en la que la persona siente que puede decir cualquier cosa, aunque sea políticamente incorrecta, sin miedo a ser juzgado. O, al menos, a defenderse bajo la siempre recurrente etiqueta de «yo pienso así».

Este comportamiento se puede magnificar en servicios digitales como WhatsApp en donde no se están viendo los rostros. Uno, bajo estas circunstancias, siente que puede decir cualquier cosa. De ahí a que uno extraiga de su interior las críticas más feroces sobre todo lo que pase por nuestro lado. Si algún día se filtraran ciertas conversaciones entre grupos de amigos tal vez ardería Troya.

Dar explicaciones y pedir perdón

Es curioso pero con la popularización de las nuevas tecnologías, en especial las redes sociales y los teléfonos móviles inteligentes, parte de la sociedad ha generado nuevos códigos de comportamiento, nuevas formas de relacionarse entre sí y diferentes tipos de actitud para hacer frente a los problemas diarios.

Así que en lugar de emplear la voz y los gestos recurrimos cada vez más al texto y a otros recursos gráficos para comunicarnos. Y a veces se produce una situación curiosa; discutimos con nuestra pareja o amigos y, en lugar de expresarnos de viva voz intentando ser conciliador y buscar el diálogo, preferimos mandar un correo electrónico o unos mensajes por WhatsApp a posteriori de una discusión. el perdón ya se transmite en forma de «emoji».

Tener una conversación profunda

Los matices de un diálogo interpersonal se pueden perder en un entorno digital. Las malas interpretaciones, de hecho, están a la orden del día. Y más si el interlocutor no sabe expresarse correctamente o emplear los signos de puntuación. Ya se sabe, no es lo mismo decir «vamos a comer niños» que «vamos a comer, niños». Pequeños aspectos que marcan diferencias. El sentido de una frase, por mucho que se recurran a un emoticono, puede variar. Y la comunicación es clara en sus intenciones; emisor y receptor se tienen que entender.

El lenguaje empleado es más escueto y tiende a la condensación y la sintetización del mensaje. Lo idóneo en cualquier tipo de relación es tratar los problemas cara a cara y evitar discutir por este tipo de aplicaciones. Tampoco contribuye a que en este entorno podemos perder el hilo y no estar pendientes lo suficiente del mensaje con lo que podemos acabar diciendo una cosa que ni siquiera pensamos en realidad. Es así: cuando se habla a la cara se destina toda la atención necesaria, con lo que el cerebro puede interpretar y anticipar las palabras, hacer una reflexión, estar más comedido y pensar en las posibles consecuencias de nuestros actos. Algo que en un entorno como WhatsApp es posible que se diluya.

Felicitar por un cumpleaños

Aunque si bien es cierto que depende de la persona, cada vez más las felicitaciones de fechas clave como la llegada de un nuevo año, o la Navidad o, por qué no, un cumpleaños se transmiten a través de texto por WhatsApp. Funciona casi a modo de cumplir con el deber tomado, pero se aprecia en muchas ocasiones cómo en un determinado grupo de amigos se felicita a alguien en tromba solo porque a un amigo se ha acordado.

Nos vamos por el camino más fácil o cómodo, pero hay que pararse a pensar en si esa persona es importante y vale la pena hacer un esfuerzo en hablar con ella aunque sean dos minutos para ponerse al día, aunque telefónicamente se pierda el canal visual. Hay quien, además, copia literalmente el mensaje enviado por otro miembro del grupo descaradamente. Una actitud que puede demostrar que no le damos ya casi nada de importancia a estas cosas. Igual lo mejor es aplicar una máxima: «No hagas o digas aquello que no harías o dirías cara a cara».

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo