• Martes 18 Septiembre 2018
  • 10:18:46
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 22°C - 72°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 10:18:46
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 22°C - 72°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

El_Paso

Destapan corrupción binacional en caso Camarena

El Diario de El Paso | Lunes 01 Agosto 2016 | 08:49 hrs

El Diario de El Paso |

El Paso Para Phil Jordan y Héctor Berréllez –ex funcionarios de la Administración Antidrogas, DEA– la tortura y muerte de su compañero Enrique ‘Kiki’ Camarena Salazar, ocurrida hace 31 años en Jalisco, es un ejemplo de la corrupción que permea entre las autoridades de México y Estados Unidos.





“La sangre de ‘Kiki’ Camarena está escrita en las manos de la CIA, del Gobierno de México y de todas las personas que le ayudaron a (Rafael) Caro Quintero a secuestrarlo”, sentencia Jordan en exclusiva con El Diario de El Paso.



Aseguró que en el asesinato de Camarena estuvieron involucrados no sólo policías mexicanos corruptos, sino la propia Agencia Central de Inteligencia (CIA), que ordenó el homicidio del agente de la DEA porque descubrió que el Gobierno norteamericano protegía a los narcotraficantes mexicanos.



“Hay tres testigos protegidos que te pueden confirmar lo que te estoy diciendo”, señala Jordan. Esta versión de los hechos, ocurridos a principios de febrero de 1985, anula la versión oficial en el sentido de que Camarena Salazar fue asesinado por Caro Quintero.



El Paso— Según la narrativa oficial, Caro Quintero pidió asesinar a ‘Kiki’ porque había descubierto el megaplantío de mariguana en el Rancho El Búfalo, al sur del estado de Chihuahua, asestando un fuerte golpe a su organización delictiva.



Jordan y Berréllez coinciden al narrar una historia con tintes de novela de espionaje. A mediados de la década de 1980, la administración de Ronald Reagan no tenía la autorización del Congreso para enviarle dinero a los Contras, la guerrilla que enfrentaba al Gobierno sandinista en Nicaragua.



La CIA ideó un esquema bajo el cual permitía el paso de drogas a Estados Unidos, obteniendo en esa operación millones de dólares, los cuales eran destinados a los Contras. El operador del proyecto, Oliver North, también vendía armas a Irán –un país presuntamente enemigo de EU– con el mismo propósito.



Un hombre misterioso



“El enlace entre la CIA y los narcos era el cubano Félix Ismael Rodríguez. La CIA halló una manera oculta de colocar dinero del narco, por lo que le daba protección a los narcos mexicanos”, señala Héctor Berréllez vía telefónica.



Agrega que Rodríguez, nacido en La Habana y naturalizado norteamericano, fue el hombre que ordenó el secuestro y asesinato de Enrique Camarena, luego de que éste descubriera las complicidades de la CIA con el Cártel de Sinaloa.



“El cubano recibía millones de dólares. Los tres testigos identifican a Félix Rodríguez como que estuvo en el secuestro”, añade.



Conocido también como “El Gato”, Félix Rodríguez se ha desempeñado como un operador de la CIA por varias décadas.



En 1967 fue enviado a Bolivia, donde estuvo a cargo de las acciones que llevaron a la captura y muerte de Ernesto “Che” Guevara, el guerrillero argentino que participó en la Revolución Cubana.



De acuerdo con la versión de Berréllez y Jordan, Caro Quintero habría sido inculpado por las autoridades de México y Estados Unidos del asesinato de Camarena Salazar, para ocultar la participación de “El Gato” en el crimen, lo cual pondría al descubierto la corrupción de las autoridades norteamericanas.



Entrevistado por el semanario Proceso, la semana pasada Caro Quintero refutó la versión de Berréllez, asegurando que aunque él estuvo en el lugar donde fue asesinado Camarena –el 9 de febrero de 1985– tampoco él fue quien ordenó su tormento y muerte.



“¡Miente, Berréllez! ¡Miente!”, dijo Caro Quintero, prófugo de la justicia desde 2013, cuando fue liberado por un juez mexicano.



Amenazas de la CIA



Cuestionado sobre el por qué tardó más de 20 años en revelar la presunta conexión de la CIA con el asesinato de su compañero de agencia, Berréllez señaló que estuvo amenazado con ser extraditado a México para ser juzgado por el secuestro del doctor Humberto Álvarez-Macháin.



El médico –a quien se le acusó de haber estado presente durante la tortura de Camarena, inyectándole drogas para mantenerlo despierto y aumentar el tormento– fue plagiado en México y llevado a California, donde se le juzgó.



“A mí me dieron órdenes de secuestrar al doctor Macháin”, dijo Berréllez, quien actualmente reside en California. “Al investigar y darme cuenta de la participación de la CIA en su muerte, me amenazaron de que si sabía algo, me iban a enviar a México para que pagara por el secuestro”.



Agregó que por esa razón esperó 20 años –cuando expiraron las acusaciones en su contra en México– para dar a conocer su versión de los hechos.



Corrupción en la DEA



Phil Jordan señala que, según los testigos protegidos, el jefe de Camarena recibía dinero de Ernesto Fonseca Carrillo –‘Don Neto’– quien era socio de Caro Quintero.



Fonseca, quien purga una sentencia de 40 años de prisión por la muerte del agente de la DEA, fue liberado la semana pasada de un penal de alta seguridad y se le permitió pasar el resto de su sentencia en su domicilio del Estado de México.



“La persona que tuvo mucho que ver en que secuestraran a Kiki fue el supervisor de Kiki. Los testigos te van a decir que el mismo supervisor le puso el dedo a Kiki”, agrega.



“La corrupción del PRI no ha dejado salir nomás a Caro Quintero, sino también ahora a (Ernesto) Fonseca Carrillo y un tiempo a El Chapo Guzmán”, dijo Jordan en entrevista exclusiva con El Diario de El Paso.



Recalca que la información “viene de tres testigos que vieron al americano ir a casa de Fonseca a recoger miles de dólares”.



“La corrupción en la DEA me duele el corazón porque dediqué mi vida a eso”, dice el también ex director del Centro de Inteligencia en El Paso (EPIC).



Insiste que los cárteles han financiado campañas políticas priistas en México y que es el sistema el que ha liberado a los narcotraficantes.



“No estoy hablando representando a la DEA. Estoy diciendo la verdad representando a la gente inocente de Estados Unidos”, concluye.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo