• Sábado 29 Abril 2017
  • 7:21:52
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.05
  • 19°C - 67°F
  1. Sábado 29 Abril 2017
  2. 7:21:52
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.05
  4. 19°C - 67°F

El_Paso

Amaga EU con separar a familias migrantes

Juliana Henao/ El Diario de El Paso | Martes 07 Marzo 2017 | 06:20 hrs

Archivo/El Diario | Grupo de inmigrantes cruzan la valla fronteriza Juárez-El Paso

El Paso El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) estudia la posibilidad de separar a los hijos de sus padres al ser detenidos juntos mientras cruzan ilegalmente la frontera desde México, dijo ayer el titular John Kelly.



El secretario indicó, en entrevista con CNN, que este amago forma parte de un esfuerzo para desalentar a las familias que realizan la peligrosa travesía.



“Haría casi cualquier cosa por impedir que los centroamericanos ingresen a esta muy, muy peligrosa red... viniendo desde México”, dijo el general durante su participación televisiva.



Las declaraciones de Kelly causaron indignación entre derechohumanistas, quienes consideran que la propuesta viola los derechos humanos de las madres y que traerá costos adicionales al Gobierno y a los contribuyentes estadounidenses.



“Las autoridades migratorias ahora liberan a las familias que capturan en la frontera no porque quieran, sino porque no tienen capacidad de mantenerlas detenidas. Si hay un cambio de política qué van a hacer con la sobrepoblación de madres y niños detenidos”, cuestionó Rubén García, director de Casa Anunciación, organización que brinda asesoría y alojamiento temporal a inmigrantes en El Paso.



Actualmente, cuando una madre y sus hijos son detenidos en la frontera, son enviados juntos a un centro de detención familiar. En Texas existen dos, en Dilley y Karnes, con 3 mil 5 camas. El tercero en el país se encuentra en Berks, Pennsylvania.



Grupos pro inmigrantes subrayan que estos centros en la actualidad permanecen a capacidad máxima y la creación de centros adicionales enfrentará múltiples demandas a través del país.



En el 2014 un cuarto centro permanente familiar de inmigrantes fue clausurado en Artesia, Nuevo México, después de enfrentar demandas por las malas condiciones en las que permanecían los inmigrantes.



Hasta hoy, las madres que llegan con menores de edad a la frontera sur de Estados Unidos son procesadas conjuntamente con sus hijos.



Solamente durante las primeras horas o días, los padres eran separados si sus hijos tenían más de 9 años en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, pero luego eran liberados y procesados para llevar el caso ante la Corte de manera conjunta.



Detenidos por separado



La nueva política permitiría al Gobierno federal mantener a las madres detenidas mientras esperan que sus casos se resuelvan en una orden de deportación o en la concesión de asilo, explicó Melissa López, directora ejecutiva de Servicios Legales para Inmigrantes y Refugiados de la Diócesis Católica de El Paso.



Los niños serían puestos bajo una custodia especial del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), bajo el método menos restrictivo posible hasta que puedan ser cuidados por un familiar estadounidense o un tutor designado, proceso que actualmente se sigue con los menores que cruzan solos la frontera de manera ilegal.



Medida disuasoria



En 2014 el país enfrentó una elevada cantidad de menores no acompañados y unidades familiares que cruzaron la frontera provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras.



Cerca de 54 mil menores y sus acompañantes fueron detenidos entre el 1 de octubre de 2016 y el 31 de enero de 2017, los primeros cuatro meses del año fiscal 2017, más del doble que las cifras en el mismo período del año fiscal anterior.



“En el 2014 se presentó una oleada enorme de madres y niños cruzando la frontera ilegalmente, fue entonces cuando se abrió el centro de Artesia y cuando se envió el primer avión desde El Paso a San Pedro Sula –Honduras– con unidades de familias deportadas”, dijo García.



La medida, según García, tiene el único propósito de que los inmigrantes en Centroamérica entiendan que al llegar a este país van a ser detenidos, independientemente si traen hijos con ellos.



Huyen de la violencia



Las graves condiciones de pobreza, seguridad y violencia son las que según expertos fuerzan a las mujeres a tomar la decisión de emprender el viaje con sus hijos y cruzar la frontera.



“La mayoría viene huyendo de la violencia, son perseguidos por grupos o guerrillas al margen de la ley. Llegan a este país pasando una difícil travesía porque no tienen otra opción puesto que en sus países corren peligro de muerte”, dijo García.



Trauma psicológico



Activistas dicen sentir escalofrío ante otra muestra de endurecimiento radical de las políticas contra los inmigrantes bajo el mandato del presidente Trump.



“Es una cosa alarmante tras otra, es realmente un escándalo que estos niños sean separados de sus madres. Ellos vienen con muchos temores después de haber experimentado episodios traumáticos en sus países”, dijo García.



La medida “podría crear trauma psicológico de por vida, especialmente para los niños”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo