• Lunes 24 Septiembre 2018
  • 16:27:23
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 31°C - 87°F
  1. Lunes 24 Septiembre 2018
  2. 16:27:23
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 31°C - 87°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Desheredó Juan Gabriel a tres de sus hijos por problemas de drogas

Agencias | Lunes 29 Agosto 2016 | 17:39 hrs

Tomada de Internet |

Tomada de Internet |

Ciudad de México.- La última vez que Juan Gabriel había visto los ojos de la muerte fue a comienzos del 2012. Su nieto, Alberto Aguilera III, había pasado la noche en una cárcel del D.F después de conducir borracho y drogado una camioneta. Con el alma partida el joven ingirió en la celda una cantidad tan significativa de droga que 52 horas después de estar en un coma inducido moriría en un hospital. Tenía 22 años.



Desde que era un niño en Parácuaro, Michoacán, se había cansado de ver llegar a su padre, al filo de la madrugada, con una botella de tequila medio desocupada en una mano y con una gallina muerta en la otra. Los intentos torpes por cocinarle terminaban en amagos de incendio que él, con sus manitos, intentaba atajar. Su padre había desaparecido para siempre después de que, manejado por la esquizofrenia, quemó los cultivos de sus vecinos arruinando para siempre a los Aguilera Valadez. Juan Gabriel sabía de la miseria que trae el trago y los excesos, por eso fue uno de los pocos artistas sobrios.

Cuando enterró a Albertico, su único nieto, se prometió que nunca más iba a ver morir a alguien que llevara su misma sangre. No era una tarea fácil. Tres de los cuatro hijos que había tenido con Laura Salas, su mejor amiga, Joan Gabriel, Hans Gabriel y Jean Gabriel, tuvieron líos con la justicia. Alberto Jr, el mayor de todos y a quien tuvo con una mujer de la cual no se sabe nada, posee un grueso prontuario: En el 90 lo detienen por conducir ebrio, en el 2008, borracho, intentó atracar a dos personas en plena calle del D.F, unos meses después dispararía un arma de fuego en su casa. En el 2011 fue detenido por violencia doméstica y en el 2012 por andar borracho en una camioneta. Juan Gabriel, cansado de pagar fianzas, decide dejarlo un rato en la cárcel para que aprenda la lección. Si no tenía suficiente con eso el cantante desheredó a los cuatro. El único por el que sentía orgullo era por Iván, el administrador de empresas que manejaba su agenda, las regalías que daban sus más de 1.800 composiciones, sus más de 100 millones de discos vendidos y el único que podrá salir beneficiado de mansiones repartidas en Europa, en América, en la compra de una isla en el Caribe, en una fortuna de más de 30 millones de dólares que posicionaron al Divo de Juarez como uno de los 20 músicos más ricos del mundo.

Aunque legalmente están desheredados, Iván espera un contraataque de sus hermanos y sabe que en cualquier momento podría estallar una guerra. Juan Gabriel lo había predispuesto todo: esparcir sus cenizas entre Acapulco y Michoacán, las canciones que tenían que tocar para su funeral –eran dos, una de ellas Amor eterno, por supuesto-, todo lo tenía listo menos la ira de sus hijos, la ambición que seguramente despertará poseer una de las fortunas más cuantiosas que un artista ha tenido en Latinoamérica.

En vida los muchachos lo temían. Juan Gabriel, encantador sobre los escenarios, podía ser despiadado e inflexible en la privacidad. Negociar con él podía ser una experiencia aterradora. Con sus hijos esa necesidad de control que reflejaba en el estudio de grabación, en cada una de sus producciones, se exacerbaba. Su palabra era irrefutable.

Ahora que está muerto, su palabra, que era inmodificable como el acero, se esparcirá como sus cenizas. Desde donde quiera que esté verá con amargura cómo sus millones, ganados con el pulso del que nada tuvo, caerá en manos de cuatro muchachos que viven la rumba perpetua a la que parecen están predestinados los hijos de los famosos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo