• Martes 25 Septiembre 2018
  • 22:01:02
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 25°C - 77°F
  1. Martes 25 Septiembre 2018
  2. 22:01:02
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 25°C - 77°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Daniel Radcliffe, un muerto con mucha vida

Excélsior | Domingo 06 Noviembre 2016 | 08:08 hrs

Agencias |

Suiza.- Daniel Radcli­ffe está aburrido del cine de grandes presupuestos e his­torias huecas. Está harto tam­bién de las franquicias y los remakes tan habituales en estos días entre los estudios de Hollywood que buscan la mayor cantidad de ingre­sos sin importar la calidad y originalidad de sus proyec­tos, cargados con pirotecnia y argumentos repetitivos y predecibles.



Por eso, desde hace un par de años, la estrella británica se ha refugiado en el teatro y en el cine independiente, los únicos escenarios capaces de plantearle verdaderos desa­fíos que él ha abrazado con entusiasmo y la seguridad de una cuenta bancaria que lo si­túa como uno de los hombres más ricos de Inglaterra.

“Tengo una posición in­creíblemente afortunada en la que no estoy obligado a ha­cer nada y eso es algo que me gusta mucho.

No sé cuánto tiempo ten­dré esta suerte, pero lo que tengo que hacer es elegir co­sas que realmente ame y que me apasionen profundamen­te”, señala el actor en entrevis­ta exclusiva con Función, en la que cada palabra que ema­na de su boca es remarcada por sus profundos y expresi­vos ojos azules.

Radcliffe comparte que si bien no podría explicar la ma­nera en la que elige los pro­yectos, sí puede asegurar que hay dos factores que siempre busca en cada guión que lle­ga a las manos de su agente: que sean originales y que es­tén bien escritos.

“Esos elementos son muy importantes para mí.

“Siento que tengo un gus­to muy especial por las cosas bien escritas, y eso lo com­parten todos los proyectos más recientes que he filma­do”, explica mientras se acari­cia su barba hipsteriana color marrón.

El encuentro con el ídolo de millones de niños y jóve­nes, a raíz de su trabajo en la saga de Harry Potter, ocurre en el Hotel Widder en el co­razón de Zúrich, a cuyo Festi­val Internacional de Cine llegó para promover la lúgubre co­media estadunidense Un ca­dáver para sobrevivir (Swiss Man Army), que se estrena este fin de semana en México.



La cinta ha pasado todo menos inadvertida en todos los certámenes fílmicos don­de se ha proyectado, debido a su polémica premisa que co­mienza con un cadáver flatu­lento que llega a la orilla del mar para cambiar la vida de un náufrago.

Pero a la par, la pelícu­la codirigida por Dan Kwan y Daniel Scheinert (Daniels) también ha cosechado un puñado de galardones en al­gunos de los festivales más reconocidos del mundo, como el de Mejor Dirección en Sundance, o el de Mejor Película y Mejor Actor para Radcliffe en Sitges, un lu­gar especializado en el cine de género que la encumbró como su cinta favorita.

El filme, coprotagonizado por Paul Dano (Ruby Sparks), na­rra la historia de un náufrago de nombre Hank varado en una isla desierta que un día, a punto de quitarse la vida, descubre un miste­rioso cadáver a la orilla de la playa al que bautiza como Manny (Radcliffe).

Aparentemente el cuer­po tiene poderes especiales y podría ser la clave para so­brevivir, por lo que Hank en­tabla una amistad con Manny enseñándole el significado de la vida y demostrándole que, aunque esté muerto, vale la pena vivir y escapar de la soledad.

“Sabía que sería una pe­lícula divertida, potencial­mente conmovedora, pero jamás me imaginé esta sen­sación épica que se ve en la pantalla por el viaje de sus protagonistas.

“Cuando rodamos una de las secuencias más impre­sionantes de la película, en la que por cierto yo no aparezco y el compositor musical esta­ba ahí en el set, me emocioné tanto que me puse a llorar.

Ha sido uno de los mo­mentos más felices y glo­riosos que jamás he tenido en un set de cine”, compar­te el actor de obras de teatro como Equus o The Cripple of Inishmaan.

Sobre el rodaje, asegura que fue tan divertido como desafiante, debido a la natu­raleza de un proyecto sin pre­cedentes en el cine mundial, algo que espera que aprecien sus seguidores.

“Fue un rodaje muy diver­tido. Los directores tienen una fuerza creativa brutal que te dan toda la confianza, a tal punto que ni siquiera piensas en qué estás haciendo o si va o no a funcionar.”

Antes de despedirse y per­derse en las laberínticas calles medievales suizas, el actor hizo un par de aclaraciones:

“Ninguna de las flatulen­cias fueron reales. Tampo­co utilicé dobles o muñecos (dummys). Todo el tiempo soy yo”, añade entre risas.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo