• Martes 18 Septiembre 2018
  • 5:31:58
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 5:31:58
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Unidos por Sheeran; primero en México

Excélsior | Domingo 11 Junio 2017 | 07:57 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Ahora se sabe en la Ciudad de México cómo Ed Sheeran cura el mal de amores: pisando un escenario como el del Palacio de los Deportes con su fiel guitarra, con chamacas al borde del colapso y un trago para creer que a sus 26 años tiene el mundo a sus pies.



Ayer salió saltando al escenario a las 21:00 horas en punto, rasgando, no, maltratando con clase las cuerdas de su lira para recordar el bello paisaje que lo vio crecer en el Reino Unido, donde un castillo y los verdes prados le daban color a si juventud.

Era Castle on the Hill la canción con la que abrió su primera aparición en el país, pero el paisaje que tenía enfrente era el de 21 mil 600 rostros sudados, pegajosos, de niñas con el rímel corrido por las lágrimas y no el de la abundante flora de su tierra.

Igual fue demasiado para él. Así que lo primero que hizo fue rendirse a los pies de sus niñas, niños y de cualquier devoto de sus cuerdas y prosa.

Aunque Sheeran es un hombre sensible y orientado al sentimentalismo tiene su lado rapero bien definido.

El hecho de que Eminem sea de sus máximas influencias le permite desafiar el pop y anexar un poco de rap a varias de sus canciones.

The A-Team y Galway Girl son un ejemplo y la oportunidad para que Sheeran se ponga en el lugar de los famosos negros tumbados, agitando el brazo y destrozando el “microphone” como los amos de la Costa Este lo hacen.

MC por un momento, romántico la mayoría parte del tiempo como lo demostró en Don’t y New Man, esta última fila una pequeña celebración de la felicidad que lo tiene en constante movimiento.

Vaya momento para celebrar que el conductor James Corden le devolvió su guitarra en su Carpool Karaoke, de otra manera esta noche no hubiera sido posible.

Era tanta la adrenalina que corría por las venas de Sheeran que las botellas de agua aparecían y desaparecían rápidamente por la necesidad de hidratarse rápidamente.

El chamaco se dio el lujo, porque no todos lo hacen, de hacer un cover a la gran Niña Simone: Feeling Good, una rola que antes ya había sonado en el Domo de Cobre, pero en una versión más elaborada y compleja de Muse.

Sus canciones fueron como mashups, quizá porque no había tiempo para tocar todas las que él y su gente querían, o por esa extensión y admiración que tiene por el hip-hop estadunidense, cualquiera de las razones fue atinada para la noche.

Nadie lo acompaña en el escenario, está él frente a los chilangos. Él y su guitarra, y sus técnicos que le asisten en lo que necesite, sus pantallas y nadie más, él y su playera negra que lo tenían sudando a cántaros.

Bonito su detalle de cantar su carnavalesca canción Barcelona con el coro de “México”, un regalo para un país en el que su música estaba más clavada que ninguna otra cosa.

Cosa curiosa, como era un concierto de chavitos en general, pues había más refrescos rondando por las filas, así que los cheleros tuvieron su descanso al atender sólo a los mayorcitos.

Por fin llegó el momento de bailar en la oscuridad, de darse un beso lento, de cantar al oído a esa persona perfecta que Ed Sheeran ya encontró y que quizá sus admiradores también.  Perfect fue la cúspide del romanticismo empedernido y lo mejor de la noche estaba por venir.

Nancy Mulligan fue una poesía en la guitarra, un arranque country que pronto se vuelva al folk y regresa, una agilidad para aplaudir aunque al mayor de los hermanos Gallagher le parece un niño aburrido.

Siguió la rompecorazones de Thinking Out Loud y ahí sí la noche se cayó, todo mundo se sabe esa canción por alguna chica, por el radio, por lo que sea, pero a todos les llegó la melosa canción.

Sheeran prometió que Sing sería lo último, todo mundo habría creído que el final había llegado por el tremendo ambiente de logró, digno de un rave, con un coro de esos agudos que sólo se escuchan en las canchas británicas, pero los fans no fueron inocentes, aún faltaba un cierre esperado.

Sheeran no sacó la playera del Chelsea, su equipo favorito de futbol, sino la de la Selección Mexicana, para cantar su fenomenal Shape of You y aprovechar para celebrar el día de la diversidad con una bandera multicolor que se colgó como trapo de aliento y agitó hasta el final.

Y después de mucha energía, música y fiesta todo terminó a las 22:30 horas con los temas You Need Me, I Don’t Need You.  

Ed Sheeran aseguró que su corazón late otra vez

Los tiempos en que Ed Sheeran reconstruía su corazón pedacito por pedacito terminaron con Divide.

“Solía escribir de corazones rotos, porque lo tenía roto, ahora esos tiempos se acabaron y no existe esa decepción amorosa en mi vida. Por eso la mayoría de las canciones van dirigidas a amigos, mi familia, nuevos amores, es un poco la dirección que ha tomado mi vida.

“Regularmente el sentimiento es el que prende la canción; constantemente escribo: en mi cama, en los viajes y en otros países. Pero Divide fue hecho en casa y eso le dio la vibra de felicidad y positivismo que quizá los otros dos no tenían”, platicó en conferencia de prensa el británico de 26 años, previo a su debut en el Palacio de los Deportes.

Y sin duda la felicidad le va a Sheeran, fiel seguidor del Chelsea y, como digno inglés, fanático del alcohol, bastó ver cómo sus manos inquietas destaparon una botella de mezcal para percibir su fuerte aroma. “Sí, lo conocí el jueves”, murmuró, sabiendo lo que estaba a punto de tomarse.

Y bueno, volviendo a la cuestión musical, las rolas Nina, Photograph y la famosísima Thinking Out Loud son producto de la tristeza al terminar su relación con Nina Nesbitt y Athina Andrelos, mientras que su contraparte alegre se refleja en Divide gracias a su compromiso con Cherry Seaborn.

Además de que rolas como What Do I Know? y Perfect, su favorita, son himnos que fácilmente podrían evocar una revolución de amor y unidad.

“Dentro de los conceptos de la música creo en muchas cosas personalmente, pero no me gusta cargar con esa responsabilidad o irme a otro lado social, solo quiero hacer música que haga feliz a las personas”, expresó pese a que su canción What Do I Know? es una clara referencia a lo que se hizo en su país en los sesenta.

Sheeran es un fenómeno que es demasiado buena onda. Sus tatuajes tan coloridos son una buena señal de su buen humor y de su manera de hablar tan rápida.

Es un niño emocionado por haber sido condecorado con un disco Triple Platino y Disco de Oro por sus altas ventas, no quiso posar solo así que posó con el equipo de su disquera nacional.

Alguien le recordó que Justin Bieber le ganó la colaboración en la versión de Despacito de Luis Fonsi y Daddy Yankee.

“Lo que le sorprende es que se haya tardado un poco en ser tan popular en Europa si es demasiado conocido. Justin me ganó, lo había pensado y, bueno, no tengo intención de trabajar algo que ya se hizo, vamos a hacer algo por ahí del estilo con Alejandro Sanz y Camila Cabello, pero aún tendrán que esperar”, dijo Sheeran.

Por agenda, Sheeran no pudo asistir a la celebración del concierto One Love de Manchester que realizó Ariana Grande junto a grandes exponentes como Chris Martin y Liam Gallagher, hermano menor de Noel, uno de sus grandes detractores dentro de la escena musical.

Sheeran esperó a que alguien le hiciera la pregunta respecto al bombazo que mató a varias personas.

“Creo que las consecuencias, en términos musicales, será más en la seguridad que en otras cosas, no sólo será en conciertos sino en eventos públicos porque el terrorismo es adonde apunta, pero lo mejor que se puede hacer a emular lo que se hizo en Manchester, mostrar unidad, amor y dejar claro que por nada dejaremos de tocar”, aclaró Sheeran.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo