• Miércoles 26 Septiembre 2018
  • 7:54:46
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Miércoles 26 Septiembre 2018
  2. 7:54:46
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Espectaculos

Explora las sonoridades del rap hasta el rhythm and blues

Agencias | Domingo 05 Noviembre 2017 | 08:53 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Hadrian, un artista que se ha ganado ya un lugar en el ámbito de la llamada música urbana, lanza un nuevo sencillo: Ángel y diabla. Se trata de una producción en la que está plasmada una experiencia personal, un dilema planteado entre el amor puro o la pasión. Cuenta la historia de dos mujeres, un hombre y la decisión de optar por un sentimiento inocente y honesto, o dejarse llevar por la lujuria y el deseo.



El freestyle rap o simplemente freestyle se refiere comúnmente a un estilo en que se hacen las letras del rap. Es creado en el momento, improvisando

Este material explora los terrenos del rhythm and blues (R&B), un ritmo musical urbano que combina elementos del hip-hop, soul, funk y pop. “Estoy en la etapa en la que encontré mi identidad musical”, dice Hadrian en entrevista por la salida de su más reciente canción.

A Hadrian le gusta “tomar riesgos constantemente”, experimenta escenas musicales distintas a las de sus inicios. Su trayectoria, desde la victoria obtenida en el campeonato Internacional de Batallas de Gallos de freestyle en 2008, presenta etapas de transición en diferentes ritmos: el ya mencionado R&B, pero también dance, trap, que son los principales géneros en los que produce actualmente su propuesta musical.

Nueve años han pasado desde que alzó el cinturón de aquel campeonato. De hecho, ha sido el único mexicano en alcanzarlo. Sin embargo, ha mutado en diferentes géneros en los que no todos sus seguidores están de acuerdo. “La gente quiere que siga haciendo rap de nicho, como antes; eso me hace pensar que a lo mejor estaba haciendo las cosas bien, pero yo no estaba satisfecho. Ahora hago lo que mi instinto musical me pide”.

Agradece su pasado rapero: “Es algo que tenía que vivir para estar en donde estoy hoy”. Y explica que debe su aprendizaje a cada uno de los ciclos por los que transitó, aunque en ocasiones lo pusieran en una disyuntiva, pues considera que experimentar “de más” es uno de sus mayores desaciertos.

Impaciencia por hacer las cosas rápido y no tener el cuidado en la planeación de su trabajo fueron las consecuencias de apostar por escenas musicales nuevas, lo cual lo llevó a tomar riesgos que “incluso podrían terminar” con su carrera. Ahora cuenta con un equipo de trabajo que lo asesora y guía para que el proceso creativo de producción sea de la mejor calidad.

Para él, hacer arreglos es una catarsis: diariamente dedica tiempo a componer y actualizarse, “ya que es una exigencia del medio para todo compositor”. Aunque también su desarrollo como artista se debe a las habilidades que aprendió en el pasado. “El freestyle me ha ayudado bastante a optimizar tiempo en la composición”, afirma

A pesar de sus orígenes, explica que está en el rap por accidente: “Entré por medio de las batallas, y me fue bien, pero así fui escalando porque mi objetivo siempre fue aprender a cantar”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo