• Martes 18 Septiembre 2018
  • 14:00:28
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 29°C - 85°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 14:00:28
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 29°C - 85°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Lo que sucede minutos antes de morir

Lourdez Díaz/El Diario | Domingo 10 Abril 2016 | 07:37 hrs

Agencias |

Chihuahua.- Preguntarse qué haría yo si supiera que me voy a morir hoy, sería algo útil para irse en paz cuando a cada uno le llegue su momento, pues nadie está preparado para la muerte, ni en situaciones personales ni legales, lo que en ocasiones dificulta el proceso de partida, personas que prolongan su sufrimiento por algún pendiente que no los deja descansar en paz, además de experimentar el temor a morir.



Su día ordinario es ver el final de la vida de muchos y la lucha por sobrevivir de otros. Son testigos del miedo intenso a la muerte, por más religiosa que sea una persona y por mucho que crea en que hay algo más allá de este mundo, nadie está preparado para morir, coinciden Adrián Verdín Zendejas, presidente del Colegio de Medicina Crítica y Terapia Intensiva y la directora del Centro tanatológico de Chihuahua María Isabel Ortega García.

Ambos trabajan con personas al borde de la muerte y coinciden en que todo mundo, independientemente de la edad o de la situación actual de salud, debe estar preparado para la muerte, pues lo mismo mueren jóvenes que adultos, ancianos o niños.

En general, quienes van a morir, sea que lo alcancen a comprender minutos antes de su muerte, semanas o meses, llega un momento de reflexión sobre lo que hicieron y dejaron de hacer, una necesidad de reconciliación con los seres queridos con quienes tuvieron algún problema, independientemente de quien haya sido el responsable del pleito.

También hay necesidad de expresar ‘’los te quiero’’ y ordenar las situaciones legales como los testamentos.

Ocurren otras situaciones más complejas, lo que en medicina se conoce como ‘’el delirio de la terapia intensiva’’ ocasioando por la administración de los múltiples medicamentos, explica Verdín Zendejas, una fase donde el paciente pierde la noción del tiempo y puede hablar con vivos y muertos ‘’es un delirio’’, lo que en ocasiones genera una interpretación sobrenatural por parte del familiar, o del mismo paciente cuando se recupera y logra recordar algo de lo que pasó por su mente durante un estado de sedación.

Por su parte, la tanatóloga Ortega García, comenta que hay una situación en común que ha observado en los pacientes con enfermedades terminales antes de morir. Puede el paciente estar muy grave, pero antes de partir siempre tiene unas horas o probablemente unos días de aparente mejoría, puede ser un enfermo que sufre mucho dolor y de pronto ya no lo presenta ‘’como si hubiera un lapso para despedirse’’, señala.

La mayoría de las personas que pasan por una sala de terapia intensiva, son jóvenes con lesiones severas a consecuencia de accidentes automovilísticos, comentó Verdín Zendejas.

Las principales causas de la atención en medicina crítica o terapia intensiva es el traumatismo craneoencefálico que también afecta de manera importante a niños y bebés que no van en su silla con el cinturón cuando ocurren percances viales, le siguen las infecciones severas y el infarto al miocardio, explicó el especialista.

De los casos más graves también están los conductores de motocicletas que al momento de sufrir un percance reciben todo el golpe directamente en su cuerpo y que en muchas ocasiones se salvan pero quedan con una mala calidad de vida, ante secuelas como la incapacidad de hablar y problemas motrices, dependientes cien por ciento de un tercero.

Las infecciones severas que inician en el paciente desde una simple infección en oídos, garganta, estómago y vías urinarias pero que no buscan atención oportuna y se convierten en un problema severo, ‘’cuando llegan con nosotros es porque ya es una complicación muy grave pero que pudo haberse evitado’’, expuso el médico intensivista.

La vida ordinaria de un especialista en esta área son las situaciones más tensas tanto para la medicina como para las familias que por lo regular no aceptan las condiciones graves del paciente, en algunos casos por la culpa de haberlos abandonados y que quieren tiempo para compensar esa desatención de la que están conscientes.

‘’Quienes más han desatendido a su familiar, son regularmente los más exigentes, quienes han llevado una buena relación con el enfermo, regularmente aceptan la naturalidad de la muerte’’.

Entre las cosas más complejas que en la vida personal enfrenta un médico intensivista, es la nula muestra de afecto que puede hacer hacia sus seres queridos durante el día ordinario, ‘’llegas a tu casa después de una larga jornada y tus niños corren a abrazarte pero no puedes ni tocarlos, cómo le explicas eso a un niño de dos años. Llevamos en el cuerpo todas las bacterias y virus más resistentes porque viven en las salas de terapia intensiva y se han hecho resistentes a todo tipo de antibióticos. Tenemos que llegar a bañarnos antes de tocar a nuestros hijos’’. Expuso Verdín Zendejas.

En la ciudad de Chihuahua hay 23 medicos intensivistas y 6 más en el resto del estado. En la capital, hay alrededor de 60 camas de terapia intensiva entre los hospitales: Central, General, Ángeles, Christus Muguerza, Clínica del Centro, Starmédica, Imss, Issste, Palmore y Hospital Infantil, comentó donde por lo regular están al 100 su capacidad.

 

RESOLVER SITUACIONES LEGALES Y EMOCIONALES PERMITEN IRSE EN PAZ

Las situaciones emocionales donde hay necesidad de pedir perdón, de perdonar a quienes haya necesidad de hacerlo, hacer testamento y decirle a las personas los ‘’te quiero’’ son elementos clave para poder morir en paz, expuso la tanatóloga María Isabel Ortega García, directora del Centro Tanatológico de Chihuahua.

Los familiares deben respetar la decisión de los pacientes en fase terminal cuando éstos están aún conscientes, porque la intervención de terceros en muchas ocasiones no les permite irse en paz y además, les prolongan innecesariamente el sufrimiento ‘’hay gente que no se puede morir por los pendientes que tienen y que una vez que los resuelven logran irse’’, comentó Ortega García.

Para el tanatólogo Enrique Tapia Ortega, es necesario que en todas las familias ‘’se saque el tema de la muerte del closet, porque en la cultura mexicana es un tabú, cuando es lo que todo el mundo tenemos seguro’’ expuso.

Ambos enfatizaron que la única manera de tener una mayor aceptación de la pérdida de un ser querido, es mostrándole el afecto en la vida ordinaria, sin esperar a ver o estar en agonía. En algunos casos, hay oportunidad de corregir errores, cuando se trata de una enfermedad crónica y progresiva, hay tiempo de recomponer la relación. Pero en casos donde la muerte es súbita, el familiar se queda arrepentido, con culpa y frustrado por no haberlo hecho y el proceso del duelo será muy complejo.

Por su parte el médico intensivista Verdín Zendejas, expone que cuando un familiar está consciente de haber desatendido al enfermo, ‘’de deberle algo’’ se aferran a que viva para poder recomponer la relación, pero en muchos casos es demasiado tarde, por ello la importancia de hacerlo sin necesidad de ver a los seres queridos al borde de la muerte.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo