• Sábado 22 Septiembre 2018
  • 7:14:01
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 17°C - 64°F
  1. Sábado 22 Septiembre 2018
  2. 7:14:01
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 17°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Ya racionan agua en Ciudad Juárez por desabasto

Araly Castañón
El Diario de Juárez | Domingo 17 Julio 2016 | 06:38 hrs

El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez.- La sobreexplotación de los acuíferos de los que se surten Ciudad Juárez y El Paso ya ocasionó que la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) comience a racionar el líquido en algunas zonas del poniente de la ciudad, de acuerdo con información del organismo.



El director técnico de la JMAS, Manuel Herrera Mercado, explicó que la recarga del Bolsón del Hueco, que comparte con Estados Unidos, y el Bolsón de Mesilla, conocido como Conejos Médanos es mínima, en comparación con la extracción.

Dijo que la recarga anual en el primero es de unos 25 millones de litros, pero la que se saca en el mismo período es de 155 millones.

“Entonces va a llegar un momento y está llegando, en que se están bajando los niveles en la parte baja o plana (de la ciudad), o sea la céntrica”, anotó.

Explicó que por el momento, en la única colonia que hay “tandeo”, es decir que el agua se corta unas horas y regresa en otras, es en la Toribio Ortega.

“En la noche lo mandamos a un lado y en el día lo mandamos a otro, con eso estamos turnando. Nomás en esa hay tandeo”, aseguró.

Extender el tandeo a más colonias de la ciudad, como ocurre en la capital del estado, podría ser factible para ahorrar agua, dijo Herrera.

Al surponiente de la ciudad, casi al final de la calle Barranco Azul, está la parte alta de la colonia Toribio Ortega, coronada por un gran depósito de agua potable de la JMAS que no es ningún alivio para los habitantes del sector, pues sólo tienen agua en la noche.

El suministro llega a sus domicilios a las 11 de la noche y para las 7 de la mañana ya no hay.

La escasez del servicio se ha recrudecido en los últimos años, y eso se reconoce al observar en los techos de varias casas de la colonia cisternas o tinacos para almacenar agua.

“En cuanto vemos que llega un chorrito ya andamos llenando los galones, pero sí se va muy seguido, tengo 30 años aquí y no era así, hasta ahora últimamente tenemos así el agua, que nos la echan un rato y luego la quitan”, explicó Patricia Olvera Simental, vecina de la Toribio Ortega.

Contingencia afecta primero al poniente

A finales de junio la JMAS se declaró en contingencia por el aumento de las altas temperaturas y con ello el incremento de la demanda del servicio, lo que provocó que bajara la presión en colonias del poniente, aledañas al Camino Real, dio a conocer el presidente de la descentralizada, Antonio Andreu Rodríguez.

La situación es un reflejo de la escasez de agua que se vive en la región, y aunque todavía no es tan alarmante, empiezan a manifestarse los primeros síntomas, afirmó Gustavo Córdova Bojórquez investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), especialista en asuntos del agua.

Sin embargo, la Junta expone que no hay estudios para determinar la suficiencia de las dos fuentes de abastecimiento en la zona, el Bolsón del Hueco, que comparte con Estados Unidos, y el Bolsón de Mesilla, conocido como Conejos Médanos.

En la región hay 210 pozos, de los cuales 180 están en condiciones de operar, y 30 están detenidos porque la calidad del agua ya no es buena o porque la extracción ha disminuido, explicó Manuel Herrera Mercado, director técnico de la JMAS.

El que surtía a la Toribio Ortega “está en estudio” porque bajó su capacidad. De 30 a 40 litros que se sacaban por segundo, se redujo a la mitad, de 15 a 20, aseguró.

El investigador del Colef señaló que en 50 años la constante será la escasez, si es que no se empiezan a tomar medidas.

“Sabemos de la crisis que hay por el agua aquí en Juárez, pero generalmente no se difunde porque todavía no estamos en un caso alarmante, pero ya podemos ver que en 50 años la constante va a ser la escasez. Hay problemas en época de verano, en algunas colonias, esto es una muestra de que empieza ya el problema”, aseguró.

Córdova dijo que desde 1980 empezó a aumentar la extracción de agua de la batería de pozos de la ciudad, y de 68 millones de metros cúbicos que se obtenían al año, ahora son 170 millones.

“Hemos triplicado en 30 años la cantidad de agua y el ritmo tiende a subir porque la ciudad sigue creciendo”, anotó.

Expuso que estudios de la Comisión de Agua de Texas del 2001 establecen que de los 49 mil millones de metros cúbicos de reserva que había en la década de los 80 en el Bolsón del Hueco se redujeron a 26 mil millones de metros cúbicos.

“Es decir, poco cerca de la mitad con un ritmo de extracción de 270 millones de metros cúbicos por año. A este ritmo el bolsón tendría para el año 2030 una reserva de tan sólo 5 mil millones de metros cúbicos”, afirmó el especialista.

Dijo que la ciudad de El Paso extrae anualmente alrededor de 300 millones de metros cúbicos, mientras que Juárez 170 millones, en total son 470 millones.

“Al 2030 tenemos que podría haber 5 mil millones, después del 2030 nos quedarían diez años, el 2040 para todavía tener agua de buena calidad, pero es un escenario muy corto, no es ni siquiera una generación. Yo creo que si seguimos así, nuestros nietos no van a ver agua aquí”, comentó.

Señaló que a pesar de que el acuífero se está recargando, es más el agua que se saca que la que logra acumularse, pues cuando llueve el 99 por ciento se evapora.

‘No hay agua en el subsuelo’

Herrera dijo que en la zona céntrica de la ciudad el abatimiento del Bolsón del Hueco es de 30 a 25 centímetros en promedio al año, mientras que en el sur, por la zona del aeropuerto es de casi dos metros.

“Entre más profunda está el agua, las bombas tienen que ser más potentes y gastan más energía. Es a lo que me refiero que cada vez va a ser más caro extraer el agua de 90 metros, que de 60”, mencionó Herrera.

Expuso que para determinar cuál es el tiempo de vida del Bolsón del Hueco se tiene que realizar un estudio en conjunto con El Paso y Ciudad Juárez, que es costoso y no es fácil coordinar.

“Y aquí nosotros no somos quiénes para poder coordinar un estudio binacional. Se puede hacer y los hemos hecho porque hay muy buena coordinación con El Paso Water, hemos hecho estudios didácticos, pero sí se complica, son leyes diferentes, son cosas diferentes”, indicó.

El funcionario afirmó que en el poniente de la ciudad no hay agua en subsuelo, desde donde termina el viaducto Gustavo Díaz Ordaz hasta el Centro de Readaptación Social para Adultos (Cereso).

“Las perforaciones que se han hecho, son pozos que dan cinco, seis litros por segundo y agua muy salada, sería muy costoso quitarle las sales y reinyectarle. Los geólogos que saben de esto nos dicen que es porque es el basamento, las partes ya pegadas a la Sierra”, señaló.

Explicó que por ello el poniente de la ciudad se surte con el agua que se extrae de Conejos Médanos, y en particular a la Toribio Ortega y algunas colonias aledañas se les lleva del suroriente.

“Como no hay agua en el subsuelo hay que llevar agua de muy retirado, entonces es muy costoso llevarla por la energía, el costo de operación”, comentó.

Dijo que si los habitantes de la parte alta de la Toribio Ortega no tienen agua en el día, es porque los de la parte baja la desperdician en riego de jardines y árboles.

‘La población debe cuidar el recurso’

Extender el tandeo a más colonias de la ciudad, como ocurre en la capital del estado, podría ser factible para ahorrar agua, dijo el funcionario.

“Pero cuesta, tendríamos que romper todos los circuitos para hacer un circuito de agua para tandear, en lugar de ese dinero invertirlo en la reposición del drenaje que mucha falta nos hace, mejor hay que hacer conciencia”, expuso.

Dijo que en este trabajo la población debe cooperar y cuidar el recurso.

“Tenemos que tener el apoyo de la ciudadanía para que cuide el agua, el agua que se usa en los parques es muy importante, es un riego indiscriminado, un tanto en los domicilios se puede controlar con la micromedición, con la cultura”, señaló.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el consumo de agua potable sea de 80 litros por día por persona, y en Ciudad Juárez llega hasta 300 litros, dio a conocer el investigador del Colef.

“Nos tiene que cambiar la concepción de que vivimos en una zona árida. La gente de aquí vive como si estuviéramos en Tabasco, Mérida o en Chiapas, como si hubiera mucha agua aquí, y hacemos un gasto de alrededor de 300 litros por personas por día, esa es una cuestión inconcebible”, mencionó Gustavo Córdova.

El director técnico de la JMAS declaró que la población debe tomar acciones para ahorrar el agua y reutilizarla en sus hogares.

“Preocupados debemos de estar desde ahorita, no tanto que si mañana no va a salir el agua, tenemos que estar preocupados ya porque vienen nuestros hijos, los hijos de nuestros nietos y ellos van a decir ¿qué hicieron”, manifestó Manuel Herrera.

Anotó que de acuerdo con el Plan Maestro de la descentralizada, ya se están contemplando alternativas. Una de las prioritarias es la operación de una potabilizadora para tomar agua del río Bravo.

También, traer agua de la segunda etapa de Conejos Médanos o de Bismarck en Ascención, o el funcionamiento de una planta desaladora.

“Ahorita nosotros estamos preocupados y ocupados que estamos viendo cómo poder recargar el acuífero”, aseguró Herrera.

La falta de agua que ya se vive en sitios como la colonia Toribio Ortega, provocó que los habitantes ya tomen conciencia de su uso: no la desperdician al bañarse y la que utilizan para lavar los trastes la reciclar para trapear la casa.

“Para los arbolitos, ahí sí no… de todos modos está verde”, lamentó Patricia Olvera, mientras veía una lila marchita que tiene en la entrada de su casa.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo