• Martes 18 Septiembre 2018
  • 4:11:34
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 4:11:34
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

'Juárez tiembla de nuevo', publica The Economist

El Diario de Juárez | Viernes 28 Octubre 2016 | 18:57 hrs

Archivo/El Diario |

Archivo/El Diario |

Archivo/El Diario |

Ciudad Juárez.- La revista británica The Economist, publicó esta semana un artículo en el que, aludiendo a la situación de violencia que parece resurgir en esta frontera, dice que “Ciudad Juárez tiembla de nuevo”.



En un amplio trabajo dado a conocer este jueves, señala que el trabajo de Gobierno y sociedad civil para recuperar la paz en Juárez podría resultar inútil y advierte que “en gran parte del país, los fundamentos del Estado de derecho, una fuerza policial eficaz y una capacidad para procesar crímenes siguen desaparecidos”.

La investigación narra cómo Juárez estuvo sumida en la violencia de 2008 a 2011, y que la recuperación de los espacios públicos se logró por la conjugación de vario factores:

Primero, el Gobierno Federal invirtió recursos en la ciudad, muchos de los cuales fueron para centros comunitarios, deportivos y parques.

Segundo, la movilización de la sociedad civil, que se reúne desde 2010 con representantes de varios sectores en la Mesa de Seguridad, y que revisa las cifras de indicadores delictivos y presiona al gobierno a actuar en consecuencia, cuando alguno de ellos se dispara.

El tercero no tiene mucho que ver con las autoridades, pues la violencia aumentó cuando se enfrentaron a los cárteles de Juárez y Sinaloa por el control de la ciudad, una importante ruta de exportación de drogas. Cada lado hizo alianzas con pandillas y elementos de las fuerzas de seguridad. El de Sinaloa pareció haber ganado, poniendo fin a la guerra.

Pero el centro del trabajo de la revista se centra en la cantidad de homicidios dolosos cometidos con arma de fuego durante las últimas semanas en esta frontera. Y advierte que el trabajo de gobierno y sociedad civil para recuperar la paz en la ciudad se podría ir a la basura.

En el texto, The Economist empieza narrando cómo en Puerto de la Paz, un asentamiento de casas y chozas en los suburbios de Ciudad Juárez, un nuevo centro comunitario de tres plantas y en el cual los juarenses disponen de lecciones taekwondo, futbol rápido y clases de cocina y tratamientos de belleza. “Es uno de los 49 centros de este tipo en las zonas más pobres de esta ciudad industrial en expansión, que crece apretujada en la frontera de México con Texas”. La intención es ofrecer alternativas a los jóvenes frente a las que ofrece el crimen organizado.

Es un signo de cambio en un lugar que se conocía como ‘la ciudad más peligrosa del mundo’, dice The Economist.

Pero destaca que hay otros cambios, y que “los restaurantes y bares están llenos. Hay partes de la ciudad que están abarrotadas de vida nocturna, donde hace unos años no se habría visto ni un alma”, le dijo a la revista británica Nohemí Almada, abogada juarense y activista. “La economía local está en auge. Las maquilas que se observan por las calles de Juárez, que hacen de todo, desde piezas de automóviles hasta turbinas eólicas, despliegan múltiples anuncios de ofertas de empleo”.

También describe cómo fueron los primeros meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, en que “continuó el esfuerzo en Juárez, pero sólo se ha intentado, de manera irregular, de reproducir este éxito en otros lugares. Después de que inicialmente minimizó los problemas de seguridad, Peña se enfrenta ahora a una creciente alarma entre los mexicanos, a quienes les preocupa que la mitad de una docena de estados del país se han vuelto ingobernables a causa de la delincuencia organizada, la corrupción y los conflictos sociales. Estas preocupaciones llevaron a Peña a reemplazar a la procuradora general de la República, Arely Gómez, esta semana”.

También explica que hay nerviosismo en Juárez debido a un aumento de los homicidios de este año. Algunos, dice la revista, culpan a la incertidumbre entre los grupos criminales que deriva de la elección del nuevo gobernador, Javier Corral, y el nuevo alcalde, Armando Cabada, y las tensiones que han surgido entre ambos. Otros apuntan a la recaptura en enero de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el jefe del Cártel de Sinaloa, que ha escapado dos veces de la cárcel que mientras espera su extradición a los Estados Unidos, se encuentra recluido en una prisión federal en el desierto de Chihuahua, en las afueras de Juárez.

La detención de Guzmán, además, parece haber disparado nuevas batallas por el territorio entre pandillas rivales de narcotraficantes, que pueden estar detrás del resurgimiento de la violencia. En promedio, la mitad de los homicidios están vinculados con el crimen organizado, reconoce Eduardo Guerrero, consultor de seguridad y quien estuviera a cargo del sistema carcelario federal. Eso es una mala señal para México. Juárez muestra que un esfuerzo político concertado y la participación de la comunidad pueden aportar mejoras, al menos por un tiempo, “pero en gran parte del país, los fundamentos del Estado de derecho, una fuerza policial eficaz y una capacidad para procesar crímenes siguen desaparecidos”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo