• Miércoles 19 Septiembre 2018
  • 14:03:26
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 24°C - 76°F
  1. Miércoles 19 Septiembre 2018
  2. 14:03:26
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 24°C - 76°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Ven ‘luz verde’ para salir de la ilegalidad

Alicia Fernández
El Diario de Juárez | Domingo 30 Abril 2017 | 07:07 hrs

El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez.- Para Irma Durán el aval de la Cámara de Diputados al uso de la mariguana con propósitos medicinales representa un alivio que le permitirá salir de la ilegalidad en la que se encontraba, debido a la necesidad de que su nieta Rubí consuma aceite cannábico como parte de su tratamiento por el síndrome de Lennox-Gastaut.





La mujer nunca había tenido contacto con la mariguana y en un inicio le pareció increíble que pudiera ayudar con la enfermedad de su nieta, en ese entonces de 3 años, quien padecía alrededor de 30 convulsiones diarias y había estado en dos ocasiones en terapia intensiva.



“Cuando empezó con su tratamiento de cannabis fue otra niña. Ella ya interactúa con usted, tenía las mismas crisis pero actuaba diferente, seguía teniendo convulsiones pero empezó a interactuar con nosotros y ya le fueron bajando las crisis conforme fue tomando su medicamento”, explicó.



Mencionó que su hija Perla le había hablado de la mariguana que podía ser útil para tratar a Rubí, pero no sabían cómo podían recetarle.



Luego de la entrevista que le realizara El Diario el primero de mayo del 2016, Ricardo, un hombre que produce el aceite cannábico, se comunicó con la familia y fue como le empezaron a recetar el medicamento a la niña.



Sin embargo, cuando la situación legal del uso medicinal de la mariguana se encontraba en debate a nivel nacional, luego del caso de Grace, una niña de 8 años cuyo padre se amparó para poder importar el aceite cannábico para su hija que sufría severos ataques de epilepsia, la familia de Rubí decidió probar y la salud de su menor mejoró notablemente.



“Como padres y abuela de Rubí dije ‘si llega a pasar algo yo soy la que voy a enfrentar la ley’, porque es primero la salud de la niña. Si ella está reaccionando bien, por qué no dárselo, cuando el otro medicamento le afecta la vista, el hígado, de hecho nos dijeron que ella podría trastornarse. Para mí fue increíble y le agarré mucha fe a ese medicamento”, afirmó.



Agregó que buscaron a un abogado para ampararse, quien les hizo una cotización de 60 mil pesos y por la desesperación pensaron en endeudarse, trabajar y hacer lo necesario para obtener el dinero, sin embargo el litigante no regresó.



“Gracias a Dios en ese transcurso yo ya había tenido información del caso de Emily en Torreón”, comentó.



Buscó a Miguel Ángel Rivera López, abuelo de Emily, quien había obtenido un permiso de la Comisión Federal para la Protección con Riesgos Sanitarios (Cofepris) para poder introducir la sustancia canábica para tratamiento de su nieta.



La Cofepris otorgó algunos permisos más de forma gratuita, por lo que la familia de Rubí decidió viajar a Torreón, Coahuila, para hacer el trámite, pero al momento no han tenido respuesta y su situación legal se encuentra en suspenso.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo