• Martes 16 Octubre 2018
  • 5:18:52
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 6°C - 43°F
  1. Martes 16 Octubre 2018
  2. 5:18:52
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 6°C - 43°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Retiene Semefo cadáver… casi un año

Luz del Carmen Sosa/El Diario | Miércoles 21 Junio 2017 | 06:46 hrs

Agencias |

Madre con restos de hijo from El Diario de Juárez on Vimeo.



Ciudad Juárez.- Abrazada al ataúd blanco, Rosy despidió ayer a su hijo Leonardo Molina Martínez, de 17 años, desaparecido desde el 20 de noviembre de 2015.



La madre denunció que el cadáver de su hijo fue exhumado el 16 de julio de 2016 de una fosa clandestina en el ejido Juárez y Reforma, municipio de Guadalupe.



Desde entonces la osamenta permaneció en la morgue y fue hasta el pasado 14 de mayo que fue notificada de la presencia de los restos óseos de su hijo en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).



El 16 de junio, después de cotejar el ADN del padre biológico de Leo, el Ministerio Público les confirmó la identidad del adolescente y le entregaron el cuerpo a la madre.



“Fueron casi once meses desde que lo exhumaron hasta que me lo entregaron”, reprochó la mujer que pasó meses pegando pesquisas por toda la ciudad con la foto de su hijo, sin imaginar que su cadáver estaba en una bolsa de plástico negra en el Semefo.



El fiscal general del estado, César Augusto Peniche Espejel, dijo ayer que la saturación por el elevado número de osamentas exhumadas en el Valle está generando un rezago en la identificación y entrega de cuerpos a las familias de las víctimas.



En el presente año, la Fiscalía ha exhumado 59 osamentas, de las cuales 14 han sido identificadas, pero solo 11 han entregado para ser sepultadas nuevamente, según datos aportados por el fiscal en la Zona Norte, Jorge Arnaldo Nava López.



“Servicios Periciales está saturado”, dijo ayer Peniche Espejel tras conocer el viacrucis que la madre vivió en los últimos días, ya que por error el personal del Semefo elaboró mal el certificado de defunción, lo que dificultó que la madre pudiera velar a su hijo por dar vueltas y vueltas a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) en espera del documento.



La noche del lunes, mientras Rosy velaba los restos de Leo en un cuarto de block de su casa, explicó que no podía sepultar el cuerpo por un error en el certificado.



“Hubo un error de forma, mas no de fondo en el certificado de la neurocirugía, el cual se corrigió en las primeras hora de esta madrugada y ya estamos en posibilidades de poder entregar el documento a la familia para que hagan los trámites correspondientes”, dijo Nava López.



El fiscal general solicitó información de este caso y le explicaron que Leonardo Molina Martínez es una de las personas recuperadas en el Valle y por la condición del cuerpo se  tienen que agotar todos los protocolos de identificación, sin embargo, la antigüedad de los restos hace más lento el proceso.



“Esto ha generado un desfase en la realización de los trabajos”, planteó el fiscal.



Aseguró que no existió dolo ni negligencia por parte del personal de esta Fiscalía.



“Más bien es sobrecarga de trabajo. Seguimos recuperando cuerpos y Servicios Periciales está saturado”, dijo Peniche Espejel.



Pero para la madre de familia sí hay omisión desde el momento en que no buscaron a su hijo con vida, lo encuentran y no se lo entregan en casi once meses.



“Ellos no sienten mi dolor, no saben lo que he vivido todos estos meses esperando a que llegara a mi hijo. Yo lo busqué tantas veces y ellos lo tenían”, reprobó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo