• Martes 17 Julio 2018
  • 18:03:44
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 30°C - 86°F
  1. Martes 17 Julio 2018
  2. 18:03:44
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 30°C - 86°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Diseños rarámuri conquistan al mundo; prendas se exportan a EU y Europa

Excélsior | Sábado 18 Noviembre 2017 | 07:57 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El arte popular étnico-textil, de prendas femeninas, ha tomado en el estado de Chihuahua un impulso a la vez inusitado y potente, promovido por las propias rarámuri, pero también por jóvenes estudiantes y emprendedoras criollas, que han tomado de la mano a otras mujeres indígenas, y han fundado empresas que han detonado ya una cultura de la moda tarahumara.

Varias de estas empresas participaron recientemente en una pasarela o desfile de moda étnica, en el centro histórico de la ciudad de Chihuahua, donde presentaron sus diseños exclusivos, basados en ideas y conceptualizaciones indígenas, mezcladas con mercadotecnia occidental.

El surgimiento de este nuevo sector comercial chihuahuense, manufacturero-textil, con una fuerte dosis de artesanía, ha tomado un impulso sorprendente hasta para las mismas creadoras, ya que desde el 2016 que la idea fue puesta en práctica, hoy deben crecer para poder cumplir con la demanda de sus productos.



En estas nuevas empresas, las mujeres artesanas rarámuri aprenden poco a poco que la cándida timidez que las caracteriza es en ocasiones un obstáculo para integrarse a este nicho comercial, que demanda arrojo, osadía y desenvolvimiento, que si bien son características que poseen a su modo, requieren de la intermediación y apoyo de mujeres criollas, chabochis, que les ayuden en la nueva relación con la sociedad que cada días les demanda más encanto.

Hoy se puede destacar la labor de este tipo de empresas como Kusá y Mukí-Mi (Águila y Mujer Bella en lengua rarámuri), que a un año de fundarse tienen pedidos que sobrepasan su capacidad de producción, y han participado en pasarelas con prendas y diseños vendidos con mucha anticipación.

Cecilia Bolado, emprendedora y activista, comenta que tiene un gusto superlativo por la ropa étnica, y que siendo chihuahuense no tenía nada de origen tarahumara.

Cuenta que al tener como alumnas a dos mujeres rarámuri les pidió que diseñaran una blusa para ella, con un resultado que hasta hoy la sorprende por la creatividad, imaginación y calidad de la prenda que le entregaron.

Con base a un diseño tradicional de su etnia, con nuevas telas y colores, mezclaron religión, comodidad y belleza de una forma especial.



Por ello escogieron para la empresa el nombre de Kusá, Águila en rarámuri, porque son mujeres que vuelan, cuenta Cecilia al referirse a las hermanas Vero, Rosalía y Mary Chávez, y a Marisela González, todas ellas del municipio de Carichí, en la Sierra Tarahumara.

Ellas diseñan ropa de moda étnica, ropa con acento rarámuri, a partir de una nueva conceptualización de telas coloridas, blusas modernas, que son difíciles de encasillarse en versiones pasajeras o elitistas.

Se trata de ropa cómoda para utilizarse en cualquier ocasión, porque se impone un estilo nuevo que es difícil encasillar, además de lo étnico o artesanal.

Es por ello que en su página de Facebook en internet, Kusá, tiene pedidos que provienen de varios estados de la República, e incluso del extranjero como Estados Unidos y Suiza.

La empresa fue creada en el 2016 como una cooperativa, con organización horizontal, donde todas, las fundadoras, rarámuri o no, son dueñas por igual.

De inmediato tuvieron demanda de blusas, capas para el frío, moda de verano, ya que las prendas están hechas con la tecnología rarámuri tradicional, con telas de calidad, así como acabados y costuras que se hacen con el corazón, porque se trata de producir ropa que se luzca y que sea duradera.

Ellas tienen el taller en la colonia Santa Rita, en la ciudad de Chihuahua, pero pronto buscarán otro más amplio porque la demanda ya las rebasó.

 Pueden ser buscadas a través de su página de Facebook con @acentoraramuri.

También se encuentra Mukí-Mi, Mujer Bella en rarámuri, que nace de una visión emprendedora de Carolina Flores, Sofía Chávez, Michelle Quiroz y Mónica Chavira, estudiantes del ISAD, quienes acudieron a un albergue en la capital del estado, reunieron a las mujeres, les plantearon la idea, les dieron la tela y les pidieron, sin mayores restricciones, diseñaran ropa rarámuri para los chihuahuenses.

LA RESPUESTA LAS DEJÓ SORPRENDIDAS Y FELICES.

Fueron 25 las costureras (tradicionalmente todas las mujeres rarámuri son adiestradas desde pequeñas en esta labor); hoy suman más de 40 diseñadoras y costureras.

Ellas son algunas de las 40 mujeres que están trabajando con nosotras. Cada prenda es elaborada totalmente a mano, plasmando su esencia y colores étnicos. En la compra de cada Mukí-Mi y artesanías, estás apoyando al sustento de cada una de estas hermosas mujeres y a su familia”, es uno de los mensajes que exponen en su página de internet.

Esta empresa, igualmente puede ser contactada por internet, en su página de Facebook Muki-Mi, o buscando 

@mukimicuu.

Hace 15 años Metzá, otra de las empresas, comenzó a confeccionar ropa de manta para comercializarla en los puntos turísticos de Chihuahua, pero Ana Trejo se encontró en el camino a Elena Loya, Lolita Ramírez y Dolores Luna, tres artesanas que viven en el asentamiento tarahumara de esta capital, y juntas comenzaron a diseñar prendas con los bordados tarahumaras.

Tengo desde el 2002 diseñando ropa de manta, pero luego se me ocurrió ponerles un acabado rarámuri, para generar esa identidad cultural, y con ayuda de Lolita, Dolores y Elena (indígenas tarahumaras) se han logrado crear prendas originales”, comentó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo