• Miércoles 26 Septiembre 2018
  • 4:02:35
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 23°C - 73°F
  1. Miércoles 26 Septiembre 2018
  2. 4:02:35
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 23°C - 73°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Ven 'focos rojos' en deuda del Estado

Manuel Quezada/El Diario | Jueves 15 Marzo 2018 | 08:20 hrs

El Diario | Carlos Rafael Grado Salayandía, presidente del IMEF

Chihuahua— La deuda pública de Chihuahua por 56 mil millones de pesos, complicará el desempeño de la presente administración estatal y de las dos siguientes, expuso ayer el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas Capitulo Chihuahua (IMEF), Carlos Rafael Grado Salayandía.



En entrevista, planteó que dada la complejidad del pasivo, ya no se tiene capacidad de financiamiento para el 2018 y 2019, y de hecho, por la incapacidad de contratar nuevos créditos, no hay grandes obras públicas en la entidad y por ello, es fundamental priorizar el gasto.

El especialista ejemplificó que la inversión anunciada para un canal de televisión oficial, resulta no sólo caso sino superfluo frente a otros rubros pendientes y de primera importancia.

“Si el gobernador ya logró un ahorro en el gasto de publicidad, como lo anunció, no suena congruente que elija invertirlo en un rubro tan caro como el de su propia plataforma de comunicación”.

Menos, puntualizó con este nivel de deuda, el cual respecto del Producto Interno Bruto (PIB), la entidad se ubica en un semáforo económico en rojo por la organización “México ¿Cómo Vamos?” y en amarillo en cuanto al Sistema de Alerta de la Deuda Publica de las Entidades Federales.

“Hasta los beneficios de la última reestructuración –subrayó— ya se acortaron por el aumento a las tasas de interés decretadas por el Banco de México”.

El presidente del IMEF aseveró que para encontrar una salida o bajar presión a la deuda pública, a la administración de Javier Corral le quedan unas cuantas alternativas como la venta de activos, pedir a los empresarios un impuesto especial o adelanto de aportaciones, acudir a organismos internacionales de inversión con la participación estatal, así como el fomento de las asociaciones publico-privadas para generar infraestructura.

También, y lo más viable, suavizar de una vez su relación con el gobierno federal para requerir un mejor trato fiscal y apoyo financiero para solventar las necesidades que tiene la entidad. Carlos Rafael Grado recordó que en la administración de César Duarte Jáquez, la deuda pública de Chihuahua aumentó 350 por ciento, al pasar de 12 mil 400 a 54 mil millones de pesos de 2010 a 2016.  A esa cantidad, se le suman 2 mil millones de pesos más gestionados a corto plazo por el gobernador Javier Corral.

Recordó que la organización “México ¿Cómo Vamos?” ubicó a Chihuahua en primer lugar con mayor deuda pública respecto del PIB con 8.8 por ciento, cuando la media nacional es de 2.9 por ciento. 



Deuda debió ser palanca de desarrollo... 

El especialista apuntó que desde el 2014 se empezó a analizar la Ley de Responsabilidades Financieras para regular este tipo de operaciones, especialmente los niveles de la deuda de municipios, estados y federación.

Planteó que la aplicación de esta Ley entra en vigor precisamente hacia el 2016 a la salida del entonces gobernador César Duarte y lo importante es que esa legislación trata de poner orden, ya que en términos de la federación, a partir del sexenio de Enrique Peña Nieto, la deuda pública se incrementó más del 70 por ciento. 

Subrayó que si a principios de la administración andaba en 30% con relación al PIB, ahora anda en 50 por ciento. 

Lo que sucedió con este financiamiento en muchos estados, fue que se desvirtuó su aplicación en proyectos productivos, aunque no se requiere del visto bueno del Poder Legislativo, si el crédito es de corto plazo, como sucedió en el que requirió Javier Corral por 2 mil millones de pesos.

“En la medida que aumentó la deuda, debieron generarse inversiones, proyectos y obras productivas para detonar el crecimiento económico, lo que se vuelve un coeficiente multiplicador en demanda y oferta, generación de empleo y combate a la pobreza, etcétera. Pero no ocurrió así”. 

Sistema de Alerta de Deuda 

La administración estatal ya no tiene capacidad de financiamiento y de acuerdo con la nueva Ley de Responsabilidades Financieras, requiere primero de capacidad de pago y si no hay recursos disponibles para pagar capital e interés de nuevos financiamientos, no se le puede otorgar más deuda.

Esta Ley contempla la calificación de la deuda, y a semejanza de la organización “México ¿Cómo Vamos?” lo hace a través de semáforos, y le da verde a quienes tiene capacidad de financiamiento hasta con 30 por ciento de sus recursos disponibles, una vez liquidados sus deudas, pasivos, administración y operación.

El semáforo que tiene signado la deuda de Chihuahua es amarillo, esto significa –explicó el experto— que está en observación y que el Gobierno del Estado no puede pedir financiamiento en 2018 y 2019, salvo el 5% de su flujo disponible, no más, por esa categoría que le da el Sistema de Alertas de Deuda Pública de las Entidades Federales.

Subrayó que por eso no se ven en Chihuahua grandes obras públicas, porque no está en capacidad de contratar crédito, y lo peor del caso es que es la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico –la que decide dónde o qué rubros aplicar ese 5 por ciento.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Las más leídas

Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo