• Lunes 24 Septiembre 2018
  • 6:49:32
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 17°C - 63°F
  1. Lunes 24 Septiembre 2018
  2. 6:49:32
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 17°C - 63°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estados_Unidos

En la frontera los mexicanos están ‘psicológicamente traumados’

El Diario de Juárez | Lunes 27 Febrero 2017 | 14:57 hrs

Agencias |

A lo largo de la frontera, los desmoralizados deportados de las últimas semanas y los recién llegados del Sur que se dirigen hacia Estados Unidos están sopesando si brincar al Norte o irse a casa –básicamente admitiendo su derrota, escribió Los Ángeles Times.



“Ahorita con Trump es demasiado difícil”, dijo Alejandro Ramos Maceda, de 33 años y recientemente deportado tras ser detenido por una infracción vial en San Luis –donde dijo tiene esposa y dos hijas, ambas ciudadanas estadounidenses.

Desalentado, Maceda señaló tener planeado permanecer por el momento en México, decisión tomada reticentemente por numerosos otros deportados con familias en Estados Unidos.

“A la mejor mi familia viene a visitarme”, dijo, con un tono que no revelaba muchas esperanzas.

No se ha colocado una sola columna para el nuevo muro fronterizo propuesto por el presidente Trump.  No ha habido ningún indicio de un mayor número de elementos de la Patrulla Fronteriza como parte de la intensificación de la vigilancia que ha prometido el Gobierno.

Pero en entrevistas realizadas del lado mexicano de la frontera se sugiere que, en apenas unas cuantas semanas, el nuevo presidente ha tenido un profundo efecto en la manera como actúan, planean y, quizá más importante, piensan personas que se encuentran en la región fronteriza.

Si bien su estrategia acaba de empezar a implementarse, Trump ha calado en las cabezas de la gente, publicó el diario angelino.

“Sencillamente cruzar es mucho más difícil de lo que creíamos”, dijo Vicente Vargas, de 15 años y uno de varios menores originarios de Puebla que aseguraron regresarían a casa, desanimados ante lo complicado y caro que resulta cruzar la frontera.

El hecho de que las dificultades actuales no tengan nada que ver con Trump no importa: Vicente y sus compañeros culpan a los nuevos planes fronterizos presidenciales. Al parecer hasta los deportados detenidos meses antes de que Trump asumiera el cargo apuntan al nuevo gobierno.

“Simplemente ahorita hay mucha incertidumbre”, dijo Jesús Arturo Madrid Rosas, el representante local del Grupo Beta, la organización gubernamental mexicana de asistencia a los migrantes. “La gente no sabe lo que va a pasar. Tal vez eso esté deteniendo a algunos”.

Tanto Madrid como otros enfatizaron la probabilidad de que numerosos factores –el clima ventoso, la vigilancia fronteriza intensificada antes de la era Trump, las cuotas cada vez más altas que cobran los polleros− estén frenando el tráfico humano en dirección Norte. Desde hace largo tiempo se han filtrado hasta las comunidades “expulsoras” rumores sobre amnistías y medidas severas en Estados Unidos, influyendo en la conducta de los potenciales cruzadores de la frontera. Por lo general los próximos meses primaverales son los de mayor actividad.

Pero a menudo se atribuye la culpa a Trump.

Aun los polleros –cuyas cuotas se elevan conforme se vuelven difíciles los cruces− aseguran que los comentarios en el otro lado sobre las dificultades han dejado a muchos en la incertidumbre.

“La gente está sicológicamente traumada”, dijo un pollero veterano que pidió no ser identificado.

También del lado norte, las noticias sobre la severas medidas impulsadas por Trump están provocando nervios mientras las personas se preguntan sobre sus parientes y vecinos con posibilidades de ser deportadas –o respecto a quienes estén en México que pudieran quedar separados en forma permanente de sus seres queridos

“De eso es de lo que todos están hablando, Trump, la frontera, las deportaciones, las redadas”, dijo el alguacil Tony Estrada del condado Santa Cruz, en el sur de Arizona. “Uno lo oye en las cafeterías, en los restaurantes, en todas partes”, dijo Estrada. “La gente está asustada”.

En estos días, nadie se aventura a seguir la travesía sin un pollero. Desde hace tiempo desapareció la era de grupos grandes arriesgándose solos.

Sin embargo, las medidas fronterizas de Trump se dan en un momento cuando el tráfico de inmigrantes ilegales se encuentra generalmente muy bajo y se detiene a más originarios de otros países, sobre todo centroamericanos, que de México.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo