• Martes 18 Septiembre 2018
  • 6:24:29
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 6:24:29
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Juzga Arizona como adultos a menores que cruzan droga

LA Times | Martes 03 Mayo 2016 | 17:54 hrs

Agencias | Mario Nieblas cumplió los 17 años mientras estaba en la cárcel

Bisbee, Arizona— Mario Nieblas entró al juzgado arrastrando los pies con cadenas en los tobillos y uniforme carcelario que no hacía juego: pantalones verdes y blancos usados por los internos menores de edad, camisa roja y blanca de las que se ponen los adultos.





En marzo lo arrestaron por sospecha de traficar casi 90 libras de mariguana desde su natal México y cumplió los 17 en una celda de arraigo.



Ahora se encontraba en un tribunal intentando evitar ser remitido a un penal para adultos.



“Mario estará preso y eso es todo”, dijo al juez la abogada defensora, Xóchitl Orozco. “Están perdiendo las esperanzas con esta persona antes de que empiece”.



Las acciones penales forman parte de la nueva estrategia del Condado Cochise destinada a impedir que los cárteles continúen la práctica que desde hace largo tiempo emplean de recurrir a menores como 'mulas' para pasar droga.



Desde que en mayo se inició la campaña —conocida como Operación Consecuencias Inmediatas—, los fiscales del Condado han levantado cargos de narcotráfico contra 51 menores como si fueran adultos, ofreciéndoles 18 meses en una cárcel para adultos a cambio de declararse culpables. El más joven tenía 14 años.



Todos menos Nieblas y otro más aceptaron el trato, al menos en varios casos sin representación legal.



No hace mucho tiempo, en el Condado Cochise las autoridades federales rara vez consignaban a 'mulas' menores de edad. En 1973 los fiscales dejaron de aceptar dichos casos bajo el argumento de que el condado no disponía de los recursos para manejarlos. Lo mismo ocurría —y sigue ocurriendo— en otros condados de Arizona.



No sorprende que lo anterior haya vuelto a los menores de edad 'mulas' ideales para trasladar droga.



Se trataba de un delito con pocas consecuencias. La Patrulla Fronteriza confiscaba los estupefacientes y regresaba a los adolescentes a México —sólo para verlos de nuevo semanas o incluso días después.



La nueva política ha sorprendido a los menores que son capturados, de acuerdo con el procurador del Condado Cochise Brian McIntyre.



“Nada más suéltenme, ya acaben con esto”, señaló el funcionario que dicen a los agentes fronterizos, quienes entonces les dan la mala noticia. Serán turnados a la Oficina del Sheriff del Condado para ser consignados.



“Entonces, francamente, empiezan a rodar las lágrimas”, dijo McIntyre.



Acusarlos como adultos garantiza que el Condado pueda detenerlos. A menudo a los menores acusados de narcotráfico se les da libertad condicional y luego quedan libres.



Las autoridades del Condado no informaron a cuántos de los sospechosos menores de edad se les proporcionaron defensores de oficio.



Al principio Nieblas aceptó la oferta del Condado —sin tener el beneficio de un abogado.



Reconoció haber utilizado junto con otro joven traficante un cinturón de asiento para subir a rapel por el muro fronterizo desde Agua Prieta, México, hasta un remoto rincón de Douglas, Arizona. Desde ahí, dijo, salió corriendo a fin de recoger dos costales de yute con mariguana que habían sido arrojados por encima del muro. El plan era entregarlos a un automóvil que esperaba.



Pero cuando se le designó abogada, Nieblas retiró su admisión de culpabilidad y decidió luchar a efecto de que el caso se remitiera a un juzgado juvenil.



Si no consigue lo anterior, podría ser sentenciado hasta a tres años en un penal para adultos —el doble de la sentencia otorgada con la negociación de cargos.



Si el juez manda el caso a un tribunal para menores, Nieblas tendría la oportunidad de aprender inglés, tomar clases de preparatoria y tal vez obtener permiso para radicar algún día en Estados Unidos.



Este jueves, en el juzgado la defensora de Nieblas le explicó que con la negociación inicial se habían violado sus derechos. “Se llevan al muchacho, lo tratan como adulto, lo hacen firmar papeles sin que esté presente un abogado tratándose de ciudadano mexicano sencillo y menor de edad”, dijo Orozco al juez.



La abogada prosiguió alegando que Nieblas no comprendía las consecuencias de haber quebrantado la ley y que merecía la oportunidad de ser rehabilitado en el sistema juvenil.



En Agua Prieta, Nieblas trabajaba en una fábrica haciendo bandas de motores automotrices por 47 dólares semanales —ingresos con los cuales ayudaba a mantener a su mamá y a sus nueve hermanos. Por el traslado de la droga le darían 400 dólares.



“Cuando se necesita una semana entera nada más para ganar 47 dólares, 400 dólares es una retribución muy distinta para alguien cuyo cerebro aún no termina de desarrollarse”, argumentó Orozco.



Thomas Bennett, quien es subprocurador del Condado, señaló que si Nieblas hubiera sido adicto a las drogas o el alcohol o tuviera algún otro tipo de padecimiento tratable, el caso se manejaría en el sistema juvenil.



Pero el sistema, argumentó Bennett, no tenía nada qué ofrecer para la situación de Nieblas.



“Es pobre”, dijo Bennett. “Está desesperado”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo