• Martes 18 Septiembre 2018
  • 4:01:58
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 4:01:58
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

El referéndum de Italia decide el futuro de Renzi

El Mundo | Sábado 03 Diciembre 2016 | 20:16 hrs

|

Italia.- Primero fue el Brexit. Después, la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales americanas. Y hoy podría ser el turno de Italia.



El país de la bota celebra este domingo un referéndum -en principio uno más, visto que desde 1946 ha llevado cabo nada menos que 71- en el que se somete a votación popular una importante reforma de la Constitución que atañe en total a 47 artículos de los 139 de los que se compone.

El detalle es que en este referéndum también está en juego el futuro político de Matteo Renzi, primer ministro italiano desde hace 34 meses. Si Renzi sale derrotado no sólo podría verse abocado a dimitir y se desencadenaría una crisis de Gobierno en Italia -donde desde hace meses las encuestas dan como primer partido a Cinco Estrellas, el movimiento antisistema que lidera Beppe Grillo- sino que los analistas más apocalípticos advierten de una posible reacción negativa por parte de los mercados financieros , que azotaría duramente a la economía del país y podría además salpicar al resto de Europa. Por no hablar que la victoria del 'no' en el referéndum italiano supondría la confirmación oficial de la rebelión anti establishment que parece estar teniendo lugar a ambos lados del Atlántico.

Todo eso explica la inquietud con la que medio mundo, y la práctica totalidad de Europa, contemplan hoy a Italia. Un ansia que para nada se percibía hoy por las calles de Roma, repletas de gente que realizaba sus compras navideñas. Y que tampoco se justifica en la literalidad de la pregunta que están llamados a responder mañana, desde las 7.00 a las 23.00 horas, 46,7 millones de italianos: "¿Aprueba usted el proyecto de ley constitucional con disposiciones para superar el bicameralismo paritario, la reducción del número de parlamentarios, la contención en los costes de funcionamiento de las instituciones, la supresión del Consejo Nacional de Economía y del Trabajo y la revisión del Título V de la parte II de la Constitución?".

Una extenuante camapaña, marcada por los insultos

El problema es que es tal el compromiso de Renzi con esta reforma -a su decir, absolutamente necesaria para sacar a Italia del inmovilismo- que ha convertido este referéndum en un plebiscito sobre su persona, asegurando en varias ocasiones que podría dimitir en caso de un triunfo del 'no' y pintando un escenario bastante catastrofista. "Los daños del 'no' se verían ya el lunes por la mañana", ha clamado en varias ocasiones durante la extenuante campaña electoral, marcada por los insultos. "Con el 'no' damos un salto al vacío", ha sido otra de sus frases más repetidas. "SI gana el 'no' es evidente que estaremos en una situación económica más vulnerable", aseguraba el pasado viernes, último día de campaña.

Y también el viernes el ministro de Infraestructuras, Graziano Delrio, agitaba de nuevo el espectro de una posible dimisión de Renzi. "En caso de que gane el 'no' creo que Renzi acudirá ante el jefe del Estado y pondrá el cargo a su disposición", indicaba.

Los últimos sondeos (de hace dos semanas, pues en Italia está prohibido publicar encuestas en los últimos 15 días previos a una cita electoral) existencia de un 25% de indecisos que podrían tener en sus manos la clave de la consulta. El propio Renzi hablaba el viernes en Florencia, en su mitin de cierre de campaña, de una "remontada" y aseguraba de que la victoria "se jugará por un puñado de votos". Pero la incertidumbre es máxima.

"No voten con la cabeza, voten con las tripas. Esta reforma es un engaño, no confíen. ¡Aquí hemos ido más lejos que Pinochet!", arengaba Beppe Grillo, líder del Movimiento Cinco Estrellas, en su último mitin. Muchos de quienes se oponen a la reforma -desde Grillo a Silvio Berlusconi, pasando por la xenófoba Liga del Norte- lo hacen con el argumento de que establecería en Italia una especie de dictadura, al otorgar todo el poder legislativo a la Cámara de Diputados y, de ese modo, al Gobierno de turno.

Pero también dentro del Partido Demócrata que lidera Renzi hay quienes se oponen a su reforma. El propio Pierluigi Bersani, ex secretario general de esa formación ya ha dejado claro que piensa votar 'no' al igual que el ex primer ministro Massimo D'Alema. La posibilidad de una escisión en el centro-izquierda, tantas veces conjugara, parece en esta ocasión inevitable, tanto si gana el 'sí' como si lo hace el 'no'

Si gana el 'no', Renzi saldría claramente derrotado y muy deslegitimado . Aún en el caso en que decidiera no dimitir, tendría que soportar las presiones para dejar el cargo no sólo de toda la oposición sino también de esa minoría dentro de su partido que está deseando librarse de él.

Y si gana el 'si', parece cantado que Renzi tomará represalias contra esos opositores internos, optando quizás por no presentar su candidatura en las próximas elecciones generales, previstas en principio para 2017. "El Partido Demócrata es mi casa, para echarme tendrán que mandar al Ejército", advierte Bersani.

Dicho de otro modo: pase lo que pase, en el centro-izquierda italiano habrá sangre...

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo