• Martes 25 Septiembre 2018
  • 18:02:50
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 28°C - 83°F
  1. Martes 25 Septiembre 2018
  2. 18:02:50
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 28°C - 83°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Activistas en China: reforma o revolución

El Mundo | Lunes 05 Diciembre 2016 | 23:06 hrs

|

China es el país del mundo que más gente y dinero emplea en reprimir a sus ciudadanos, es el régimen que más reos ejecuta y el único que mantiene entre rejas a un Premio Nobel de la Paz. En 2020, antes de que termine el mandato del presidente Xi Jinping, China habrá superado el récord histórico del México del PRI y de la Unión Soviética como el sistema autoritario más longevo de la historia moderna.



Estas son las malas noticias.

Las buenas son que todos los años en China cientos de miles de personas luchan con coraje por conquistar sus derechos como ciudadanos. Son los obreros que reivindican mejoras laborales en las huelgas, los jóvenes ecologistas que protestan contra la contaminación, los campesinos que se manifiestan contra la expropiación de sus tierras, los abogados que pelean incansablemente en los tribunales y los disidentes que se inmolan para izar la bandera de la dignidad en un mar de propaganda.

No son meras batallas simbólicas. La sociedad civil organizada ha logrado en China victorias significativas en las últimas décadas, como paralizar proyectos industriales contaminantes, reclamar con éxito subidas salariales en las fábricas y denunciar y hacer castigar numerosos abusos de las autoridades, especialmente a nivel local.

El documental 'El Viejo Loco que Movió la Montaña' cuenta la historia de cuatro activistas que han liderado estos movimientos.

Los protagonistas son Hu Jia, un disidente encarcelado durante tres años y medio por subversión del poder del Estado; Deng Fei, un periodista de investigación que ha creado una exitosa ONG para combatir la pobreza rural; Zhang Zhiru, un obrero inmigrante que se transformó en un combativo sindicalista; y Dashi, un joven ecologista que denunció por vertidos ilegales a la empresa para la que trabajaba.

Los activistas en China comparten un profundo compromiso por cambiar la sociedad, pero discrepan en la forma de actuar. Algunos creen que es mejor enfrentarse directamente al Gobierno. Otros piensan que esos conflictos no dan frutos y apuestan por una vía más templada y gradual, intentado evitar disputas con las autoridades, pero encontrándolas muchas veces en el camino.

Tres de los personajes del documental defienden la vía reformista. La idea de fondo es, por un lado, construir una sociedad civil fuerte con una ciudadanía cada día más organizada, más solidaria y mejor informada; y, por otro, pelear en los tribunales por los derechos que en principio reconoce la propia legislación china. El objetivo es que el cambio de mentalidad en la sociedad obligue al régimen a una progresiva apertura democrática.

Disidentes como Hu Jia, en cambio, abogan directamente por la caída del régimen comunista y creen que su final se está acercando inexorablemente. Hu Jia ha sacrificado prácticamente todo -su familia, su libertad, su bienestar- en una misión kamikaze. Aún así, él cree que todos los movimientos, utilicen la vía dura o la suave, suman en el objetivo común de construir una sociedad más democrática. "China necesita reformistas y revolucionarios", afirma el profesor Minxin Pei en la película.

Un ensayo del Nobel encarcelado Liu Xiaobo resume las dos estrategias. El académico Perry Link explica el texto en el documental. Por un lado, la vía conciliadora: "Intentas actuar como un ciudadano. Intentas ser una buena persona. Intentas comportarte como si de verdad tuvieras derechos humanos y, cuando te amenazan con la represión, das un paso atrás, te mantienes dentro de las líneas rojas, y esperas el momento en que puedas volver a empujar".

Por otro, la vía de los disidentes, como el propio Nobel de la Paz: "La gente que se sube a la tarima, enuncia los grandes principios desde arriba y va a la cárcel por ello [...] es también necesaria, pero este tipo de personas no tiene derecho a mirar a aquellas otras que están dentro del sistema empujando lentamente, poco a poco, y decirles que están equivocados. Ambos son necesarios".

El régimen comunista, a su vez, responde de forma diferente a cada amenaza del activismo. El sistema represivo chino es como un traje a medida capaz de la mayor de las sutilezas y de una brutalidad espantosa.

En su versión más suave, la represión puede consistir en una mera charla para asustar a tus abuelos, en que tu pareja pierda de repente su trabajo o en que el casero te eche de casa tras una charla con la policía. En su versión más violenta, te pueden torturar a ti y a tu familia, encerrarte en tu casa sin ningún tipo de proceso judicial, condenarte a cadena perpetua tras un juicio amañado o hacerte desaparecer por un tiempo indeterminado.

Desde de su llegada al poder y especialmente a partir de 2014, el presidente Xi Jinping puso en marcha una brutal campaña contra la sociedad civil, la más cruenta que se recuerda desde 1989. Sectores principalmente reformistas, que antes eran más o menos tolerados, se encuentran desde entonces en el punto de mira. Cientos de abogados pro derechos humanos, sindicalistas, académicos, activistas y periodistas han sido detenidos, desaparecidos y encarcelados.

China ha dado un serio paso atrás en cuestiones de libertades en los últimos años. Sin embargo, la mayoría de activistas mantiene su esperanza intacta y confía en que después vendrán dos pasos adelante. Ellos siguen sacrificándose día a día, a veces en la más estricta soledad, empujando por construir un país mejor. Ellos son el testimonio de que la dignidad humana es capaz de alzar la voz en las circunstancias más difíciles. A ellos está dedicado el documental El Viejo Loco que Movió la Montaña.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo