• Sábado 22 Septiembre 2018
  • 5:27:24
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 64°F
  1. Sábado 22 Septiembre 2018
  2. 5:27:24
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Europa se protege al extremo en fiestas Navideñas

Agencias | Domingo 25 Diciembre 2016 | 09:06 hrs

Agencias |

París.- Las fronteras abiertas en la Unión Europea (UE) son un símbolo de la libertad y el pensamiento progresista, pero cada día esos países ven vulnerada su seguridad debido a los ataques terroristas.



En el caso más reciente, el atacante de Berlín, Anis Amri, pudo atravesar al menos dos fronteras, a pesar de que había una cacería en su contra luego de que matara a 12 personas en un mercado en la capital alemana hasta que fue asesinado en una revisión de documentos al azar en Italia.

Los defensores de la zona europea sin fronteras dicen que las fallas en seguridad muestran la necesidad de mayor la cooperación entre los gobiernos, incluso con ejércitos compartidos, pero no nuevas barreras. También opinan que los rígidos hábitos para recabar información de inteligencia dentro de fronteras, son parte del problema.

Pero sus argumentos son derribados fácilmente por las opiniones de la líder de la extrema derecha en Francia, Marine Le Pen, quien espera ganar la Presidencia en mayo.

Le Pen ha señalado que la zona de libre paso es una “total catástrofe de seguridad”.

Eso plantea un dilema para los devotos de la UE, como la canciller alemana, Angela Merkel, quien busca reelegirse en  2017.

Su defensa de la UE y la mano que extendió a los refugiados, que en un inicio fueron vistos como ejemplo de su autoridad moral, pero hoy en día, con el sentimiento antiinmigrante presente, se convierten en puntos en contra.

Cada día, millones de personas cruzan las fronteras por la zona Schengen de libre tránsito conformada por 26 países, gracias a un sistema de 31 años de antigüedad que abarca casi 400 millones de personas, lo que ha aumentado drásticamente las perspectivas de comercio y empleo en el bloque europeo.

La extrema derecha alemana insiste en cerrar las fronteras. Los conservadores de Merkel están sugiriendo “zonas de tránsito” para mantener a los migrantes en las fronteras mientras se confirma su identidad o se les deporta.

Ante ese escenario, en la víspera de la Navidad, países europeos incrementaron su seguridad luego de los atentados perpetrados en distintos puntos del continente.

En Francia, unos tres mil policías patrullaron durante las fiestas el interior de los trenes, especialmente los de alta velocidad y los regionales de París, debido a la amenaza.

Los detalles del dispositivo fueron anunciados por el secretario general de la compañía ferroviaria francesa SNCF, Stéphane Volant, quien precisó que está en funcionamiento desde hace semanas.

Según Volant, los policías destacados dentro de los trenes tienen prerrogativas especiales, como registrar las maletas, y están apoyados por perros detectores de explosivos y armas.

La preocupación por la seguridad en los trenes aumentó desde que la prensa francesa asegurara que el tunecino Anis Amri, tras el ataque en Berlín estuvo prófugo tres días, luego aparentemente pasó por Francia y llegó a Italia, donde una revisión de rutina terminó en un tiroteo con policías. 

Francia, el país europeo más castigado por el terrorismo en los dos últimos años, movilizó desde ayer y hasta hoy, a al menos 91 mil efectivos entre miembros de la policía, la gendarmería y el ejército para prevenir ataques, confirmó  el ministro francés del Interior, Bruno Le Roux.

En Italia, las autoridades aumentaron la seguridad para el fin de semana largo de Navidad. En la capital prohibieron el ingreso al centro de la ciudad de camiones o furgonetas, además la policía antiterrorismo instaló barreras en las rutas de acceso a sitios turísticos o áreas donde se reúnen grandes multitudes.

En el Vaticano, vehículos policiales y jeeps militares se ubicaban cada 100 metros en las calles adyacentes. También se incrementó la seguridad en el centro de Milán.

En el epicentro del último ataque, la policía federal reforzó las patrullas armadas en aeropuertos y estaciones de tren, además de reintroducir controles de quienes llegan al país en las fronteras internacionales.

En Gran Bretaña, se incrementó la seguridad en varios lugares turísticos, como el Palacio de Buckingham, en centros comerciales, mercados navideños y lugares religiosos.

El atacante Amri es un doloroso ejemplo de cómo los extremistas islámicos han utilizado las fronteras abiertas de Europa para atacar los principios de tolerancia que pretenden personificar.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo