• Martes 18 Septiembre 2018
  • 12:41:44
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 26°C - 80°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 12:41:44
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 26°C - 80°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Europa despide 2016 en alerta terrorista

El Mundo | Sábado 31 Diciembre 2016 | 16:34 hrs

|

Bruselas, Niza y Berlín. Esos son los vértices del triángulo que ha dibujado el terrorismo yihadista este año en Europa, una amenaza que ha esparcido terror a granel desde el corazón del continente, obligando a los gobiernos a levantar viejas y nuevas barricadas.



Europa, con el recuerdo siniestro dejado por grupos terroristas propios como ETA, el IRA, la RAF, las Brigadas Rojas o el Frente Corso de Liberación, vuelve a pertrecharse. La lucha es asimétrica y está a pie de calle. "El terrorismo se ha transformado en los últimos 30 años. El modus operandi de los terroristas ha cambiado, sus motivaciones son distintas y el tabú ético y político de no atacar a la población civil se ha roto. Todos los atentados yihadistas en Europa han ido contra civiles y buscando el mayor número de victimas", declara a este diario el politólogo Frank Krachtzman.

El Global Terrorism Database de la universidad de Maryland, referente en la documentación del terrorismo, lo confirma. Sólo el 0,5% de los 12.593 actos terroristas que se han registrado en Europa entre 1970 y 2015 tuvieron motivación religiosa. Y sin embargo, provocaron el 5,6% de las 5.380 víctimas mortales computados en esos 45 años, un historial que dominan por número de atentadas y victimas el IRA y ETA.

En 2016 los muertos en Bruselas, Niza y Berlín provocados por el terrorismo yihadista, el único que ha vuelto a mostrar su peor cara en Europa, son 120, cifra a la que habría que sumar cientos de heridos y varios muertos por apuñalamiento en ataques de radicales solitarios en buen número de países a ciudadanos cualquiera que iban en el metro o paseaban por un parque.

ALEMANIA



El resultado de la amenaza letal, "la peor para Alemania" según afirmó la canciller en su discurso de Año Nuevo, constante e invisible, es miedo, una pérdida de seguridad subjetiva, que en Alemania, que ha acogido a 1,2 millones de refugiados procedentes de países musulmanes, se entremezcla con un sentimiento creciente de islamofobia y rechazo a la política migratoria de Angela Merkel, quien, desde dentro y fuera del país , ha sido pérfidamente acusada de los doce muertos que causó el atentado en Berlín. "Son sus muertos", "Merkel tiene las manos manchadas de sangre", se ha dicho.

La canciller ha mantenido la calma, los partidos políticos, salvo la populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD) no han buscado rédito político de la tragedia y las administraciones no han buscado nuevas atribuciones con declaraciones de emergencia. Salvo el reforzamiento de la seguridad y presencia policial en mercadillos navideños y espacios públicos donde se preveían aglomeraciones y fiestas de fin de año, Alemania no ha adoptado medidas adicionales. Pero los ministros de Interior, Thomas de Maizière y de Justicia, Heiko Mass, trabajan en esa dirección y Merkel quiere tener un primer informe con propuestas sobre la mesa a primeros de año porque "allí donde se detecten fallos en seguridad y se vea la necesidad de cambios legales o políticos, el Gobierno debe actuar".

La canciller, sin embargo, tiene las manos atadas por su socio de coalición, el Partido Socialdemócrata (SPD), que sólo ha cedido a la presión generada por el atentado permitiendo la aprobación de viejo proyecto de ley para ampliar la vigilancia por cámaras de vídeo en espacios públicos. Todas las medidas propuestas por el ministro de Interior tras atentado y con el respaldo de la CDU cuentan con el rechazo del SPD, Los Verdes y La Izquierda.

Entre ellas destaca agilizar las deportaciones de las personas que han visto rechazada su petición de asilo, ampliar el plazo legal de reclusión a quienes están a la espera de expulsión para evitar una puesta en liberad que incita a la clandestinidad y reducir el flujo de demandantes de asilo incluyendo en la relación de países de origen seguro a Túnez, Marruecos y Argelia. El SPD, los Verdes y La Izquierda consideran que esas medidas son discriminatorias y criminalizan a pueblos por la actuación de personas y en el caso del Magreb, obvian que hay minorías perseguidas, entre ellas los homosexuales.

FRANCIA

Casi 100.000 policías en todo el país, miles de militares, vallas de hormigón, registros aleatorios, calles cerradas a los vehículos, puestos de control: el Gobierno francés anunció una noche de Fin de Año blindada al máximo, informa Enric González. En realidad, el dispositivo de seguridad ha sido similar al del 31 de diciembre de 2015, cuando la noche de atentados del 13 de noviembre, que ensangrentó París, estaba aún muy reciente. Hay en la enumeración de cifras y precauciones una intención tranquilizadora, aunque el Ministerio del Interior asume, de puertas adentro, que garantizar una protección completa es del todo imposible.

Los 100.000 policías y los soldados se han distribuido, en realidad, en turnos para cubrir todo un fin de semana considerado de alto riesgo. Y se ha optado por concentrar el esfuerzo de vigilancia en los Campos Elíseos parisinos, en los que se suele concentrar medio millón de personas, y en algunos lugares muy sensibles, como el tradicional mercado navideño de Estrasburgo. El dispositivo en torno a los Campos Elíseos estaba formado por 23 puestos de control, uno en cada acceso, para registrar a cada persona que accediera al festejo popular. La circulación de vehículos en la zona estaba prohibida a partir de las 20.00 horas, se instaló un perímetro de hormigón y se advirtió a los participantes en la fiesta de que podrían ser sometidos a controles aleatorios por policías con uniforme o sin él.

El presidente François Hollande aseguró en su mensaje de Año Nuevo que "no hemos terminado con el terrorismo". Dijo que Francia lo combatirá en el exterior, a través de sus operaciones militares en Mali, Siria o Irak, y que es necesario también combatirlo en el interior "para frustrar los ataques, expulsar a los individuos peligrosos y prevenir la radicalización yihadista". "Estad seguros de que en esta lucha contra la barbarie la democracia saldrá victoriosa", aseguró.

REINO UNIDO

Scotland Yard desplegó una fuerza especial de 3.000 agentes para proteger las celebraciones de Año Nuevo en Londres ante el temor de atentados terroristas, informa Carlos Fresneda La mitad de los efectivos fueron desplegados en los alrededores de Westminster, donde suelen congregarse más de medio millón de personas. Por primera vez en la historia de la capital británica, la policía viaja camuflada y portando armas en el metro y en los autobuses, a lo que se añade una vigilancia especial en las estaciones más concurridas, centros comerciales y festivales navideños como el concurrido Winter Wonderland de Hyde Park. El Ayuntamiento de Londres ha impuesto una limitación temporal a la circulación de camiones pesados por la ciudad. Los aeropuertos de Heathrow, Gatwick, Luton, Stanstead y City redoblan también las medidas de vigilancia. La policía ha hecho un llamamiento a todos los londinenses para que permanezcan "vigilantes" en el cambio de año y denuncien cualquier "actividad sospechosa".

ITALIA

El atentado en el mercadillo navideño de Berlín, y la muerte del presunto autor a manos de la policía italiana en un control rutinario en Milán, intensificaron el nivel de alerta en las principales ciudades transalpinas, que también se blindan para la última noche de 2016, informa Soraya Melguizo.

En Roma, patrullas especiales de la policía han vigilado los alrededores de los principales monumentos y plazas de la capital. Más de 1.000 agentes, de uniforme o vestidos de paisano, se camuflan entre la multitud en moto, a caballo, en bicicleta o a pie. En Bolonia, un dron sobrevuela la Plaza Mayor y francotiradores apostados en las azoteas velan por la seguridad en el centro de la ciudad. En Milán, la plaza de la catedral del Duomo amaneció completamente blindada. Videocámaras, francotiradores y agentes de paisano velan durante el tradicional concierto de fin de año de la céntrica plaza milanesa.

ESPAÑA

En Madrid, las Fuerzas de Seguridad también están tomando todo tipo de iniciativas para que la última noche del año transcurra con normalidad. La Policía Nacional y Municipal, siguiendo las indicaciones de la Dirección General de la Policía, utilizan elementos arquitectónicos como maceteros, bolardos o incluso camiones del Selur para bloquear el paso de camiones o coches a determinadas calles cercanas a la Puerta del Sol durante Nochevieja o a las calles del recorrido de la Cabalgata de Reyes.

Se trata de dispositivos que refuerzan otros que ya están en marcha. Por un lado, las medidas asociadas al nivel 4 de alerta antiterrorista, que están activas desde junio de 2015. Y por otro, el dispositivo que se puso en marcha el pasado 23 de noviembre con motivo la Campaña de Navidad y el Plan Comercio Seguro.

Barcelona también ha reforzado especialmente la seguridad de cara al cambio de año. La fiesta de Fin de Año que organiza desde hace cuatro años el Ayuntamiento de Barcelona en Montjuïc ha contado, por primera vez, con bloques de hormigón para evitar el riesgo de un atentado similar al sufrido en Berlín la semana pasada.

La Guardia Urbana y los Mossos d'Esquadra han incrementado las medidas de seguridad en una de las citas más multitudinarias de la capital catalana para despedir el año.Para ello se han dispuesto en la avenida Reina Maria Cristina, junto a las dos Torres Venecianas, bloques de hormigón -conocidos como New Jersey- para evitar el paso de vehículos sin permiso, informa Javier Oms.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo