• Martes 18 Septiembre 2018
  • 12:01:46
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 26°C - 80°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 12:01:46
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 26°C - 80°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Los reformistas iraníes pierden a Rafsanyani, su mayor aliado

El Mundo | Lunes 09 Enero 2017 | 21:03 hrs

|

Irán.- El campo de los reformistas se queda en Irán sin una de sus grandes figuras. La muerte del ex presidente Ali Akbar Hashemi Rafsanyani abre un hueco tan alargado como su figura política. Próximo al ayatolá Ruhola Jomeini desde la fundación de la República Islámica en 1979, Rafsanyani tenía fama de pragmático, manipulador y corrupto, pero en los últimos años quizá le redimió su apoyo a los que querían que la antigua Persia fuera más República y menos Islámica.



Una de las últimas pruebas de ello fue su respaldo a la candidatura de Hasan Jomeini en las elecciones parlamentarias de febrero de 2016. El nietísimo es una de las bazas reformistas que cierra filas con el ex presidente Mohamad Jatami. Pero el régimen vetó su candidatura y la de otros 6.000 precandidatos próximos a esta facción para desactivar la estrategia de Rafsanyani y del presidente actual, Hasan Rohani, de crear un frente reformista tanto en el Majlis como en la Asamblea de Expertos, un órgano sin apenas funciones en el día a día político pero que se revela clave para el futuro. Es el encargado de elegir al líder supremo, puesto que ocupa Ali Jamenei desde la muerte de Jomeini en 1989. Rafsanyani conocía muy bien sus resortes, pues había sido su presidente entre 2007 y 2011 y, hasta su muerte este domingo, continuaba teniendo un asiento.

La edad avanzada de Jamenei (77 años) y los frecuentes rumores sobre su estado de salud hacen pensar que la elección del próximo guía de la Revolución no está muy lejos. De momento, la parca ha llamado a su gran rival, Rafsanyani, quien quizá habría podido ser el sucesor de Jomeini si no hubiera sido por las maniobras de Jamenei.

Sus alianzas fluctuaron hasta que en 2005 perdió las elecciones presidenciales frente al ultraconservador Mahmud Ahmadineyad. En 2009, durante la Revolución Verde que desató una ola de protestas para rechazar la reelección de Ahmadineyad, Rafsanyani se posicionó del lado de los candidatos reformistas Mir Husein Musavi y Mehdi Karrubi, desde entonces en arresto domiciliario. Un apoyo que el propio Rafsanyani pagó con el aislamiento político -en 2013 fue descalificado para presentarse a las elecciones presidenciales "por su avanzada edad"- y que también golpeó a su familia.

Su hija Faezeh fue detenida en 2012 acusada de "propaganda contra el Gobierno" durante aquellos días de revuelta y encarcelada durante seis meses. Todos los analistas coinciden en que fue una sentencia fruto de la ira del ayatolá Jamenei destinada a castigar la filia reformista del influyente padre. Su hijo Mehdi cumple una pena de 10 años de prisión acusado de atentar contra la "seguridad nacional", pero también por "estafa, fraude y desvío de dinero". También había participado en la Revolución Verde.

El guía supremo de Irán fue uno de los primeros en lamentar la muerte de su antiguo rival, "compañero de lucha", le calificó, con quien la "colaboración se remontaba 50 años" atrás, detalló en un mensaje difundido por la prensa local que suavizaba las diferencias que les separaron. "Las diferentes opiniones e interpretaciones a lo largo de ese extenso periodo nunca pudieron quebrar totalmente nuestra amistad", añadió, según recoge la agencia France Presse.

La noticia de su muerte llegó como un mazazo inesperado. "El ayatolá Akbar Hashemi Rafsanyani fue transferido al hospital tras una crisis cardiaca y a pesar de una hora y media de esfuerzos de los médicos, falleció", anunció Reza Soleimani, director del Consejo de Discernimiento, que hasta este domingo estaba presidido por el influyente clérigo. Su desaparición, que las autoridades iraníes consideran como "una gran pérdida" para el país, no puede llegar en peor momento: con el cambio de era en la Administración estadounidense y la amenaza del presidente electo Donald Trump de tumbar el acuerdo nuclear que EEUU e Irán firmaron a finales de 2015 y del que Rafsanyani -quien siempre fue un gran mediador político- fue uno de sus mayores defensores.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo