• Martes 18 Septiembre 2018
  • 9:42:39
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 9:42:39
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

ICE dice que informes de redadas son “falsos, peligrosos, e irresponsables”

Agencias | Miércoles 15 Febrero 2017 | 11:58 hrs

Agencias |

Washington.-  El presidente Donald Trump ganó la elección con promesas de desatar una “fuerza de deportación” en todo EEUU, pero este martes la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) calificó los recientes informes de retenes y redadas como “falsos, peligrosos, e irresponsables”.



Una fuente de ICE, que pidió el anonimato, dijo hoy a este diario que los informes son “falsos”, aunque no precisó cuántos inmigrantes indocumentados han sido detenidos y deportados desde que Trump emitió una orden ejecutiva migratoria el mes pasado, ni bajo qué cargos.

“Estos informes crean un pánico masivo y ponen tanto a las comunidades como al personal policial en peligro innecesario. Los grupos que estén informando falsamente sobre estas actividades le hace un perjuicio a quienes aseguran apoyar”, declaró la fuente, sin ofrecer más detalles.

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, dijo ayer en un comunicado que “aproximadamente el 75%” de los más de 680 detenidos la semana pasada en varios estados –incluyendo California, Nueva York, Georgia y Texas- tenía antecedentes penales, incluyendo homicidio, abuso sexual de menores, narcotráfico, conducir ebrio y uso ilegal de armas, entre otros delitos.

Son, a su juicio, operaciones muy calibradas y similares a las que ha realizado el gobierno “durante muchos años”.

Trump ha dicho que su prioridad es deportar a pandilleros, narcotraficantes y demás criminales, pero la realidad sobre el terreno indica que, gracias a su nueva orden ejecutiva, ahora cualquier inmigrante indocumentado queda expuesto a su posible expulsión del país.

Activistas de grupos cívicos y pro-inmigrantes han acudido a las redes sociales para denunciar que en las redadas han caído personas sin antecedentes criminales, y que el pánico es tal que muchos niños y jóvenes se están ausentando de las escuelas.

Exigen respuestas claras

En ese sentido, Michelle Brané, directora para los Derechos de los Migrantes de la Comisión de Mujeres para Refugiados (WRC), denunció hoy que estas operaciones de iCE están poniendo en riesgo “a mujeres y niños vulnerables que buscan protección” en EEUU.

Los migrantes que han sido víctimas de delitos o abuso ahora temen acudir a las autoridades “y los niños temen ir a la escuela porque les preocupa que sean recogidos, o que a sus madres se las lleven”, subrayó Brané.

“Las redadas y este tipo de operaciones policiales indiscriminadas aterrorizan y traumatizan a los niños y separan a las familias. El presidente Trump y ICE están criminalizando a toda una población inmigrante, en detrimento de todos nosotros”, puntualizó.

Líderes demócratas del Congreso, entre ellos el californiano Lou Correa, exigen aclaraciones de ICE sobre las nuevas operaciones policiales, y se quejaron de la súbita cancelación de una reunión de hoy del director interino de ICE, Tom Homan, con el Caucus Hispano del Congreso (CHC.

Trump tiene previsto reunirse hoy con Kelly y con el secretario de Justicia, Jeff Sessions, en unos momentos en que aumenta la ansiedad entre la población indocumentada debido a las redadas.

Prioridades de antes y ahora

En noviembre de 2014, la Administración Obama emitió una guía que puso énfasis en la deportación de criminales, de personas que suponen un peligro para la seguridad pública y la seguridad nacional, y de quienes cruzaron ilegalmente a partir de 2014.

Según un análisis de “TRAC”, un centro de estudios de la Universidad de Syracuse, durante el año fiscal 2016, ICE deportó a un promedio de 1,250 por semana desde el interior del país, incluyendo a aquellos atrapados en sus operaciones contra “fugitivos” con cargos migratorios.

Sin embargo, la mayoría de esos arrestos se logró con la cooperación de otras autoridades locales, estatales y federales.

En general, según TRAC, los equipos a cargo de las operaciones contra fugitivos en sí deportaron a un promedio de 250 por semana, es decir, una quinta parte del total de detenciones y deportaciones semanales.

La orden ejecutiva del pasado 25 de enero va más allá de dar continuidad a las prioridades de 2014 porque, a juzgar por el documento, cualquier inmigrante con orden de deportación o que haya cometido una “ofensa criminal”, como ingreso ilegal, fraude gubernamental o el uso de documentos falsos, puede quedar sujeto a la deportación.

Aunque Trump también prometió divulgar una propuesta sobre el futuro de los “DREAMers” amparados al programa de “acción diferid” (DACA) de 2012, aún no lo ha hecho.

Mientras tanto, aumentan las especulaciones sobre la posible emisión de más órdenes ejecutivas nocivas para la comunidad inmigrante.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo