• Jueves 20 Septiembre 2018
  • 14:10:33
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 23°C - 74°F
  1. Jueves 20 Septiembre 2018
  2. 14:10:33
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 23°C - 74°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Calma Casa Blanca a funcionarios británicos tras acusarlos de espionaje

El Diario Digital | Viernes 17 Marzo 2017 | 12:42 hrs

Agencias |

Washington.- La Casa Blanca intenta calmar el enojo de Gran Bretaña después de sugerir que el presidente Barack Obama usó la agencia espía de Londres para llevar a cabo el espionaje telefónico contra Donald Trump cuando era candidato presidencial, el año pasado, pero no ofreció ninguna disculpa pública el viernes, según una publlicación de The New York Times.





Un portavoz de la primera ministra, Theresa May, dijo el viernes que la Casa Blanca se había retractado de la acusación. "Hemos dejado claro a la administración que estas afirmaciones son ridículas y deben ser ignoradas", dijo un vocero a condición de mantener el anonimato en armonía con el protocolo británico. "Hemos recibido garantías de que estas acusaciones no se repetirán".



Las garantías se produjeron después de que funcionarios británicos pusieron una queja formal ante empleados de la administración de Trump. Kim Darroch, embajador británico en Washington, habló con Sean Spicer, secretario de prensa de la Casa Blanca, en la recepción del Día de San Patricio en Washington la noche del jueves, horas después de que Spicer transmitiera la afirmación en su reunión diaria.



Mark Lyall Grant, el asesor de seguridad nacional del primer ministro, habló por separado con su homólogo estadounidense, el teniente general H. McMaster.



La controversia sobre la acusación de hace dos semanas hecha por Trump en la que alegaba que Obama había espiado sus teléfonos el año pasado siguió irritando incluso a los compañeros republicanos de Trump. El representante Tom Cole, republicano de Oklahoma, dijo el viernes que Trump no había comprobado lo que dijo y debía decirle a Obama que lo sentía.



"Francamente, a menos que pueda demostrar una versión bastante convincente, creo que al presidente Obama se le debe una disculpa", dijo Cole a los periodistas.



El colapso con Gran Bretaña comenzó cuando el vocero Spicer, en defensa de la acusación original de Trump contra Obama, usó los comentarios de un editorialista de Fox News, para afirmar que la agencia británica de espionaje estaba involucrada.



Andrew Napolitano, el comentarista, dijo al aire que Obama había utilizado la sede de comunicaciones del Gobierno de Gran Bretaña, la agencia como GCHQ, por sus siglas en inglés, para espiar a Trump.



La GCHQ negó rápida y vehementemente la disputa este mismo jueves en una declaración emitida por la agencia de espionaje, calificando las aserciones de "absurdo" y "totalmente ridículo". El viernes por la mañana, la información de Spicer se había convertido en un incidente internacional. Los políticos británicos expresaron indignación y exigieron disculpas y retracciones del gobierno estadounidense.



Trump sigue aferrándose a su reclamo sobre Obama, incluso después de haber sido refutada por una serie de funcionarios actuales y antiguos, incluidos los líderes de su propio partido. Obama lo negó, al igual que el ex director de inteligencia nacional. El director del FBI ha dicho en privado a otros funcionarios que es falso. Después de ser informados por trabajadores de inteligencia, los presidentes republicanos de la Cámara de Representantes y los Comités de Inteligencia del Senado han declarado en los últimos días que no han visto indicios de que la afirmación de Trump sea verdadera.



Durante su sesión informativa del jueves, Spicer leyó una serie de noticias que, sugirió, respaldan al presidente. Sin embargo, la mayoría de las noticias no verificaron la afirmación del presidente, y varias han sido refutadas por funcionarios de inteligencia.



El representante Devin Nunes de California, republicano y presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo esta semana que "es posible" que el señor Trump u otros fueran arrastrados en el curso de otra vigilancia, pero cuando se trataba de la afirmación del presidente de que Obama autorizó el espionaje en la Torre Trump, "claramente el presidente está equivocado".



El senador Richard Burr, de Carolina del Norte, emitió una declaración conjunta el jueves con el senador Mark R. Warner, de Virginia, el principal demócrata del comité de inteligencia, diciendo que no veían "indicios de que la Torre Trump fuera objeto de vigilancia por parte de ningún elemento del gobierno de los Estados Unidos antes o después de la elección 2016”.



En Londres, la indignación siguió rápidamente. "Es basura. Es una completa basura ", dijo Malcolm Rifkind, ex presidente del comité de inteligencia del Parlamento, a BBC News.



La GCHQ fue la primera agencia en advertir al gobierno estadounidense, incluida la Agencia de Seguridad Nacional, de que Rusia estaba hackeando correos electrónicos del Partido Demócrata durante la campaña presidencial. Esa advertencia provenía del tráfico de Internet procedente de Rusia que contenía malware, dijeron funcionarios británicos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo