• Martes 25 Septiembre 2018
  • 2:24:02
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 25 Septiembre 2018
  2. 2:24:02
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Para exhibirlos, joven se toma selfies con sus acosadores

Tomada de El Grafico | Sábado 07 Octubre 2017 | 09:20 hrs

Agencias |

Cansada del acoso callejero, una joven holandesa decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir el rostro de sus acosadores.



A través de esta red social, la mujer comenzó a realizar esta extraña, aunque muy efectiva práctica, como con el fin de ponerle rostro a este problema bastante grave, que ocurre a diario en las calles y que para muchos quizá pasa desapercibido o es asumido como un comportamiento “normal”.

Lo increíble es que algunos acosadores no se asustaron, al contrario, posaron con cinismo a la cámara y no detuvieron sus acciones contra la chica.

En una de las fotos ella explica la intención de su iniciativa.

“Este Instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos acosa.

Tomando la selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido”.

Aunque ya no sube fotos de sus acosadores, esta cuenta quedó como un registro de lo duro que puede ser para una mujer caminar por las calles.

Cansada del acoso callejero, una joven holandesa decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir el rostro de sus acosadores. A través de esta red social, la mujer comenzó a realizar esta extraña, aunque muy efectiva práctica, como con el fin de ponerle rostro a este problema bastante grave, que ocurre a diario en las calles y que para muchos quizá pasa desapercibido o es asumido como un comportamiento “normal”. Lo increíble es que algunos acosadores no se asustaron, al contrario, posaron con cinismo a la cámara y no detuvieron sus acciones contra la chica. En una de las fotos ella explica la intención de su iniciativa. “Este Instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos acosa. Tomando la selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido”. Aunque ya no sube fotos de sus acosadores, esta cuenta quedó como un registro de lo duro que puede ser para una mujer caminar por las calles. Cansada del acoso callejero, una joven holandesa decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir el rostro de sus acosadores. A través de esta red social, la mujer comenzó a realizar esta extraña, aunque muy efectiva práctica, como con el fin de ponerle rostro a este problema bastante grave, que ocurre a diario en las calles y que para muchos quizá pasa desapercibido o es asumido como un comportamiento “normal”. Lo increíble es que algunos acosadores no se asustaron, al contrario, posaron con cinismo a la cámara y no detuvieron sus acciones contra la chica. En una de las fotos ella explica la intención de su iniciativa. “Este Instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos acosa. Tomando la selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido”. Aunque ya no sube fotos de sus acosadores, esta cuenta quedó como un registro de lo duro que puede ser para una mujer caminar por las calles. Cansada del acoso callejero, una joven holandesa decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir el rostro de sus acosadores. A través de esta red social, la mujer comenzó a realizar esta extraña, aunque muy efectiva práctica, como con el fin de ponerle rostro a este problema bastante grave, que ocurre a diario en las calles y que para muchos quizá pasa desapercibido o es asumido como un comportamiento “normal”. Lo increíble es que algunos acosadores no se asustaron, al contrario, posaron con cinismo a la cámara y no detuvieron sus acciones contra la chica. En una de las fotos ella explica la intención de su iniciativa. “Este Instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos acosa. Tomando la selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido”. Aunque ya no sube fotos de sus acosadores, esta cuenta quedó como un registro de lo duro que puede ser para una mujer caminar por las calles. Cansada del acoso callejero, una joven holandesa decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir el rostro de sus acosadores. A través de esta red social, la mujer comenzó a realizar esta extraña, aunque muy efectiva práctica, como con el fin de ponerle rostro a este problema bastante grave, que ocurre a diario en las calles y que para muchos quizá pasa desapercibido o es asumido como un comportamiento “normal”. Lo increíble es que algunos acosadores no se asustaron, al contrario, posaron con cinismo a la cámara y no detuvieron sus acciones contra la chica. En una de las fotos ella explica la intención de su iniciativa. “Este Instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos acosa. Tomando la selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido”. Aunque ya no sube fotos de sus acosadores, esta cuenta quedó como un registro de lo duro que puede ser para una mujer caminar por las calles. Cansada del acoso callejero, una joven holandesa decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir el rostro de sus acosadores. A través de esta red social, la mujer comenzó a realizar esta extraña, aunque muy efectiva práctica, como con el fin de ponerle rostro a este problema bastante grave, que ocurre a diario en las calles y que para muchos quizá pasa desapercibido o es asumido como un comportamiento “normal”. Lo increíble es que algunos acosadores no se asustaron, al contrario, posaron con cinismo a la cámara y no detuvieron sus acciones contra la chica. En una de las fotos ella explica la intención de su iniciativa. “Este Instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos acosa. Tomando la selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido”. Aunque ya no sube fotos de sus acosadores, esta cuenta quedó como un registro de lo duro que puede ser para una mujer caminar por las calles. Cansada del acoso callejero, una joven holandesa decidió abrir una cuenta de Instagram para exhibir el rostro de sus acosadores. A través de esta red social, la mujer comenzó a realizar esta extraña, aunque muy efectiva práctica, como con el fin de ponerle rostro a este problema bastante grave, que ocurre a diario en las calles y que para muchos quizá pasa desapercibido o es asumido como un comportamiento “normal”. Lo increíble es que algunos acosadores no se asustaron, al contrario, posaron con cinismo a la cámara y no detuvieron sus acciones contra la chica. En una de las fotos ella explica la intención de su iniciativa. “Este Instagram tiene como objetivo crear conciencia sobre la cosificación de las mujeres en la vida cotidiana. Puesto que muchas personas todavía no saben con qué frecuencia y en qué contexto se nos acosa. Tomando la selfie, quien cosifica se une en una misma composición con el objeto cosificado. Yo, como objeto, de pie frente a ellos, escenifico una relación de poder invertido”. Aunque ya no sube fotos de sus acosadores, esta cuenta quedó como un registro de lo duro que puede ser para una mujer caminar por las calles.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo