• Martes 18 Septiembre 2018
  • 9:52:01
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 9:52:01
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Para corregir defecto de nacimiento, cirujanos operan a feto dentro de paciente

Agencias | Martes 24 Octubre 2017 | 15:16 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El feto, de 24 semanas y dos días de edad, de menos de 900 gramos (dos libras) de peso, iba a someterse a cirugía. Presentaba una forma severa de espina bífida, con la cual no se desarrollan bien la columna vertebral ni la médula espinal. Por lo general los niños que nacen con espina bífida no pueden caminar, además de acumulárseles líquido en el cerebro, no poder controlar la vejiga y sufrir otras complicaciones, escribe The New York Times.





Los doctores Michael A. Belfort, director de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina de Baylor, y William Whitehead, neurocirujano pediátrico, estaban probando una técnica experimental ⎯técnica nueva que algunos colegas se encuentran ansiosos por probar, pero que otros ven con cautela, cuestionando la seguridad a largo plazo del feto.



Los cirujanos hicieron una incisión en la parte baja del abdomen de la madre, sacando con suavidad el útero ⎯aún unido por dentro⎯ y haciendo dos diminutas incisiones de cuatro milímetros. En una, introdujeron un “fetoscopio”, telescopio pequeño con cámara, luz y herramienta para sujetar. La segunda incisión era para otros instrumentos miniatura.



Iluminado desde el interior, el útero resplandecía en la habitación a oscuras.



La paciente, Lexi Royer, de 28 años y su esposo, Joshuwa, de 29, siempre harían querido hijos. Pero Lexi Royer había tenido un aborto y luego batallado para concebir.



Así que la pareja se emocionó mucho con el nuevo embarazo. Durante un examen de ultrasonido a las 13 semanas, vio por primera vez a su hijo.



Luego vino una dolorosa serie de consultas con especialistas. El defecto era grande y severo, mientras que el encéfalo se estaba cayendo en dirección a la columna vertebral.



Royer y su marido descubrieron en Facebook grupos de padres de hijos con espina bífida. Algunos reportaron buenos resultaos con la cirugía fetoscópica.



Roger reconoció no haber garantía de que su hijo no necesite válvulas drenadoras. Pero dijo que ella y su esposo experimentaron “felicidad y paz” al decidirse por la cirugía.



Con Royer con anestesia general, la operación comenzó en una sala a temperatura ideal para el feto pero sofocante para los más de 12 médicos y enfermeras que colaborarían en la cirugía.



Los doctores extrajeron el líquido amniótico e introdujeron dióxido de carbono a fin de mantener inflado el útero, lo cual les brindaba espacio para trabajar y para ver mejor.



Inyectaron anestesia al feto y luego, guiándose mediante imágenes de las pantallas de video, empezaron a operarlo, estirando la piel y las membranas para cubrir la médula espinal y cosiéndolos para bloquear el líquido amniótico.



La cirugía tardó tres horas. La operación abierta estándar es más rápida y fácil, pero los doctores Belfort y Whitehead creen que su médoto resultará más seguro tanto para la madre como para el feto.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo