• Lunes 22 Enero 2018
  • 7:31:06
  • Tipo de Cambio $19.10 - $19.90
  • -1°C - 30°F
  1. Lunes 22 Enero 2018
  2. 7:31:06
  3. Tipo de Cambio $19.10 - $19.90
  4. -1°C - 30°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Andrés Pastrana; 'El Nobel de la Paz es una ilusión'

Agencias | Lunes 30 Octubre 2017 | 08:04 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Para el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, el pacto de paz entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) es un mal acuerdo, porque los guerrilleros no pagarán sus delitos con cárcel.

Asegura que, pese a que está dispuesta a perdonar, la población también espera justicia y la reparación del daño pero nada de ello ha ocurrido.

Por eso no duda en calificar de “ilusión” el Premio Nobel de la Paz que recibió el actual mandatario, Juan Manuel Santos.

–Usted fue pionero en iniciar las negociaciones de paz con las FARC en El Caguán, pero fracasaron. ¿Qué falló en aquel momento?

–El proceso de paz es algo que se ha construido y hay dos acuerdos (Comisión de Notables y San Francisco de la Sombra) que fueron la base para el presidente Juan Manuel Santos. Lo que pasó en nuestro gobierno es que la paz atropelló a las FARC. Nos apoyaron 30 países y los guerrilleros no creyeron que se pudiera avanzar en un proceso de paz con tal respaldo internacional. No llevaron siquiera temas a la mesa.

Recuerdo la primera reunión que tuve con Pedro Antonio Marín Tirofijo, fundador de las FARC. Le propuse crear un ejército para la paz o para la guerra y de ahí se implementó el Plan Colombia, que dejó el ejército más fortalecido de la historia del país. Posteriormente me sucedió Álvaro Uribe (2002-2010), quien ejecutó el Plan de Seguridad Democrática, que dejó a una guerrilla debilitada, la cual terminó en una mesa de negociaciones con Santos.

–Medio siglo de conflicto armado con las FARC, la guerrilla más antigua del continente americano, y aún así ganó el “No” a la paz en el plebiscito del año pasado. ¿Por qué esa campaña de rechazo?

–No ha habido un reconocimiento a las víctimas. Si alguien se la jugó por la paz fui yo. No estamos en contra de la paz, sino de un mal acuerdo de paz. Cuando gana el “No”, Santos se vio comprometido a que una vez hubiera un nuevo acuerdo, lo sometería al pueblo y no lo hizo, prefiriendo irse por la vía del Congreso para la refrendación porque tenía miedo de volver a perder.

Es decir, en lugar de buscar un proceso que contara con 99% del respaldo popular, decidió buscar un mecanismo distinto robándose el proceso electoral del “No” e implementando un acuerdo sin el apoyo del pueblo. Uribe y yo le hicimos (a Santos) propuestas muy serias para mejorar el pacto y no se tuvieron en cuenta.

–Lo que quieren es una paz sin impunidad...

–Los propios guerrilleros están acusados de delitos de lesa humanidad y no van a pagar con un día de cárcel. La gente está dispuesta a perdonar, pero también que haya justicia porque con ésta hay perdón. Por eso no hay credibilidad en el proceso de paz.

Y, fíjese, hay una señal que me llamó la atención. Durante la visita del papa Francisco a Colombia, quien vino a dar un mensaje de paz y reconciliación, no se reunió con las FARC, sino que sólo lo hizo con el gobierno cuando en un proceso de paz juegan las dos partes.

–¿No cree que es preferible una paz imperfecta que una guerra eterna?

–Le voy a poner un ejemplo. El Santo Juan Pablo II se reunió en la cárcel con la persona que atentó contra su vida. Lo perdonó, pero no lo sacó de prisión. La gente está dispuesta a perdonar, pero, reitero, que haya perdón, verdad, justicia y reparación de víctimas.

Le dijimos a Santos que en el acuerdo de paz, las FARC nos tendrían que dar los nombres de sus socios, porque dicha guerrilla es el mayor cartel de drogas del mundo. Y nunca nos facilitó la información de sus socios, que son el Cartel de Sinaloa y el de Los Soles de Venezuela (según un informe de la DEA).

Hay, de hecho, unos frentes de las FARC que no se acogieron al proceso y hoy son los disidentes encargados del tema de la droga.

Entonces, las preguntas que nos hacemos los colombianos son: ¿Le damos personalidad jurídica a las FARC para que tengan un partido? ¿Les financiamos la actividad política? Y, ellos tienen billones (aunque lo nieguen) que van a ser utilizados en una campaña política en contra de los partidos tradicionales.

–La Fiscalía de Colombia, incluso, desconfió de la declaración que hicieron las FARC sobre el patrimonio económico...

–Exacto, la revista Forbes los ha catalogado como el tercer grupo terrorista más rico del mundo. ¿Dónde están esos recursos para resarcir a las víctimas? No quedaron consignados en el acuerdo...

–¿Qué futuro tiene Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (partido político de las FARC)?

–Yo soy un hombre de paz y siempre utilizaba una frase de un político colombiano que decía: “Es mejor tener a la guerrilla echando lengua que echando bala”.

En Colombia tuvimos el caso del movimiento guerrillero M-19, que tras desmovilizarse dio el salto a la política, y: ¡bienvenidos a la actividad democrática!

Pero en el caso de las FARC, éstas no entran con las mismas reglas del juego. No puede ser que a unos guerrilleros acusados de delitos de lesa humanidad se les premie con el Congreso. Deben confesar, que es lo que el pueblo pide.

–No obstante, ¿no cree que Juan Manuel Santos deja una mejor Colombia que la que recibió?

–No, tenemos el gobierno más corrupto de la historia de Colombia. Ya se ha comprobado la entrada de los recursos de la constructora Odebrecht a la campaña de Juan Manuel Santos.

En el tema económico pasamos de una deuda de 40 millones de dólares a 110 mil millones de dólares. Entrega, por tanto, un país absolutamente endeudado, que no va a tener dinero para pagar los compromisos de paz y deja a una nación absolutamente polarizada cuando deberíamos estar unidos en cuanto a la paz.

El narcotráfico, además, está más boyante que nunca.

Nosotros le dejamos a Santos este dato: 40 mil hectáreas de cocaína sembradas en el país. Cuando el Presidente le entrega a las FARC la fumigación, pasamos en el primer año de 40 mil a 90 mil; en el segundo de 90 mil a 150 mil; y en el tercero de 150 mil a 230 mil hectáreas.

Cuando casi habíamos erradicado la coca en Colombia, volvimos a ser los primeros productores del mundo. Ésa es la Colombia que nos deja Santos.

–Aún así, Santos ganó el Nobel de la Paz. ¿Cómo califica esta entrega?

–Cuando hay un Nobel de la Paz se lo ganan ambas partes y aquí sólo fue una. Más que un Nobel de la Paz es una ilusión que el gobierno con millones y millones de dólares ha logrado vender a la comunidad internacional, pero en Colombia esta ilusión es falsa.

–Por otro lado, ya comenzó la tregua con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Con usted también fracasó este intento de paz. ¿Por qué?

–En mi gobierno trabajamos de la mano con el ELN y fue en el único proceso de paz en el que se involucró Fidel Castro (el ELN es procastrista).

Recuerdo que el Alto Comisionado para la Paz, Camilo Gómez, me informó que habíamos llegado a un acuerdo para firmar y le dije que se lo llevaran a Fidel para que lo revisara y éste dio el visto bueno; sin embargo, nunca se firmó nada.

No supimos qué pasó. De hecho, Fidel me invitó porque él tampoco sabía qué había sucedido. Pero bueno, ojalá ahora haya voluntad del ELN, es un movimiento muy difícil...

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo