• Miércoles 19 Septiembre 2018
  • 5:06:58
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 64°F
  1. Miércoles 19 Septiembre 2018
  2. 5:06:58
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Se adjudica EI atentado de Manhattan

Agencias | Viernes 03 Noviembre 2017 | 14:38 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- El Estado Islámico se atribuyó el atentado perpetrado el martes en Nueva York por Sayfullo Saipov, aunque no ofreció ninguna prueba de ello, publicó El País.





Más de 48 horas después de la matanza, el grupo terrorista se pronunció a través de su semanario Al Naba y describió al atacante como un "soldado del califato", según la agencia Reuters.



Saipov pretendía una masacre, enfilar hacia el puente de Brooklyn tras su paso por el carril bici del barrio de Tribeca y llevarse por delante el máximo de gente posible, según el documento con el que la Fiscalía justifica la acusación.



A las 3:00 de la tarde, una camioneta de alquiler de Home Depot, una cadena de bricolaje de Estados Unidos, salió de Nueva Jersey y entró en Manhattan por el puente de George Washington, tomó la autovía que bordea el río hacia el sur e invadió con violencia la zona dedicada a ciclistas. Saipov, de 29 años, dejó ocho muertos y 12 heridos a su paso. “Quería llevar banderas del Estado Islámico en la parte delantera y trasera de la camioneta, pero optó por no hacerlo para no llamar la atención”, explican los fiscales.



El miércoles por la noche se presentó ante la juez Barbara C. Moses en silla de ruedas, herido por los disparos que recibió de un policía cuando, al grito de Allahu akbar (“Dios es el más grande”), abandonó la camioneta accidentada. Cuando llegó al hospital, pidió la bandera terrorista para la habitación. Era el final de su carrera. La había estado planeando durante al menos dos meses. Según el escrito de acusación, Saipov, un conductor de Uber de origen uzbeko, casado y con tres hijos que vivía en la pequeña ciudad de Paterson, Nueva Jersey, había engullido cuantiosa propaganda yihadista en el último año y el día 22 ya había alquilado una camioneta para practicar los giros.



El día elegido, 31 de octubre, no parece casual, según los investigadores. En uno de sus dos teléfonos móviles se encontraron varias búsquedas sobre las celebraciones de Halloween en Nueva York. Cuando lo derribaron los tiros de un agente, llevaba consigo dos armas falsas y una bolsa con su cartera y tres cuchillos. Dentro de la furgoneta encontraron una nota de papel manuscrita que, según documento judicial, decía en árabe: “No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo