• Martes 25 Septiembre 2018
  • 22:03:45
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 25°C - 77°F
  1. Martes 25 Septiembre 2018
  2. 22:03:45
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 25°C - 77°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Oposición de adentro a la guerra silenciosa de Irán en Siria

Associated Press | Viernes 05 Enero 2018 | 10:34 hrs

AP |

Beirut.- En las manifestaciones de protesta que se suceden en todo el país abundan las consignas condenando la guerra silenciosa que Irán libra en Siria, uno de los principales aliados de Teherán y un estado que está a la vanguardia de su confrontación con su gran enemigo, Israel.



Si bien las protestas se enfocan más que nada en cuestiones económicas, los manifestantes también expresan su oposición al envío de jóvenes iraníes a pelear y morir en Siria, así como la inversión de miles de millones de dólares en el aparato militar cuando la prioridad debería ser crear trabajos y controlar el aumento del costo de la vida, según dicen.

Entre las consignas figuran “¡Váyanse de Siria, piensen en nosotros!” y “¡Muerte a Jezbolá!”, la milicia libanesa a través de la cual Irán realiza muchas de sus operaciones en Siria.

Siria soportó también protestas antigubernamentales en el 2011, que derivaron en una guerra civil. Cuando muchos soldados se negaron a dispararles a los manifestantes y el gobierno de Bashar Assad se tambaleaba, intervinieron primero Irán y después Rusia en apoyo de su viejo aliado.

La conducción teocrática de Irán presenta la intervención como una guerra religiosa en defensa de la versión chiíta del Islam, como una batalla para contrarrestar una conspiración de Estados Unidos e Israel para destruir Siria.

La impulsan también consideraciones geopolíticas: Siria tiene frontera con Israel y el Líbano, y es un centro neurálgico en la estrategia de Irán para contrarrestar a Israel.

En la actualidad, las fuerzas iraníes y una serie de milicias regionales a sus órdenes operan con bastante libertad tanto en Siria como en Irak. Teherán también tiene intereses en la Franja de Gaza y ha sido acusada de apoyar a los rebeldes chiítas de Yemen.

___

EL SACRIFICIO MILITAR

En todo el país hay carteles en homenaje a jóvenes muertos peleando en Siria.

Son recordados en las plegarias de los viernes y la prensa los considera “mártires” que fallecieron “defendiendo el altar sagrado” de la nieta del profeta Mahoma, Sayyda Zeinab, en la capital siria.

En septiembre, el líder supremo iraní, ayatola Alí Jamenei, rezó junto al féretro de Mohsen Hojaji, de 25 años, en una ceremonia fúnebre transmitida a toda la nación, seguida de una enorme concentración en Teherán, en gestos pensados para avivar el patriotismo de una nación cansada de la aventura militar en Siria. Una imagen mostraba a Hojaji siendo recibido en el cielo por Hussein, nieto de Mahoma.

Irán no ha dicho cuántas bajas ha sufrido en Siria. Mohammad Ali Shahidi, director de la Fundación de Mártires de la Revolución Islámica, afirma que son más de 2.000, aunque la mitad serían afganos y combatientes de otros países al mando de las fuerzas iraníes.

Rebeldes sirios sostienen que la Guardia Revolucionaria, el regimiento iraní de elite, dirigió varias de las principales batallas libradas por el gobierno sirio y sus aliados.

Irán, que tiene una situación económica endeble, dedica grandes sumas a su aparato militar. Las protestas estallaron cuando el presidente Hassan Rouhani propuso reducir varios subsidios mientras se preservaban los privilegios de los militares y las instituciones religiosas.

___

JEZBOLÁ Y LOS DEMÁS

Irán y Assad se apoyan en Jezbolá para algunas de sus misiones más duras en Siria. Pero los iraníes coordinan también milicias organizadas de Afganistán, llamadas Fatimiyoun, y Pakistán, conocidas como Zeynabiyoun. A su vez les promete a los refugiados afganos que viven en Irán la ciudadanía y un sueldo a cambio de que vayan a pelear a Siria.

Los rebeldes sirios dicen que pelean no solo contra los soldados del gobierno, sino también contra combatientes libaneses, iraquíes y afganos. Periodistas de la Associated Press han visto banderas de Afganistán y de milicias libanesas en puestos militares en las afueras de Aleppo, la ciudad más grande de Siria.

Los rebeldes sirios, que dicen librar una guerra santa, por su lado, también son apoyados por combatientes extranjeros.

Como sucede en Irán, el Líbano e Irak se exponen igualmente a generar el rechazo de la población con intervenciones militares en una guerra ajena que ya llevan casi siete años.

Cuando las autoridades libanesas retiraron puestos de venta callejeros en Beirut en octubre, los vecinos salieron a la calle y criticaron a Jezbolá por no protegerlos a ellos mientras sacrificaban vidas en Siria.

“Deberían plantar un árbol en la tumba de cada mártir”, gritó una mujer a las cámaras. “Todas las casas tienen un mártir o un combatiente herido”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo