• Lunes 15 Octubre 2018
  • 10:05:06
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 11°C - 53°F
  1. Lunes 15 Octubre 2018
  2. 10:05:06
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 11°C - 53°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Panamá y Costa Rica desarticulan trata de nativos de India y China

El Universal | Martes 04 Septiembre 2018 | 17:40 hrs

|

San José.- Costa Rica y Panamá desbarataron hoy una red transnacional de esclavitud de personas oriundas de India y China, trasladadas por Europa y América del Sur para ser vendidos en Estados Unidos y Canadá.



En las investigaciones, se capturó a 29 presuntos miembros de la banda en suelo costarricense, y a 10 en territorio panameño, anunciaron autoridades gubernamentales, judiciales y policiales de ambos países.

La Fiscalía General de Costa Rica reveló que la mafia traficó al menos a 110 personas, entre las que hay menores de edad.

Los arrestos se lograron este martes en operativos simultáneos con 41 allanamientos en distintas partes de Costa Rica y 20 en variados sitios de Panamá, informó el gobierno costarricense. Entre los detenidos hay oficiales de migración y policías presuntamente corruptos de las dos naciones, añadió.

La organización cobró entre 25 mil dólares y 45 mil dólares por cada persona para entrar a territorio costarricense con documentación falsa que le entregó en el exterior, describió el Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica en un comunicado.

Cuando los chinos y los indios ingresaron a suelo costarricense, fueron explotados laboralmente y distribuidos en negocios comerciales administrados por otros chinos, quienes también eran propietarios, refirió.

Los dueños de esos negocios compraron a las personas para que trabajaran en diversas partes de Costa Rica, aseguró.

El organismo costarricense explicó que otras víctimas, "por pedido especial", fueron trasladadas a la frontera con Panamá y entregadas a la organización mafiosa, que las introdujo a territorio panameño para mantenerlas bajo esclavitud en esa nación o para remitirlas a América del Norte.

Durante su estancia en Costa Rica, se les mantuvo en hoteles de la zona central del país y luego se les transportó en vehículos privados, taxis y automóviles de alquiler a Panamá, indicó.

El informe recalcó que los oficiales costarricenses de migración implicados en el negocio recibieron, individualmente, entre dos mil dólares y seis mil dólares por cada víctima de trata.

Seguridad Pública reportó que en un trabajo interinstitucional de la Policía de Migración, el Organismo de Investigación Judicial (policía técnica adscrita al Poder Judicial) y la Fiscalía Adjunta Contra la Trata y Tráfico de Personas (Ministerio Público) se desarticuló "una organización criminal dedicada al tráfico ilícito de migrantes y al delito de trata de personas".

Entre los arrestados en Costa Rica hay 10 funcionarios de Migración y un oficial de la Fuerza Pública (policía gubernamental), de acuerdo con el recuento de los hechos, que confirmó que la investigación comenzó en 2016.

"Se trata una organización que se dedicaba al tráfico de personas, específicamente de personas nativas de India y China. Por medio de la investigación policial se logró comprobar que se trataba de una organización transnacional, que operaba no solo en Costa Rica, sino que también contaba con miembros en Panamá", precisó.

Según el informe, las autoridades panameñas aprehendieron a 10 personas de la estructura criminal. Como parte de las labores previas, un policía panameño del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) se vinculó al grupo de trata de personas entre Costa Rica y Panamá y también participó en narcotráfico, ya que fue capturado con 20 kilogramos de cocaína en su poder.

El parte oficial reveló que las diligencias policiales determinaron que el método de operación de la estructura criminal consistió en transportar a las personas víctimas del delito de trata de personas desde China e India, vía aérea, a Europa.

Luego se desplazaron, vía aérea, a América del Sur con escalas en Ecuador, Colombia y Perú. En esas naciones "tenían sus nexos criminales, para finalmente desplazarlos hasta Centroamérica, con el propósito de ingresarlos a Costa Rica de manera ilegal en complicidad con funcionarios costarricenses", puntualizó.

Cuando los migrantes ingresaron a Costa Rica, los cómplices locales del grupo omitieron los trámites y requisitos exigidos por ley y les permitieron ingresar a suelo costarricense de manera ilegal. Algunas personas fueron movilizadas con fines de explotación laboral en Costa Rica y otras fueron enviadas a Panamá, "donde también eran víctimas de trata de personas o bien utilizaban ese país como puente para llegar a Estados Unidos o Canadá", añadió el reporte.

La indagatoria determinó que dos chinos establecidos en Costa Rica, uno de los cuales es propietario de un restaurante en la capital costarricense, fungieron como líderes de la red, en la que están involucrados también dos peruanos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo