• Martes 18 Septiembre 2018
  • 6:25:58
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 69°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 6:25:58
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 69°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Amador es padre soltero de hijo autista

Lourdez Díaz/El Diario | Domingo 19 Junio 2016 | 09:45 hrs

El Diario |

El Diario |

El Diario |

Chihuahua.- Armando Mar Díaz, padre de Gabriel Armando y Víctor Arturo, de 16 y 15 años respectivamente, comparte su historia de cómo ha enfrentado sólo el cuidado, educación y atención que de los hijos, especialmente, el de  Víctor, quien padece de autismo.



Cuando Armando de 45 años, se quedó bajo el cuidado de sus dos hijos, los niños apenas tenían 8 y 9 años, por lo que debió ingeniárselas para cumplir con su trabajo y ser el proveedor de la casa  además de hacerse responsable de todo lo que un hogar necesita para funcionar con normalidad, desde ir a comprar la despensa, hacer el aseo, comida, bañar a los niños, llevarlos y recogerlos a la escuela,  a la iglesia, a sus actividades recreativas y todo lo que conlleva el cuidado de los infantes.

A pesar de que es un padre que ha hecho de su hijo el mayor, un admirador de las artes, la literatura, la música y el teatro y que como consecuencia, desde niño ha sido todo un crítico que puede hacer análisis con la seriedad de un adulto, cuidar de su niño con autismo a quien debe llevar a escuela especial, Armando no se siente un padre extraordinario.

“He hecho lo que me corresponde hacer, nada más”, señala, quien considera que las trabas más complejas a las que se ha enfrentado han sido los procesos legales, ya que, las leyes en materia familiar están hechas en favor de la mujer.

“Es muy difícil que te crean a ti, regularmente se estigmatiza que el malo es uno, y la verdad es que así como puede fallar el padre, también hay muchos casos en los que las madres fallan”, señaló.

Cuenta que él duró cuatro años de novio con la madre de sus hijos y cuatro de casado, tiempo en el que se casó tuvo dos hijos y se divorció. Posterior a ello vino un proceso legal que durante nueve años no ha concluido.

Los primeros ocho años la patria potestad de los niños la tenía ella, hasta que hubo un suceso de maltrato hacia Víctor y la custodia le fue otorgada a él.

Al principio dice, como a él se le descontaba el 40 por ciento de su salario como pensión alimenticia, tardo medio año en lograr que le dejaran de descontar dinero “tenía yo a los niños y además le daba el 40 por ciento de mi sueldo de a ella, fue muy difícil lograr que se me dejara de descontar”, recuerda.

Finalmente, un juez revirtió la pensión, y decidió que ella debía dar ese porcentaje de salario a sus niños.

Recuerda que cuando recién se quedó con sus hijos, le resultó muy complicado sobre todo económicamente, porque gran parte de sus ingresos se le iba en pagar terapias del niño, hasta que decidió meterlo en una institución pública de educación especial y dejar de llevarlo a instituciones privadas.

Armando dice que la ayuda de su madre fue un apoyo clave para sacar a sus hijos adelante, además de la gran solidaridad que siempre ha tenido de su hijo Gabriel para su hermano Víctor.

“Mi mamá y mi hijo son los extraordinarios, porque asumieron una responsabilidad que nos les corresponde, Gabriel cuida mucho de Víctor aunque no es su responsabilidad, yo no, lo que sea que yo haga por ellos, es mi responsabilidad, no es nada extraordinario”, resaltó.

Gabriel, pertenece a la orquesta del Bachillerato donde toca el violín, pero también sabe tocar el piano, guitarra, bajo, armónica y algo de batería, le gusta mucho leer, también pertenece al grupo de teatro y comparte todos estos gustos con su padre con quien va al cine, al teatro.

Gabriel dice sentirse muy orgulloso de su padre, quien sí reconoce en su vida una situación extraordinaria, pues entre sus amigos y compañeros de escuela, hay muchos hijos de padres divorciados, pero lo común es que se queden con la mamá no con el papá, dijo.

“He madurado antes que mis amigos de mi edad, porque la situación de mi hermano me ha hecho una persona paciente, que sabe escuchar lo que los demás necesitan y no solo pensar en uno mismo” expresó.

Después de años de un juicio por la custodia de los niños, Armando, decidió acercarse a la madre de sus hijos a fin de que no se le fueran más años sin estar cerca de ellos, incluso, en unas vacaciones en las que fueron a Mazatlán, la invitaron con el único objetivo de que convivieran, sin que la mala relación que por años sostuvieron se interpusiera y sin que se interpretara como un intento de reconciliación como pareja, expresó.

“A veces a los padres y madres, gastamos mucho tiempo en asuntos legales, y los años se van, en ocasiones la vida, sin poder disfrutar a los niños” señaló Armando Mar.

El juez determinó que la madre de los niños los puede ver tres horas tres veces a la semana, sin embargo Armando, ha dejado que los vea cada vez que ella quiera, porque según dice, aún y con cualquier defecto que pueda tener una madre o un padre, nadie verá mejor a los hijos que los progenitores.

Comenta que en una ocasión después de divorciado tuvo una novia, pero se dio cuenta que sería muy difícil que alguna mujer lo aceptara con todo y su hijo especial, por lo que su prioridad son y serán siempre sus hijos.

Armando solo carga con la preocupación de qué irá a ser de su hijo con autismo el día que él le falte, pues en México, no hay lugar para estas personas cuando se quedan solas, como ocurre en Estados Unidos donde al fallecer los familiares de personas con autismo, enfermos de cualquier cosa que los imposibilite a ver por sí mismos, el gobierno los recoge y los envía a un albergue de cuidados especiales que en todo México no existe.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo