• Martes 16 Octubre 2018
  • 14:02:23
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 10°C - 49°F
  1. Martes 16 Octubre 2018
  2. 14:02:23
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 10°C - 49°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

¿Por qué no me reconoces, abuelo? Soy Paco, tu nieto

Jaime Álvarez Jiménez | Miércoles 21 Septiembre 2016 | 12:16 hrs

El Diario |

Chihuahua.- Don  Roberto, quien padece Alzheimer, se salió de la ruta que durante años recorrió en su juventud y madurez para caminar, pensar y planear el futuro de sus hijos: la calle Paseo Bolívar de la ciudad de Chihuahua. Esta vez se desvió hacia el Centro y se perdió entre las avenidas Niños Héroes y Chuvíscar hasta aparecer, cuatro días después, en Los Pinos.. sucio y hambriento.



 

Cuando la policía lo detectó a partir de denuncias de vecinos, por su aspecto frágil y vulnerable para un hombre de 78 años, sirvieron las identificaciones que portaba para saber el domicilio familiar. Una buena medida adoptada por su hija, ante el riego potencial de salirse sin vigilancia.



Cada 21 de septiembre se conmemora el Día Internacional del Alzheimer, como un acuerdo de la Organización Mundial de la Salud en todos los países, con el propósito de dar a conocer la enfermedad y difundir información al respecto.



De acuerdo con  la médico geriatra Patricia Berlanga, de la Unidad de Investigación en Salud de Chihuahua, la enfermedad de Alzheimer es un padecimiento frecuente que hay aproximadamente 800 mil adultos mayores que la presentan en la República Mexicana “pero debe haber muchos más que no son reportados porque su familia no los identifica como tal”.



La especialista destacó que los primeros síntomas que se presentan son trastornos de la memoria que son evidenciados cuando pierden objetos frecuentemente de uso diario como son los lentes, llaves y se olvidan de hechos recientes, presentando los enfermos  dificultad para retener información nueva.



“Al avanzar la enfermedad aparecen afectadas las funciones de la vida diaria, el lenguaje y la orientación entre otros”, añade.



En el caso de Don Roberto, quien fija la mirada a su nieto sin reconocerlo, la imagen es de tristeza, pues de ser conocido como un hombre inteligente, astuto, amoroso y trabajador, hoy la pasividad lo deja inmóvil y cuando su mente le ordena caminar, se pierde en los caminos andados antes.



Para Paco, ver al abuelo así cuando en su infancia lo llevó con seguridad por toda la ciudad y a días de campo, el dolor lo embarga y piensa en lo que estará pasando su madre y los otros  tres hijos de Don Roberto.



“En este día y todo el año, debemos celebrar honrando a nuestros  ancianos que tienen este problema de salud, contribuyendo para un mejor desarrollo de nuevas posibilidades terapéuticas”, dice la doctora Berlanga, quien siguió los pasos de su padre, el médico Humberto Berlanga, quien fue el primer y único médico geriatra de la ciudad de Chihuahua en  la década de los 80.



Paco debió llevar al abuelo a Urgencias para que le suturaran una pequeña herida que se hizo en el brazo al tallarse con algo en su recorrido sin destino o donde durmió. Solicitó a las enfermeras que lo atendieran lo antes posible, pues la familia ya quería verlo. Al llegar a casa, no reconoció a ninguno de quienes lo esperaban.



Sobre la posibilidad de ser un padecimiento hereditario la médico Patricia Berlanga dice que “En casos que aparece la enfermedad en gente joven, hay posibilidades de ser heredada si hay en la familia personas que lo han tenido y si los genes app ( proteina precursora de amiloide) presenilina 1 y presenilina 2 están presentes, pero es solo en personas menores de 65 años y es mucho menos frecuente”.



Apuntó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Geriatría (INGER), la incidencia de Alzheimer es de 30 casos por cada mil personas por año “y debemos difundir la información, porque es, entre las enfermedades mentales, la más común. Al ver síntomas debemos acercarnos con especialistas; el INGER tiene representación en todo el país y en Chihuahua, por supuesto, con un programa muy completo de capacitación y orientación”.



Al tocar el tema de la independencia las personas con Alzheimer, la médico señala “pueden ser independientes hasta cierto momento de la evolución de su enfermedad; cuando avanza requiere de atención permanente. En el periodo de transición cuando se detecta, suele ya tener algún tiempo presente pero no ha hecho crisis. La enfermedad surge cuando sucede un evento drástico. Entonces nuestros ancianos se pierden al salir de casa y no recuerda como regresar o presentan una conducta alterada con cambios de carácter. Aparecen cosas fuera de su lugar de pronto. Cosas simples se convierten en dificultades importantes  y entonces debemos estar alerta y empezar a tomar medidas necesarias para evitar eventos catastróficos”.



PREPARADOS EN LA JUVENTUD Y MADUREZ



Para enfrentar una situación de crisis por el Alzheimer, independientemente que el padecimiento es incurable, en la madurez o edad media se pueden tomar medidas preventivas, abunda la doctora, con lo que se puede reducir la prevalencia de este problema, siendo una de ella “mantener la funcionalidad de nuestro cerebro con habilidades nuevas, juegos de mesa, convivios sencillos en la familia, lectura y comentario de lo leído, aprender cosas nuevas y alimentación saludable, además del ejercicio que siempre es de utilidad”.



También se debe actuar como lo hicieron Paco y su familia con Don Roberto, dice la geriatra, al destacar que cuando nuestros adultos mayores que padecen la enfermedad y que por hábito salen de casa y cambian la ruta, es frecuente que se pierdan, “por lo que es importante ponerles una identificación visible, vestirlos con ropa fácil de identificar para en caso de necesidad, reportar inmediatamente su ausencia, y por supuesto compartir que el familiar tiene problemas por si los vecinos lo ven desorientado y fuera de su rutina”.



“La familia es y seguirá siendo un pilar fundamental en estos casos. La educación y la información adecuada para saber qué esperamos, nos hace ser más tolerantes y entre mejor informados estemos y sepamos lo que está pasando y que ellos no tienen recuerdos inmediatos y pueden olvidar el nombre de sus hijos, no olvidarán y sentirán su cariño, pues pueden reconocer los sentimientos, mas no las palabras para expresarlos. Esta enfermedad democrática afecta por igual clase social, grupo étnico, a hombres y mujeres con  educación superior, básica o sin ella” finalizó.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo