• Miércoles 25 Abril 2018
  • 4:21:24
  • Tipo de Cambio $17.80 - $18.60
  • 17°C - 63°F
  1. Miércoles 25 Abril 2018
  2. 4:21:24
  3. Tipo de Cambio $17.80 - $18.60
  4. 17°C - 63°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Padrastro al Cereso; le dan prisión preventiva

De la Redacción | Jueves 03 Noviembre 2016 | 07:57 hrs

El Diario |

Chihuahua.- La juez de Control Sandra Zulema Palma dictó ayer “Prisión Preventiva” en contra de Óscar Omar Ortega Carbajal de 47 años, quien fue acusado de los delitos de violación agravada así como homicidio calificado y agravado, ambos delitos en número de dos; en perjuicio de los niños Jesús Octavio y Mayra Judith de 13 y siete años, respectivamente, quienes fueron encontrados sin vida el pasado lunes en el interior del domicilio de la calle Monte Carmelo número 1573 en el fraccionamiento Atenas.

En la audiencia de Control que se extendió por mas de dos horas, en la sala número 1 del Centro de Justicia, el imputado visiblemente tranquilo, sentado en el banquillo de los acusados, se abstuvo en declarar y solo se limito a decir, “por el momento no... ninguna”, respondió a la juzgadora, cuando ésta lo interrogo varias veces si quería hacer alguna manifestación a su favor.

La Fiscalía General del Estado señaló que una vez sentenciado, el padrastro de los niños podría alcanzar una pena de hasta 120 años de cárcel, por los delitos que cometió tipificados como graves, así como la brutalidad y saña impuesta a los dos hermanos, quienes según trascendió en la sala, intentaron defenderse y lograron rasguñar en el rostro a su agresor, asimismo propinarle golpes en el pecho, pero su fuerza resulto insuficiente ante la superioridad física del adulto.

La fiscal Tania Lugo Balderrama adscrita a la Unidad de Atención a Víctimas de Delitos contra la Vida, fue la encargada de presentar ante los Tribunales, la acusación formal en contra de Ortega Carbajal y dar lectura al expediente, dentro de la causa penal 3270/16.

El presunto asesino de complexión física baja y delgada, llegó a la sala pasadas las cinco de la tarde portando el uniforme de color gris de los internos del Cereso. Mantuvo una posición encorvada sentado en su silla. Su mirada, la mayor parte estuvo fija hacia el frente mirando la base del escritorio del área de acusados.

En una ocasión volteó a su derecha a ver a su defensora particular Dulzura Ruíz Fuentes y le sonrió, mostrando una clara sicopatía.

Cual novela de horror que impactó a los asistentes a la referida audiencia, la representación social narró aspectos previos al homicidio de los hermanos, ocurrido el pasado domingo 30 de octubre cuando se quedaron solos en la casa con el presunto agresor, mientras la madre de éstos se fue a trabajar y habló con ellos por teléfono ese mismo día por última vez a las 15:30 horas.

Cuando llegó la madre a la vivienda, alrededor de las 19:30 horas, el padrastro le dijo que “Tavito” y “Yuyis” se habían ido a una fiesta, pero no sabía con quienes ni en donde.

En ese momento ella se percató que su pareja tenía rasguños en el rostro y golpes en el pecho, pero él le dijo a ella que fue por que se había peleado con un vecino.

Fue alrededor de las ocho de la noche cuando la señora Angélica Hernández salio a buscar a sus hijos, avisándole a un tío de los menores quien la acompañó y no fue sino hasta las dos de la madrugada del lunes 31 de octubre, cuando regreso a la casa y encontró una nota que le había dejado Óscar Omar Ortega donde se despedía de ella.

“Ojala encuentres pronto a tus hijos”, le escribió, a lo que la madre le marcó por teléfono, contestándole el padrastro y diciéndole que había ido porque tenía miedo de que algo malo le hiciera la familia de ella, señaló la fiscal.

El presunto asesino argumentó a la madre que fue a las instalaciones del Capsi a atenderse de las lesiones, que a la postre se sabrían, fueron las que le infirieron los menores al tratar de defenderse del ataque.

La señora Angélica Hernández acudió a interponer el reporte de desaparición alrededor de las cinco de la madrugada del lunes en las instalaciones de la fiscalía.

Siendo el padrastro el principal sospechoso de la desaparición de los menores, los agentes estatales acudieron en su búsqueda a varias partes, entre ellas, la casa de la anterior pareja del hombre, donde la mujer identificada como Catalina Sigala, les dijo que éste tenia hijos en ciudad Juárez y que fueron pistas para finalmente ubicarlo, también en el módulo Pistolas Meneses de la Central Camionera, así como en el templo cristiano “Palabra Viva” en donde nadie dio razón de él.

Cuando los agentes investigadores arribaron a la vivienda de la calle Monte Carmelo 1573, por la mañana del lunes, encontraron manchas de sangre en el baño, asimismo rastros del pantalón de color azul claro que uso un día antes con rastros hemáticos de los niños, narró la fiscal.

En el patio de la vivienda, finalmente escondidos entre una cobija, plásticos y partes de aparatos electrónicos descompuestos, fueron encontrados los cuerpos de los niños ya sin vida, ambos atados de pies y manos con cinta adhesiva, con visibles huellas de violencia física asimismo en el caso del niño Jesús Octavio, sufrió asfixia mecánica. Ambos ademas fueron víctimas de violación.

Se leyó en la audiencia que el chófer que le dio el “raid” al presunto asesino en su escape a la frontera, declaró que cuando le pregunto porque iba a ciudad Juárez, Óscar Omar le dijo textualmente que “había tenido un pleito con sus chavos”, siendo interceptado y detenido por los agentes policíacos en un filtro de revisión instalado en las calles Santos Dumont y bulevard Oscar Flores de aquella frontera.

La Juez de Control señaló que la detención del acusado y posterior consignación al Ministerio Público, fue legal en base a que ocurrió en los términos de la flagrancia, inmediatamente después de la comisión del hecho delictivo, asimismo no hubo interrupción de la búsqueda.

El padrastro fue trasladado ayer por la noche a las instalaciones del Cereso número 1 en Aquiles Serdan, y el próximo lunes 7 de noviembre por la mañana, se resolverá su situación jurídica en la audiencia de Vinculación a Proceso.

En la audiencia de ayer no asistieron familiares de las víctimas, y los representantes de los medios de comunicación así como algunos estudiantes de la facultad de Derecho, que estuvieron presentes, al concluir la diligencia salieron en silencio por el impacto de los hechos ahí exhibidos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo