• Martes 18 Septiembre 2018
  • 12:32:32
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 26°C - 80°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 12:32:32
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 26°C - 80°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Por falta de seguimiento se queda sin beneficios

Salud Ochoa/El Diario | Sábado 22 Abril 2017 | 11:20 hrs

Francisco López/El Diario |

Chihuahua.- María Luisa Chávez García tiene 47 años de edad y padece Parálisis Cerebral Infantil. El año pasado fue la primera vez que recibió un apoyo por su discapacidad, sin embargo, este año quedó fuera del padrón de beneficiarios por falta de seguimiento. Su madre, Rosalía, no pudo acudir a realizar el trámite correspondiente debido a que ha tenido problemas de salud además de que no hay quien se encargue del cuidado de María Luisa pero tampoco hubo personal del municipio que le diera seguimiento a su caso.



Rosalía dice que su hija no puede hablar ni caminar por lo que se mantiene sentada en el piso, donde a veces se arrastra para trasladarse de una habitación a otra, ya que ella por su edad, complexión y estado de salud, no puede levantarla en peso.

No puedo llevarla al médico o a cualquier otra parte porque está muy pesada y no la puedo levantar, sí tengo una silla de ruedas pero necesito que alguien me ayude a subirla y la única hija que me apoya tiene que trabajar”.

La discapacidad de María Luisa, agrega, fue detectada cuando tenía un año de edad pero, al no recibir tratamiento de ningún tipo no hubo posibilidad de mejoría para ella.

Cuando estaba chiquita mi mamá la cuidó porque yo tenía que trabajar; el problema fue que ella la sentaba rodeada de almohadas y nunca la movilizó. Después me dijeron que si se hubiera hecho algo desde un principio por lo menos se habría podido parar o caminar. Ahora está así, sentada casi todo el tiempo, solo cuando duerme estira las piernas”.

Para asearla, indica, la coloca sobre una cobija y la arrastra al baño, al terminar, la operación se repite pero a la inversa.

Cuidarla ha sido difícil pero no me arrepiento ni me enojo porque es mi hija y la quiero. Estamos juntas siempre y aunque ella no puede hablar, yo sé cuando tiene hambre o sed porque grita o se da a entender de alguna manera. Los líquidos los toma en un biberón y el resto de los alimentos los come de manera normal”.

En cuanto al estado de salud de María Luisa –más allá de la discapacidad- su madre asegura que es sana solo requiere de medicamentos controlados recetados por el neurólogo para controlar su ansiedad, pero, tampoco esos los puede comprar.

No se enferma mucho de otras cosas pero se altera mucho cuando hay mucha gente. Tiene más de 5 años que no toma los medicamentos que le recetó el neurólogo porque son caros y no puedo comprarlos y el seguro popular no los cubre y tampoco tiene especialista”.

La semana pasada, Rosalía presentó un cuadro de posible trastorno cardiaco, acudió al médico y le indicaron que era necesario practicarle un electorcardiograma y otros estudios, cosa que no ha hecho porque no hay quien cuide a María Luisa. Esto último, dice, le preocupa sobremanera porque no sabe qué pasará en el momento en que ella falte.

Ya tengo 67 años y hago lo que puedo. Trabajo vendiendo cosas usadas para poder sacar algo de dinero para mantenernos. A veces me va bien y en otras no, cuando los días están feos no saco nada. Cuando le daban el apoyo a María Luisa pudimos ponernos al corriente con el pago del agua y comprar sus pañales que es lo que más necesita, también algunos medicamentos para la piel que a veces se le daña mucho por arrastrarse o estar tanto tiempo sentada”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo