• Domingo 27 Mayo 2018
  • 9:24:29
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 24°C - 75°F
  1. Domingo 27 Mayo 2018
  2. 9:24:29
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 24°C - 75°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Antes eran ejemplo de productividad, grandeza y desarrollo

Édgar Itamar Rivera García | Miércoles 14 Febrero 2018 | 14:20 hrs

|

Tan solo en el triángulo conformado por las comunidades Congregación Ortiz, Loma de Pérez y Rosales, se contabilizan tres establos, que en su momento más productivo, llegaron a tener cerca de mil 200 vientres en producción.

No es sencillo ser productor lechero. Aparte de los precios bajos, debe de ser organizado y metódico, de tal manera que debe ordeñar dos veces al día, la primera  a las 4 de la mañana y la segunda 12 horas después, pero los 365 días del año.

 No hay descanso, no hay vacaciones, no hay cambio de horario que valga.

El primero de los establos visitados por El Diario, se encuentra cerca de la mancha urbana de Delicias, rumbo al Ejido Loma de Pérez, ahí se puede observar solo la infraestructura que quedó del establo del señor Jiménez.

Así mismo, a unos kilómetros del poblado de Congregación Ortiz, sobre la carretera que une Meoqui con Rosales, se encuentra desolado el que fuera el establo, conocido por los productores de la región como Los Pinos.

En su época de mayor producción contaba con un promedio de 300 vientres, sin embargo, los problemas económicos que enfrenta el sector, fue obligando a su dueño, el señor Prieto, a tomar la determinación de ir vendiendo poco a poco los animales, hasta que cerró completamente hace dos semanas.

Más adelante, con rumbo hacia Rosales, se encuentran únicamente los restos de lo que fuera un prominente establo, conocido como Benito Juárez, el cual llegó a contar con más de 1 mil 200 vientres en producción.

De ese emporio solo quedó la infraestructura, los corrales y las salas de ordeña, en espera de mejores tiempos o de nuevos inversionistas.

Arturo García Meza, productor lechero de toda la vida, comentó que al igual que estos establos, existen otros más en diferentes puntos de la región, cuyos propietarios están pensando seriamente en retirarse del negocio, debido a la situación económica existente, y al bajo precio del producto.

“Aquí en la producción de la leche, es como una larga agonía, hasta que se cierra el establo, diferente a cuando le va mal al nogalero, o al cebollero, es ese año y listo, acá con nosotros es lento, pausado, hasta que se acaba “, refirió el entrevistado.

García Meza, es uno de los centenares de productores, que se han movilizado en demanda que el Gobierno Federal dé luz verde al incremento de dos pesos al precio de la leche, ya que de otra manera difícilmente podrán continuar en la actividad.

Se calcula que tan solo en Delicias la producción del lácteo alcanza la cantidad de más de 900 mil litros, además de una generación considerable de empleos.

“Si el sector quiebra, esto se convierte en un estallido social“, advirtió el entrevistado.

 

 

 

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo