• Domingo 22 Julio 2018
  • 10:01:56
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 27°C - 81°F
  1. Domingo 22 Julio 2018
  2. 10:01:56
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 27°C - 81°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

La ciudad

El Diario | Domingo 15 Abril 2018 | 14:06 hrs
 

Dicen los especialistas en planificación urbana que el siglo XXI no será dominado  por los Estados Unidos, pero tampoco por China o India, sino por "La Ciudad".

En una era en que las naciones parecen más difíciles de gobernar, aparecen las ciudades."Islas" de gobernabilidad desde donde se construirá el nuevo orden mundial. Ya hoy, más de la mitad de la población mundial vive en ellas y la proporción aumenta a pasos agigantados. Las cien ciudades más importantes  del mundo concentran el 30% de la riqueza mundial. Algunas de estas ciudades son aquellas perennes protagonistas como Nueva York,  Londres o París, pero la mayoría son lugares como Hong Kong, Bombay o Sao Paulo, verdaderas potencias novicias en la escena económica mundial.

Las megalópolis son cada vez más comunes. Si antes, en los setentas, era difícil imaginar una ciudad como Tokyo con veinte millones de habitantes, reta la imaginación pensar en la Shangai de hoy, con casi CIEN millones en su zona urbana, y los enormes problemas, sobre todo de tráfico y contaminación, que tal población acarrea. Tal vez por eso ahora se construyen también otro tipo de ciudades como Gurgaon, en los alrededores de Bombay, en la India.  Anteriormente una pequeña villa rural que posee hoy complejos cerrados, donde una familia podría vivir una vida entera sin abandonar ese lugar,  ya que cuenta además de vivienda (claro), con centros comerciales, clubes sociales y deportivos de uso exclusivo, para que los residentes no deban enfrentar los problemas de seguridad de Bombay.   

En el Golfo Pérsico, los Emiratos Árabes Unidos construyen Masdar City, la primera ciudad libre de automóviles y completamente electrificada por la energía solar. Una ciudad "neutra en carbonos", es decir sin una pizca de contaminación. Todo esto como parte del plan maestro del Emirato, cuya duración será de dos décadas, para invertir en ciudades nuevas, "inteligentes", que tomen en serio el uso de la tierra, privilegien la salud pública y la ecología, posean un transporte eficiente, den espacios a la cultura y al arte y que permitan la adecuada convivencia social.

Y es que la ciudad (y las decisiones gubernamentales que se tomen en ella --buenas o malas-), inciden más en nuestra calidad de vida, que incluso las medidas de corte nacional o estatal. Esto debido a que la esfera de nuestra acción es eminentemente local. 

Así, si nuestra ciudad poseyera una fuerte dinámica económica, la infraestructura de vivienda y hospitalaria necesaria, el transporte público y privado eficiente, y la seguridad adecuada, poco nos afectarían las decisiones tomadas en otros lugares. Incluso me atrevo a decir, que una adecuada planeación de nuestra ciudad, bien pudiera protegernos de malas medidas federales. 

Por ello es necesario creo, amigos lectores, preguntarnos qué estamos haciendo con nuestra ciudad. 

En materia de vivienda: ¿construimos las casas que los ciudadanos demandan? no sólo en número, ¿sino en tamaño y funcionalidad? Que permitan el desarrollo armónico de las familias ¿A precios justos? ¿en las zonas donde la ciudad las requiere?  

En cuanto a transporte; ¿tenemos o planeamos ya las rutas que permitan el traslado cómodo y eficiente para los ciudadanos? para la productividad de las empresas  esto es indispensable, así como para evitar la contaminación y cuidar la ecología. Y sobre todo: ¿estamos privilegiando intereses particulares antes que el interés general? ¿antes que el "bien común"?

Y también preguntarnos: ¿crece nuestra ciudad con orden? ¿o se expande como una mancha voraz sin ton ni son?

Creo que ha llegado el momento, por el bien de nuestra ciudad, de plantearnos estas preguntas seriamente y actuar en consecuencia. 

Eso si queremos seguir, como hasta ahora, orgullosos de ella.  

¿Y tú qué opinas amiga, amigo lector?



La ciudad  

Dicen los especialistas en planificación urbana que el siglo XXI no será dominado  por los Estados Unidos, pero tampoco por China o India, sino por "La Ciudad".

En una era en que las naciones parecen más difíciles de gobernar, aparecen las ciudades."Islas" de gobernabilidad desde donde se construirá el nuevo orden mundial. Ya hoy, más de la mitad de la población mundial vive en ellas y la proporción aumenta a pasos agigantados. Las cien ciudades más importantes  del mundo concentran el 30% de la riqueza mundial. Algunas de estas ciudades son aquellas perennes protagonistas como Nueva York,  Londres o París, pero la mayoría son lugares como Hong Kong, Bombay o Sao Paulo, verdaderas potencias novicias en la escena económica mundial.

Las megalópolis son cada vez más comunes. Si antes, en los setentas, era difícil imaginar una ciudad como Tokyo con veinte millones de habitantes, reta la imaginación pensar en la Shangai de hoy, con casi CIEN millones en su zona urbana, y los enormes problemas, sobre todo de tráfico y contaminación, que tal población acarrea. Tal vez por eso ahora se construyen también otro tipo de ciudades como Gurgaon, en los alrededores de Bombay, en la India.  Anteriormente una pequeña villa rural que posee hoy complejos cerrados, donde una familia podría vivir una vida entera sin abandonar ese lugar,  ya que cuenta además de vivienda (claro), con centros comerciales, clubes sociales y deportivos de uso exclusivo, para que los residentes no deban enfrentar los problemas de seguridad de Bombay.   

En el Golfo Pérsico, los Emiratos Árabes Unidos construyen Masdar City, la primera ciudad libre de automóviles y completamente electrificada por la energía solar. Una ciudad "neutra en carbonos", es decir sin una pizca de contaminación. Todo esto como parte del plan maestro del Emirato, cuya duración será de dos décadas, para invertir en ciudades nuevas, "inteligentes", que tomen en serio el uso de la tierra, privilegien la salud pública y la ecología, posean un transporte eficiente, den espacios a la cultura y al arte y que permitan la adecuada convivencia social.

Y es que la ciudad (y las decisiones gubernamentales que se tomen en ella --buenas o malas-), inciden más en nuestra calidad de vida, que incluso las medidas de corte nacional o estatal. Esto debido a que la esfera de nuestra acción es eminentemente local. 

Así, si nuestra ciudad poseyera una fuerte dinámica económica, la infraestructura de vivienda y hospitalaria necesaria, el transporte público y privado eficiente, y la seguridad adecuada, poco nos afectarían las decisiones tomadas en otros lugares. Incluso me atrevo a decir, que una adecuada planeación de nuestra ciudad, bien pudiera protegernos de malas medidas federales. 

Por ello es necesario creo, amigos lectores, preguntarnos qué estamos haciendo con nuestra ciudad. 

En materia de vivienda: ¿construimos las casas que los ciudadanos demandan? no sólo en número, ¿sino en tamaño y funcionalidad? Que permitan el desarrollo armónico de las familias ¿A precios justos? ¿en las zonas donde la ciudad las requiere?  

En cuanto a transporte; ¿tenemos o planeamos ya las rutas que permitan el traslado cómodo y eficiente para los ciudadanos? para la productividad de las empresas  esto es indispensable, así como para evitar la contaminación y cuidar la ecología. Y sobre todo: ¿estamos privilegiando intereses particulares antes que el interés general? ¿antes que el "bien común"?

Y también preguntarnos: ¿crece nuestra ciudad con orden? ¿o se expande como una mancha voraz sin ton ni son?

Creo que ha llegado el momento, por el bien de nuestra ciudad, de plantearnos estas preguntas seriamente y actuar en consecuencia. 

Eso si queremos seguir, como hasta ahora, orgullosos de ella.  

¿Y tú qué opinas amiga, amigo lector? 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo