• Miércoles 18 Julio 2018
  • 15:53:54
  • Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  • 33°C - 92°F
  1. Miércoles 18 Julio 2018
  2. 15:53:54
  3. Tipo de Cambio $19.40 - $20.20
  4. 33°C - 92°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Obliga Metrobús a gastar el doble

De la Redacción | Miércoles 11 Julio 2018 | 07:36 hrs

Silvestre Juárez/El Diario | Chihuahuenses se trasladan en verdaderas chatarras

Chihuahua.- Con bombo y platillo se anunció la creación del proyecto del Sistema Integral de Transporte Público, parte del Plan Sectorial de Movilidad Urbana Sustentable, que en una primera etapa contemplaba la creación de la Estación Multimodal Pistolas Meneses, así como la ampliación de la Ruta Troncal 1, entre otros beneficios.

Así presentó el Gobierno del Estado al Metrobús en julio de 2017 y para ello, se desglosó una inversión tripartita –junto con el Municipio de Chihuahua y los concesionarios— de 2 mil millones 375 mil pesos, no obstante un año después, el programa no se ha hecho una realidad y para los capitalinos es un calvario utilizar el transporte público.

El programa fue presentado por la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, Cecilia Olague, en un evento en el que estuvieron presentes el gobernador Javier Corral, así como la presidenta municipal, María Eugenia Campos, quienes anunciaron la pronta renovación del sistema de transporte, en aquel entonces llamado Vivebús, que el propio mandatario calificó como un “monumento a la corrupción y la ineptitud”.

Por su parte, la alcaldesa enfatizó en su intervención que dicho proyecto habría de dar “resultados en el corto plazo a las familias de esta ciudad que esperan un servicio digno”. Lo anterior tras firmar el convenio para este y otros magnos proyectos de orden urbano.

La promesa de una Movilidad Urbana como “derecho humano, vehículo de equidad y de justicia social” se quedó en promesa para los ciudadanos, quienes luego del Vivebús y ahora Metrobús, y dos administraciones de gobierno, no han visto ningún cambio significativo en este sistema de transporte, que afectó profundamente el desarrollo de sus actividades diarias.

El plan de modernización sugerido por la actual administración derivó de un estudio cabal que ofreció datos específicos del comportamiento de los usuarios en las rutas troncales y alimentadoras, vialidades y especificaciones del uso de medios alternos de transporte, basándose en modelos y convenios internacionales aplicados en grandes urbes.

En el papel se consideró viable y se presentó como un hecho próximo su realización, sin embargo, la realidad es que los ciudadanos siguen sin percibir ninguna mejora, ahí están las problemáticas de siempre y las que los aquejan día con día.

Más vueltas y casi todos cobran $9

Algunas de las propuestas que destacaban en el Plan de Movilidad era la “Integración Tarifaria Total: El modelo operacional considera que para la realización de su viaje, el usuario no deberá pagar tarifa adicional en los transbordos que necesite hacer, desde que se haga en un periodo de tiempo establecido”.

Asimismo, la “Atención Especial: En este aspecto el modelo contempla la mayor cantidad posible de alternativas de destino al usuario con pago de solo una tarifa y con una caminata a pie de hasta 300 metros desde el origen de su viaje hasta el autobús y de igual distancia del autobús a su destino final”.

No obstante la mayoría de los ciudadanos sigue pagando dos pasajes, uno tan sólo para poder llegar a la ruta troncal, ya que dijeron son pocas las rutas que llegan hasta el Centro de manera directa.

“Al Centro tengo que tomar un camión que me cobra nueve pesos, a veces me vengo en el 20 Aniversario que pasa por mi casa y me cobra ocho nada más para agarrar el Metrobús que cobra siete”, comentó la usuaria María Guadalupe Minjares, quien en ocasiones debe invertir 30 pesos diarios por ida y vuelta, lo que en una semana inglesa le representan 150 pesos.

Además, indicó que en temporadas la ruta troncal se extendió hasta la Central de Autobuses foráneos de Pistolas Meneses, lo que favorecía a los habitantes de varias colonias aledañas al sector –y que es parte del Plan de Movilidad—, sin embargo, detalló que esto sólo duró alrededor de un mes y no se volvió a implementar.

En el aspecto de Atención Temporal, el modelo buscaba “reducir el tiempo de espera del usuario en el paradero. Para rutas de baja demanda se consideró que el intervalo entre viajes no debía exceder a 15 minutos”.

Nada más alejado de la realidad para Martina Loya, quien afirmó que de su casa en la colonia 20 Aniversario a la estación hace hasta media hora o 40 minutos, entre la espera y el viaje, ya que se trata de esperar un camión para la estación, ahí aguardar por el Metrobús hacia el Centro y de regreso esperar el alimentador hacia su colonia.

El estudio determinó a su vez, que al inicio se requerirían “42 rutas alimentadoras, siete auxiliares, seis circulares, ocho diametrales y dos troncales, construidas a lo largo de dos años, para cubrir mil 348.6 kilómetros”. A pesar de ello y a la mitad de dicho plazo, ninguna de las dos nuevas rutas troncales que formaban parte de la segunda fase, ha iniciado su construcción.

Asimismo tampoco ha comenzado el proyecto de ampliación de la ruta troncal existente, que sería parte de la primera fase.

Por lo anterior, varios de los usuarios entrevistados coincidieron en que siguen considerando el servicio como costoso, tardado y desorganizado, ya que en algunos casos pasaron de tiempos de traslado de 30 minutos hasta una hora, de pagar 6 pesos a terminar pagando 15, tomar dos en lugar de un camión o bien tres en vez de dos, y en especial que no se distingue la diferencia entre el “monumento a la corrupción y la ineptitud”, el Vivebús y el Metrobús.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo