• Martes 18 Septiembre 2018
  • 7:13:55
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 20°C - 68°F
  1. Martes 18 Septiembre 2018
  2. 7:13:55
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 20°C - 68°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

Aún no es momento de destapes: Osorio Chong

El Universal | Lunes 18 Abril 2016 | 09:52 hrs

Agencias |

Ciudad de México— Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, el priísta que al día de hoy encabeza las encuestas para obtener la candidatura presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), asegura que aún no es tiempo de destapes y cuestiona a personajes como Andrés Manuel López Obrador, que denostan y atacan las instituciones. Pregunta: “¿Con qué calidad moral se puede querer o llegar a una posición, si el ejemplo que se pone es siempre el de violar la ley, siempre lastimar a las instituciones?”.





Dice que él no considera una desventaja el guardar mesura en sus aspiraciones políticas hacia 2018. “Creo que no es desventaja, porque si se cumple y si se cumple bien, un buen resultado te pone en ruta. Siempre hacer un buen gobierno a cualquier partido político le ayuda en las elecciones”.



En entrevista con El Universal, el encargado de la política interna del país habla de temas como el caso Iguala, en el que asegura que el gobierno de la República no tiene ningún interés de manipular la verdad, ni de que se conozca algo ajeno a lo que ahí sucedió. Aborda también el asunto del video que muestra a militares y policías federales torturando a una mujer, hechos que dice: “Son inadmisibles”.



Considera que la recaptura de Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, no es un asunto que le abra las puertas hacia la candidatura presidencial.



Pareciera que hay una lucha evidente entre las partes, por un lado, las autoridades, por otro, los padres de los 43 y las organizaciones afines a ellos, por imponer lo que cada una considera la verdad sobre Iguala. ¿Cree que se está llegando a un callejón sin salida?



—En primer lugar, no hay ninguna polarización, ningún enfrentamiento. Se lo he aclarado a los propios padres de familia, se lo he dicho a los expertos que han estado en varias reuniones con nosotros, la última hace unos días. Lo que los mueve a ellos, el llamado al país por ellos, y por supuesto lo que mueve a toda una institución como es la PGR y al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, es saber la verdad. La verdad sobre quiénes fueron los que participaron, cómo está involucrada la delincuencia organizada, que sin duda el señalamiento es muy claro hacia allá; qué policías, qué funcionarios estuvieron en el ámbito municipal, que es hacia donde también nos han llevado todas las indagatorias, todas las investigaciones. Con ello y con las transformaciones legales que buscan evitar repeticiones y, por supuesto, resarcir el daño y castigar a los culpables.



Entonces, no hay competencia por quién tiene más verdad que el otro. Por eso hemos pedido a los expertos que nos digan en sus conclusiones si lo dicho por la Procuraduría no satisface a unos y a otros respecto de lo que es la conclusión de las investigaciones, que nos digan qué otras líneas de investigación. No hay competencia, no hay conflicto, no hay involucramiento nuestro, y con más razón queremos que se castigue, que se vaya hasta las últimas consecuencias. Justo en ese sentido, lo que se ha presentado como parte de los resultados de las investigaciones ha dejado de manera continua insatisfechos a los padres de los 43 estudiantes desaparecidos.



¿Cómo se corrige este tema? ¿Se corrige escuchándolos?



—A todos los planteamientos hechos o requeridos a la Procuraduría se les ha dado respuesta, ya habrá oportunidad de que la propia PGR explique cuántos requerimientos, planteamientos, peticiones y cómo se les ha dado respuesta.



¿Para qué? Para que no quede una sola línea, dicho incluso por los propios padres de familia o por los expertos, que no se haya investigado, seguido. Todo se les puso a su disposición, y hemos venido dándole seguimiento a todo lo que nos han venido planteando.



Entonces, por eso les digo que no hay dos carriles, es uno solo, no sólo investigación, ellos vinieron a abonar, ellos vinieron a participar junto con el gobierno de la República, con la PGR, y lo que esperamos entonces es el resultado de este trabajo que ellos llevan ya haciendo por más de un año.



En las últimas horas surge un elemento de nuevo desencuentro, sobre la colaboración del GIEI: si debe seguir colaborando o dar por terminadas sus tareas, como lo está planteando el gobierno. Ellos insisten en que podrían continuar.



—Han sido tres tiempos: el primero, en el que el gobierno de la República los invita, habla con la Comisión Interamericana y se dispone de cinco miembros, que vienen de diferentes países a coadyuvar con la PGR. Terminan su primer periodo y, en sus conclusiones, dentro de las varias que hicieron, nos dicen: “Hay que hacer otro peritaje”. Ya se hizo. Hay que seguir estas líneas de investigación, todas se han seguido. Estamos ahora en este tercer momento, en el que después de dos periodos, creemos que ha sido tiempo suficiente para que nos puedan entregar sus planteamientos.



Ellos incluso, en un primer diálogo con el subsecretario [de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación] Roberto Campa, en el segundo momento, decían que con cuatro meses era suficiente. Se decidió que fueran seis meses, y creemos que para la investigación más profunda, histórica, en la cantidad de personas que han participado, pues creo que ya es suficiente como para lograr una conclusión, que no cerrar el caso, una conclusión que saque o que nos diga la verdad de lo que ahí pasó.



¿La postura del Gobierno federal es: ya no más ampliación para la operación GIEI en México?



—Creemos que fue suficiente el tiempo que estuvieron aquí; les hemos dado todo el apoyo, todo el respaldo. Creemos que la institución, la PGR en lo que falte, lo va a poder seguir haciendo.



Los papás, aquí hay preocupación sobre qué va a pasar con los papás, seguirán siendo atendidos.



No queremos, con la salida de los expertos, dar un carpetazo o cerrar el tema. Es seguir, pero ya con los instrumentos que ellos aportaron y por supuesto con lo que siga haciendo la gran institución que es la PGR.



Estamos trabajando con personal que lleva 20, 30, 40 años, con científicos, con agentes del Ministerio Público que tienen una gran experiencia, con ellos, los propios expertos han venido trabajando.



Entonces, por eso creemos que ya es suficiente el tiempo, el término vence este mes.



Secretario, ¿cree usted que existe la posibilidad de conocer algún día con certeza o con cierto nivel de credibilidad qué pasó en el basurero de Cocula?



—Estoy convencido de ello. Ha habido declaraciones de los que ahí participaron, todas tomadas en diferentes momentos, en presencia, muchas de éstas, de representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, incluso de los expertos que vinieron, que nos deben llevar a poder estar muy cerca de lo que pudo haber pasado el 26 y 27 de septiembre [de 2014].



Es una institución seria, nosotros no tenemos ningún interés de manipular la verdad, ni de que se conozca algo ajeno a lo que ahí sucedió. Por eso hemos venido deteniendo a más y más integrantes de estos grupos delictivos que ahí están en presencia, prácticamente a todos, ha habido no solamente la detención de policías, de funcionarios, sino de integrantes importantes, y que han venido declarando prácticamente lo mismo.



Esperaré a que sea la PGR la que pueda informar al final, en las conclusiones, hasta ese momento, qué se tiene respecto a las investigaciones y a las declaraciones que nos acercan a la verdad.



Nos despertamos hoy con un video muy duro, muy doloroso sobre violación a los derechos humanos. Un video en el que aparecen dos militares y un miembro de la Policía Federal torturando a una mujer.



—Lamentable, sí, tiene meses, que hoy se conoce que esto sucedió; también ha habido una respuesta del Ejército, de la propia Procuraduría General de la República. Son hechos inadmisibles.



Lamento lo que ahí sucede, que miembros de dos instituciones empañen el esfuerzo de toda una institución. Por eso no debemos de permitirlo, por eso hay que castigar, hay que llevar a una investigación y que se castigue a estas personas que ahí están siendo responsables, como lo hemos hecho en todos los casos que se nos ha señalado. En todos los hechos que nos han recomendado, ya sea la Comisión Nacional de los Derechos Humanos o cualquier organismo internacional. No hemos cerrado la puerta, ni hemos cerrado los ojos a lo que sucede de cualquier tipo de señalamiento, todos los estamos investigando y castigando también.



Los organismos e instituciones dedicados a documentar casos de tortura reclaman recurrentemente que es muy difícil justo esa documentación, porque, como en este caso, el registro que se tiene respecto a los militares es de que se les acusa de desobediencia, ¿ésta no es una manera de ocultar los hechos que vemos de manera clara dan cuenta de tortura?



—Tendremos que revisar exactamente cuáles son los elementos que ocupó el Ejército, pero no olvidemos que hay otra institución, que ahora la ley así lo obliga, tiene que llevar también el seguimiento, el proceso, llevarlo ante un juez que determine, un juez civil, el castigo al que se hacen acreedores por sus acciones estos elementos. Para eso se hizo esta transformación legal, y hoy, además del proceso militar que se sigue, también desde el punto de vista civil habrá todo un proceso del cual estaremos al pendiente, por supuesto.



Permítame ahora tocar el tema de las elecciones 2016, que están ya a unos meses. ¿Cuál es el escenario para el desarrollo de la próxima contienda?



—Me he reunido con el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, para nuevamente refrendarle todo el apoyo, todo el respaldo del gobierno de la República. Por supuesto que atenderemos cada uno de los estados que están en proceso electoral, que son 14; 12 para renovación de gobernadores, los locales en Baja California, y por supuesto el Constituyente de la Ciudad de México.



Estamos trabajando desde lo que nos toca, en la gobernabilidad, en la tranquilidad, para que se puedan desarrollar los procesos.



En la elección de 2015 sentamos bases muy importantes para impedir que cualquier amenaza o circunstancia adversa pudiera evitar la participación de la ciudadanía en un proceso electoral. Así sucederá este 2016.



Habremos, como ya se los dije a los gobernadores, en una reunión que tuve con ellos, que estamos para colaborar, para coordinarnos con ellos. Que más allá de que sea en el ámbito local la elección, nos interesa que salgan bien, y entonces, como en otros temas, daremos todo el respaldo para que podamos lograr que el proceso se desarrolle de la mejor manera.



¿Hay focos rojos en algunas de estas entidades? Recientemente Lorenzo Córdova, el titular del INE, habló de preocupación en al menos cinco estados, entre ellos mencionó a Veracruz y Tamaulipas.



—Sí. Incluso lo platiqué con él, será él quien tendrá que aclarar al respecto. Por supuesto tenemos que poner atención en todos los estados, por supuesto que algunos tienen que merecer más atención que otros. Él habló de preocupación, pero no solamente lo hablaba desde el punto de vista de seguridad, son otro tipo de factores que él observa desde el INE. Nosotros también lo estamos haciendo, pero estamos revisando todos los estados, creo que va a estar bien el desarrollo del proceso electoral. Estamos otorgando seguridad a quienes así lo solicitan de los partidos políticos, cuidando que el desarrollo de las campañas se dé de la mejor manera, que el crimen organizado no pueda ser factor.



¿No hay focos rojos?



—No hay hoy focalizado un tema en lo particular, estamos atendiendo todos por igual.



Hablando de Veracruz, ¿existe ingobernabilidad en el estado?



—Ha habido hechos complejos, difíciles, que también hemos venido ayudando y respaldando al gobernador [Javier Duarte]. Hemos tenido comunicación con él, es un estado muy grande, en el que ha habido participación de algunos miembros de la policía estatal que entiendo también se están castigando, de la municipal, en el caso de Papantla, también de la desaparición de los jóvenes.



Nosotros, desde la Subsecretaría de Derechos Humanos, con la Gendarmería, con la Policía Federal, hemos venido dando todo el respaldo para regresar a la tranquilidad y el desarrollo del proceso se dé de la mejor manera.



¿Qué valoración hace del gobierno de Javier Duarte?



—Es un estado complejo, difícil, es un estado que tiene regiones diferentes entre sí, creo que merecen siempre la atención del gobernador. Creo que hay que esperar a que termine un mandato para poder hacer alguna valoración, es muy complejo con las cosas que han venido sucediendo poder emitir un juicio hasta no saber qué determinan las instancias legales en cada uno de ellos. Ahí será cuando se sabrá si se hicieron bien los procesos, si se actuó correctamente. Más que emitir un juicio, que no me corresponde, lo que tengo que decir es que lo que sí me toca es observar, ayudar y apoyar para que las cosas se hagan bien en el estado.



En el tema de seguridad, ¿se volvió a la calma con "El Chapo" recapturado?



—No. Siempre lo dije y lo recordarás, siempre dije que la seguridad no necesariamente pasaba sólo por un personaje. Lo que hemos hecho, además de detener a 99 de los más buscados, de los que nadie había podido detener, los que se señalaban por cinco, 10, 15 o 20 años, aquí y en el mundo, esos los hemos detenido nosotros. Pero además hemos desarticulado a estos cárteles, esas organizaciones delictivas, afectado su logística y manejo económico y financiero. Porque detener a un solo personaje no nos lleva a resolver el tema de seguridad, tenemos que ir más a fondo, y hoy lo pueden observar en regiones completas. Haciendo un recuento de estos lugares a partir de lo que ustedes mismos, los medios de comunicación, señalaban hasta hace poco tiempo, cómo poco a poco hemos logrado avanzar.



Como La Laguna, que ese era el tema más importante cuando llegamos a este gobierno. La Laguna era el foco de atención de todos. Hemos logrado poner de acuerdo a dos estados y trabajando en un asunto metropolitano, entre entidades, para atender el tema de seguridad, y se han reducido los homicidios dolosos, secuestros, extorsiones en dos estados de una manera muy significativa, me refiero a La Laguna, Durango y Coahuila. Nuevo León y Chihuahua.



Entonces, estamos yendo no solamente a la detención de los líderes. Estamos afectando a estos grupos, para que dejen de actuar, para que no brinquen del trasiego de droga a extorsiones o a secuestros, detenerlos y evitar que el resto de los integrantes hagan alguna acción en contra de la población.



Se ve inminente la extradición de “El Chapo” a EU, y hay quienes consideran que de concederse mostraría a un gobierno federal débil, que implícitamente se reconocería la incapacidad del Estado mexicano para mantener preso a este tipo de capos, sin temor a una nueva fuga.



—Se ha dicho de todo en el tema de “El Chapo”, de Joaquín Guzmán. Primero se dijo mucho que no se iba a poder lograr su captura, su recaptura, y el Estado mexicano demostró que puede con éste y con otros desafíos. Se dijo después que si se detenía no iba a regresar al mismo penal. Está en el mismo penal. Hemos tomado las previsiones suficientes para que ni él, ni otros, se puedan evadir de este lugar. Y hoy, el otro tema, primero su detención, después que si al mismo penal, y ahora que si la entrega o no. Él lleva un proceso de por lo menos 12 años, desde su primera captura, de petición de extradición de parte de Estados Unidos. Y como él, que se han dado en este gobierno creo que más de 60 extradiciones de incluso delincuentes importantes, en la cooperación que tenemos con EU y ellos con nosotros, no tenemos ningún inconveniente, a partir de que ya tenemos la información que nosotros requeríamos de él, y que EU también lo requiere para lo que refiere a su seguridad allá, no es un tema de si podemos o no mantenerlo.



Hoy creo que está comprobado que difícilmente podrá evadir o fugarse nuevamente de este penal. Se han revisado los protocolos, se ha hecho la inversión mínima para evitar que él u otros puedan salir.



Tras los días aciagos por la fuga de El Chapo, ¿la recaptura del narco lo metió de nuevo en la ruta de 2018, secretario?



—De verdad que lo que nos lastimó Joaquín Guzmán con su fuga fue muy importante para México, en el entorno internacional y también con los mexicanos. Más allá de buscar que con su nueva captura pudiera ser una circunstancia favorable, personal, yo les digo que es un compromiso con el país. No podíamos permitir fallar en este desafío. Que quedara impune. Teníamos que lograr su detención, de él y de otros más. Entonces, yo no lo veo como un tema que me abra puertas a futuro. Lo veo como un acto que debí cumplir, en el que participaron todas las instituciones, en el que siguen haciéndolo con otros.



Hay, y lo he dicho, quienes sólo están dedicados obsesivamente a la búsqueda de la Presidencia de la República, de una candidatura. Hay quienes por muchos años ni siquiera han demostrado que pueden, quiero volverlo a decir, que han trabajado en algo para poder tener un sostenimiento personal. Hay quienes se la han pasado denostando, mintiendo sin ningún elemento, solamente a través de un spot, a través de los medios de comunicación, sin poder respaldar sus dichos, tratando de sorprender a la ciudadanía. Creo que la población está atenta a ello, y creo que merece y quiere que quienes tenemos una responsabilidad nos pongamos a entregar cuentas, a trabajar, a entregarle resultados.



Hay otros que sólo tienen obsesivamente la ruta de la candidatura a la Presidencia, creo que la gente valorará en su momento quiénes sí entregan cuentas y quiénes solamente durante muchos años han estado trabajando para alcanzar, además tal vez sin ningún programa o proyecto de nación, más que actuando con mentiras, en el engaño, en la búsqueda de la Presidencia de la República. Nosotros, personalmente...



¿En ese quiénes, podríamos poner algunos nombres?



—No. Bueno, es muy claro quién ocupa hoy lo que permite la ley, nadie puede, que en lugar de estar los candidatos participando, sólo aprovecha estos tiempos para hablar, enfrentar, denostar, acusar a todos, a propios y ajenos, con una gran irresponsabilidad, sin ningún sustento, pegándole a las instituciones, cuando no le son favorables las decisiones, acusa, señala irresponsablemente. Instituciones de las cuales ellos mismos han sido parte de su creación, en toda esta vida democrática que vivimos en los últimos años. No es así como se gana la voluntad, ni se gana responsablemente la posibilidad de gobernar este gran país. Creo que a veces debemos llamar a la cordura y pedir que actuemos con mayor responsabilidad.



No es lastimando a las instituciones, más allá de las personas, más allá de su servidor o cualquier otro funcionario, es actuar con responsabilidad para lo que nos ha costado mucho trabajo construir. Si a una institución que nos lastima en una decisión la acusamos de traidora, entonces lo más fácil es decirle a esa persona que no sabe cumplir la ley, que no respeta las instituciones y que con mentiras quiere alcanzar su obsesión hacia la Presidencia de la República.



En ese exceso de promoción, el periódico ha documentado que existe un personaje que ha sido puntualmente señalado. ¿Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo, cumple esas características…?



—Por ejemplo.



También estaría el líder del PAN, Ricardo Anaya. Nosotros recientemente documentamos que no sólo duplica, sino triplica la presencia en spots. Entiendo son esos los perfiles.



—La reforma constitucional que se dio en materia electoral, se dio para tener mayor número de spots, pero lo único que señalo es que es para los candidatos, para los que se asumen candidatos a diputados federales, presidentes municipales, diputados locales, regidores, síndicos, gobernadores. Y en 2015 lo que vivimos solamente es promoción personal. Cómo alentar a la mayor participación si sólo se ocupan estas ventajas positivas que da la ley electoral para la promoción personal. Quien se dice en desventaja, quien se dice agredido y quien se dice que todo es un plan para ir contra él, lo único que le diría es que hay que enseñarnos a respetar la ley. ¿Con qué calidad moral se puede querer o llegar a una posición, si el ejemplo que se pone es siempre el de violar la ley, siempre lastimar a las instituciones, con qué calidad moral?



Lo cierto, secretario, es que las encuestas lo colocan como puntero entre los presidenciables de su partido. ¿No es momento ya de decir de manera abierta: “Yo sí quiero”?



—No. No es momento. Lo digo categórica y rotundamente: no es momento.



Todavía hay muchas acciones y es mucho el trabajo que tenemos por delante. Estamos pasando la mitad de la administración y hay muchas cosas y acciones que el presidente Enrique Peña Nieto nos ha encargado. El Presidente nos pide cuentas cotidianamente y en eso estamos, por lo menos, dejo claro, los que estamos en el gobierno, comprometidos. No voy a desviar mi atención, porque entonces desviaría los resultados que queremos darle a la población. Cuando uno ocupa un cargo y desvía su atención por la búsqueda de otro objetivo, entonces deja o incumple con su responsabilidad. Yo no voy a caer en ese juego.



¿Guardar mesura, como lo muestra, no pone en desventaja a su partido, el PRI, siendo que en las otras fuerzas políticas ya se ven nombres muy definidos y trabajando con la mira puesta en el 2018?



—Ellos están en su posibilidad y creo que hacen bien. Pero mi partido hoy está en el gobierno, entonces le toca la responsabilidad de trabajar de la mejor manera y entregar los resultados que permitan que el país vaya mejorando, con buen rumbo.



Creo que no es desventaja, porque si se cumple y si se cumple bien, un buen resultado te pone en ruta.



Siempre hacer un buen gobierno a cualquier partido político ayuda en las elecciones, sin necesidad siquiera de mencionar al que está en el gobierno en turno.



Con las encuestas y esos porcentajes en la mesa que lo favorecen, ¿cómo es la relación actualmente con los otros presidenciables priístas?



—El presidente siempre llama a la unidad y a la cohesión. Lo pueden ver ustedes en el Gabinete de Seguridad, creo que históricamente nunca se había visto a un gabinete caminando juntos, desde el inicio de la administración y vamos hacia el cuarto año, con un solo objetivo: devolver la tranquilidad, esa estabilidad que se requiere para el desarrollo del país, y lo vamos a seguir haciendo.



Pueden ver en otros gabinetes en los que también participo, hay la idea de que si no estamos unidos, si no trabajamos cohesionados, si no nos coordinamos, los resultados son menores. Lo que hay que hacer es multiplicar los esfuerzos. Hay muy buena relación, el Presidente siempre llama a ello, y si el Presidente llama a ello, entonces se refleja siempre en su gabinete.



¿Qué piensa de sus posibles adversarios, por ejemplo en el PAN, Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle; en el PRD, Mancera; o Andrés Manuel López Obrador, en Morena?



—Si me pongo a contestar este tipo de preguntas, entonces me meto en la ruta de lo que no quiero, me desvío.



Están haciendo su esfuerzo, ellos están trabajando en lo que han dicho que quieren buscar: la candidatura por la Presidencia de la República, y creo que en este país son bienvenidas todas las voces que se eleven a lograr que la competencia democrática sea cada vez mejor y mayor.



Permítame, aún sobre este tema, ¿cómo ve al PRI para 2018, tiene con qué?



—Me pones en un predicamento en este preciso momento por cuestiones de la veda electoral y creo que es uno de los temas que hoy no puedo contestar. Solamente diría que es un instituto político fuerte, consolidado, que creo que siempre está en la competencia electoral y que seguirá estando. Creo que no puedo moverme un poquito de decir este tipo de cosas hoy en este proceso que estamos a mes y medio de concluir.



Finalmente, el viraje que México se prepara a dar en su visión sobre la lucha contra las drogas, es decir, privilegiar el enfoque de salud, ¿es un reconocimiento de que el enfoque represivo fracasó?



—Los próximos días, el presidente planteará qué es lo que propone, cuál ha sido el resultado de los foros, para eso llamó a foros. Creo que hay que esperar, va a hacer muy importantes anuncios, venidos de las conclusiones de las miles de personas que participaron en estos foros.



Incluso, escuchando las conclusiones que vinieron de los foros del Poder Legislativo. Es escuchando las voces y viendo las necesidades y lo que piensa la gente y lo que quiere la mayoría de las personas, que habrá de hacer su declaración el presidente en los próximos días. En Nueva York, durante la reunión de la UNGASS.



Pero… ¿el enfoque represivo fracasó?



—Creo que es de las consideraciones que va a hacer el presidente. Yo hice varias manifestaciones durante los foros. Nosotros pensamos que criminalizar a los consumidores no es el camino.



Creo que hay que tener mejores capacidades de difusión, de prevención y no ver delincuentes a los consumidores. Entonces, sí es un punto de los importantes que va a tocar el presidente.



¿Es un intento mayor por frenar la sangría que durante los últimos años ha sufrido el país?



—Sí, es una parte importante. Hay personas que siendo consumidores hoy están fuera de sus hogares, llevan varios años, y entonces esto también habla de desintegración. Por eso quisiéramos nosotros, en esta propuesta, pensar en ellos, pensar, quiero insistir que no son delincuentes, que son consumidores, que pueden ser adictos, y que hay que atenderlos en su salud y hay que orientarlos y hay que evitar la desintegración familiar.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo